El precio del poder

17 de Septiembre , 2021

Lo llama diálogo

Ya sabemos algunas de las cosas que vamos a perder aquellos españoles a los que Dios tuvo a bien menospreciar no haciéndonos catalanes.

Las perderemos a cuenta de mantener la presidencia de Sánchez hasta el límite marcado de la ley, así que no presuma mucho el señor Aragonés, que el mercadeo es de zoco africano.

Las perderemos además teniendo como fondo un escenario indigno recubierto de diálogo, como si para hablar entre el representante del Estado español en Cataluña y el presidente del Gobierno español hubiese que montar una conferencia de Yalta, y no sobrase para ello una conferencia de la Telefónica, como antes, o una de las actuales, de esas en las que te ves y todo.

De momento ya sabemos que perderemos euros, justicia y dignidad. ¿A cambio de qué? Nosotros, de nada. Sánchez tendrá apoyo y tiempo.

Para ese viaje tampoco hacían falta tantas alforjas. Pero sí para venderlo como algo excelso y sublime, como todo lo que hace este hombre.

Por eso, después de escuchar tantas veces la matraca de la mesa del diálogo, un periodista le preguntó ayer de qué habían dialogado, y no sabiendo qué responder, Carrillos Tortuosos pronunció otra más de sus frases históricas: “A veces las imágenes también son importantes”.

Ahí queda el pensamiento. ¿A cuáles se refiere? ¿A la que lo muestra sumiso acudiendo a una autonomía disfrazada de Polonia, como si no fuese tan presidente allí como en Madrid? ¿Al momento en el que dobla el espinazo ante la senyera en ausencia de la española? ¿O a ese impagable fotograma en el que vemos cómo un funcionario retira la española porque va a hablar el representante del Estado en aquellas provincias?

La dignidad que le quedaba está en almoneda.

Eliseo López González, o dentista de Aldosende

16 de Septiembre , 2021

El de Paradela ejerce sin título durante muchos años y reúne a una clientela numerosísima

FUE UNO DE estos personajes que harían las delicias de Cunqueiro y de cualquiera de sus lectores. Eliseo López González (Paradela, 1908), nace poco después que El Progreso en el lugar de Gondar, parroquia de Santiago de Aldosende, de donde toma el nombre con el que se hará famoso como el dentista de Aldosende.

Es obligado decir que las únicas fuentes utilizadas para trazar estas notas biográficas son la entrevista que le realiza Manuel Rodríguez López, el escritor de Paradela, y la Antoloxía da Memoria de Lugo.

Rodríguez López atribuye su ciencia odontológica a Camilo y Juanito, sobrinos de Xoán de Forcados, que se establecen como tales en Madrid y Chantada, y también a los 21 meses de guerra en los que permanece al cargo de la enfermería militar de León, donde se hace con un título de practicante.

Ese bagaje de conocimientos no le libra de que los dentistas lo tengan por un intruso y sean precisamente los de Lugo los que más porfíen en su persecución, mientras que los de Sarria, dice él, lo dejaron tranquilo.

Lunes y jueves atiende en Lugo. Los domingos, en Portomarín y el resto de la semana, en Aldosende, sin contar otras consultas ambulantes en Cabo de Vila y en Loio, ambas en Paradela.

Al igual que hace O Cacharulo, Eliseo convoca a consulta en el piso de una hija suya, con un pequeño taller de costurera. Allí acuden de dos en dos, y seguidamente pasan a otro lugar donde el dentista de Aldosende los examina.

Denunciado por Luis Alfonso Pardo, sus previsibles clientes declaran a los agentes que están allí para hacerse un traje. En ocasiones, sobre todo cuando había feria, se junta una cola de hasta sesenta personas con intención de que las vea.

En Loio es detenido y le confiscan su material de trabajo, aunque él logra sustituirlo por otro prácticamente inservible.

Un viajante de Vigo le suministra alguna medicina contra las hemorragias, aunque él asegura que jamás había tenido problemas. Tanto es así que un dentista de Sarria quiso asociarse con él, pero Eliseo no acepta compartir ganancias con nadie.

“Traballaba en toda clase de bocas, facía empastes, poñía pontes, paladares, esqueléticos, todo”, manifiesta a Manuel Rodríguez. Se considera una buena ayuda para los más desfavorecidos, pues su tarifa es la mitad de la usual.

Está muy satisfecho cuando le dicen que tal o cual médico no había podido solucionarle un problema y él lo afronta con éxito.

En otra ocasión fue denunciado por un vecino: “Lémbrome ben. A finais da década dos cincuenta, os dentistas de Lugo valéronse del e pagáronlle para que me denunciara. Pero eu tiña un comisario amigo e movinme. ¿Sabes como se arranxou? Con cartos”.

También llega a hacer otro tipo de cirugía, como cuando le quita un quiste en la cabeza a un muchacho sin cobrarle nada porque es pobre, o cuando le extrae a otro un trozo de acero que tiene incrustado en una pantorrilla.

En el transcurso de una persecución de O Piloto, le preguntan si lo ha visto en su casa y él dice a la Guardia Civil: “Pola miña casa pasou tanta xente, que non podo afirmar nin negar se o vin nalgunha ocasión”. El alférez le echa una mano: “Eliseo é a mellor persoa do lugar”.

Víctima de una hepatitis crónica, debe dejar las consultas y su mujer, Dolores, se vuelca en cuidarlo. Eso no evita que a su casa sigan llegando personas. Entonces Dolores se encarga de decirles que no, que el dentista de Aldosende ya no tiene consulta.

A sus exequias acude una multitud de toda la comarca sarriana.

Sentados frente al fuego

16 de Septiembre , 2021

Sesión de noche

Sánchez avanza una mesa de diálogo, de negociación o de lo que ustedes quieran, que va a mantenerse durante dos, cuatro o diez años. Por lo tanto no hay que preocuparse. No es que en diez años estemos todos calvos, como ocurre a los cien, pero vete tú a saber si entonces nos hemos puesto rastas.

En realidad estas mesas para hablar de lo imposible deberían durar toda la vida, que es el período que duran nuestras ilusiones. Cuando solo son difíciles, como puede ser acertar una de catorce, ganar en San Remo, o pasar una velada con Ava Gardner _ Paul Newman también vale _, algunos las consiguen, pero si pertenecen a la categoría que el torero Rafael Guerra definió con la magistral fórmula de “lo que no pué ser, no pué ser, y además es imposible”, se debe recurrir a los diálogos dilatados, como esas sobremesas de vagar filosófico, cuando los pocillos del café chocan con el primer plato de la cena.

Y mejor que hablar, platicar, que viene de practicar y sirve para estar entrenado en estas lides de la vida.

Ahora bien, no me tomen por agorero, pero en ese tiempo que el presidente abre por delante con tanta largueza, usted y yo sabemos que vamos a ver más de un contenedor ardiendo, porque desquiciados como la exvicerrectora de Calidad y Política Lingüística de la Universidad Politécnica de Cataluña, Núria Pla, que animaba al uso del argumento piroplástico, todavía quedan muchos, y por lo que se ve, en puestos de responsabilidad gracias a la existencia de formaciones incendiarias que reciben votos de partidarios de las lenguas de fuego, y no las del Espíritu Santo, precisamente.

Una duda final. La tal Núria Pla que anima a la pira urbana y a colapsar aeropuertos, ¿lo paga ella de su bolsillo, o pretende que lo hagamos los contribuyentes, como siempre?

López Castiñeira, asesinado en el quinto aniversario de Franco

15 de Septiembre , 2021

El guardia civil de Begonte recibe un disparo en la cabeza en A Coruña el 20 de noviembre de 1980

SE CUMPLÍA EL quinto aniversario de la muerte de Franco y los Grapo deciden añadir una muerte más a la fecha. El elegido es un guardia civil de 53 años, Ricardo López Castiñeira (Begonte, 1927), con domicilio desde hace 19 años en la calle Entrepeñas de A Coruña. ¿Motivo? Ninguno, aparte de pertenecer al cuerpo. Se supone que una vez localizado, lo espían y siguen sus pasos los días anteriores a la hazaña.

Ricardo había nacido en Gaibor. El hogar paterno es conocido en la parroquia como la Casa do Carroulo y de los cuatro hermanos que son, allí solo vive una, Pilar y su marido Ángel Piñeiro Anido, cuando el 20N de 1980 les comunican el asesinato de Ricardo.

Al cumplir los 18 años se presenta voluntario para hacer el servicio militar en Infantería de A Coruña. Le gusta el cuartel y la disciplina militar, por lo que tres meses antes de finalizar el tiempo de servicio decide ingresar en la Guardia Civil, en cuyo cuerpo va a enlazar cuatro destinos, siempre dentro de Galicia.

O Barqueiro, donde conoce a su mujer, Josefa; Somozas, donde nace su única hija, Milagros; Tui y finalmente A Coruña.

Cuando muere ya era abuelo de una hija de tres años de Milagros y sus planes para una jubilación lejana, pero cada vez menos, pasan por construirse una casa en los terrenos familiares de Gaibor.

Todo se viene al traste aquella mañana del 20 de noviembre, cuando a las 8 horas y veinte minutos sale de su casa y se dirige a la oficina central de Correos, donde en ese momento presta sus servicios de vigilancia. Apenas unos metros más allá, en la confluencia de la calle Cuba, dos jóvenes de vaqueros y anorak azules, se ponen a su altura y uno de ellos le hace un tiro que le entra en la cabeza por el parietal izquierdo y sale por la región occipital, causándole heridas que van a ser mortales. Era munición del nueve largo, marca Geco, propia de las bandas mafiosas del Este europeo.

Desde el primer momento se sospecha de los Grapo como autores del atentado. Un taxista observa el cuerpo de Ricardo tendido en la calle y da aviso de lo ocurrido al 091. El agente de Begonte va a sobrevivir dos horas tras el disparo.

Al menos veintitrés personas son detenidas en Galicia como consecuencia del atentado y en los siguientes días se organiza una manifestación de repulsa por la paz y la convivencia.

Tiempo después se señala a Laureano Ortega como autor material de la muerte de Ricardo, así como de la colocación de un explosivo en el Banco Urquijo de Gijon y del robo a mano armada en otro banco.

Ortega es detenido en enero de 1981 en Madrid y condenado a tres años de prisión por colaboración con banda armada. A partir de 1984 queda en libertad y vuelve a ser detenido en varias ocasiones, lo que no impide que el 27 de mayo de 1988 lleve a cabo el atentado contra el empresario coruñés Claudio San Martín como integrante del comando Josefa Jiménez, en compañía de María Jesús Romero y de Encarnación León Lara.

Claudio San Martín se había negado a pagar el impuesto revolucionario que le exigía la banda.

Detenido en Santander y encarcelado una vez más el año 1992 en Puerto III en El Puerto de Santa María (Cádiz), permanece allí más tiempo que el marcado por su condena tras aplicarle la doctrina Parot para alargar su estancia en prisión, que abandonará definitivamente en 2013.

La Fiscalía había solicitado su excarcelación en base a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que anuló la aplicación de la doctrina Parot.

Amanece que no es poco

15 de Septiembre , 2021

Y tanto

La actualidad está repleta de convocatorias contingentes, como en Amanece… Por ejemplo, la mesa de diálogo sobre Cataluña, el Congreso del PP, el estreno de MasterChef Celebrity y mogollón de botellones. Se ve que cogemos al toro por los cuernos.

No contentos con dejarse someter hasta los límites del ridículo y más allá, el Gobierno ha tragado el pildorazo de la mesa bajo el principio general de que dialogar es muy bueno.

Pues mire, depende; porque si usted se sienta a dialogar con quien pretende robarle varias habitaciones de su casa, ya está perdido, pues admite que algo siempre le puede robar.

Los barones socialistas así lo han entendido y han encendido las balizas de emergencia ante las previsibles concesiones que se produzcan. Y si los barones están alarmados, imagínense cómo debemos estar todos los demás.

Si repasamos la lista de convocados a la mesa por parte de los que supuestamente son constitucionalistas, es como para echarse a temblar. Y aún se dice que Sánchez es el presidente de todos los españoles.

Lo del PP es otro chocholío que desconcierta a propios y extraños. Si se cruzan navajazos entre ellos ahora que puede hacerse fuertes porque soplan vientos favorables, con dos candidatos bien respaldados y de creciente prestigio en el ayuntamiento y la comunidad de Madrid, ¿cómo son capaces de ponerlo en peligro por un cólico interno? ¿Tan inseguro se siente Pablo Casado?

El estreno de MasterChef creo que fue bien, aunque a mucha gente le preocupó que Bustamente se echase a llorar. A casi tanta como la que cierra los ojos para ponerse ciego, artículo único de la Declaración de los Derechos del Hombre, versión 2.XXI, también llamada la Declaración del Botellón, que ya anunció Noé con su cogorza a pie de arca.

Santiago Basanta, contra el fraude y el contrabando

14 de Septiembre , 2021

El villalbés fue el hombre de confianza del ministro de Hacienda Gómez de Llano

ERA HIJO DEL farmacéutico Andrés Basanta Olano y de Concepción Silva Posada, dos familias de amplia representación en Vilalba y Mondoñedo. El padre de Santiago Basanta Silva (Vilalba, 1899), alcanza el título de “alcalde casi perpetuo” de la capital de la Terra Cha, pues ocupa el cargo durante seis lustros a las órdenes políticas del conservador conde de Pallares, hasta que en 1921 un ictus acaba con su vida.

Santiago debe su nombre a un hermano de su padre, el notario y también alcalde villalbés que afianza mucho más el vínculo con el conde de Pallares, pues se casa con una hija, María de las Ermitas Vázquez de Parga y de la Riva. Este Santiago predecesor muere el año antes de nacer su sobrino, por lo que su nombre está cantado.

El chaval es un excelente estudiante, aunque en su bachillerato lucense recibe un premio en Geometría y no da pistas de que lo suyo va a ser la Hacienda y el Derecho, cuya carrera acaba el año 1918 en Madrid con sobresaliente.

Cuando muere su padre, ingresa en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número dos de su promoción y en 1951 es nombrado subsecretario de Hacienda por Francisco Gómez de Llano, a quien había sustituido como subdirector general de lo Contencioso diez años antes.

El nombramiento no pasa desapercibido para los lucenses de Madrid, que le rinden homenaje con presencia de Gumersindo Pardo Reguera, Darío Barrio Basadre, Álvaro Gil Varela, Jesús de Cora y Lira, Gerardo Pardo de Vera, Juan de Ron Pardo, Ramón Canosa, Venancio Senra Varela y otros.

La lucha contra el fraude fiscal y el contrabando les permite obtener un presupuesto con superávit, pero no todo el régimen está por la labor y en 1957 dejan Hacienda, tanto el ministro Gómez de Llano como Basanta.

En estos años, el 16 de junio de 1954, acude a Lugo para inaugurar el flamante edificio de la Delegación de Hacienda, modernizado y acondicionado a tal fin por la friolera de seis millones trescientas mil pesetas. En ese momento es delegado en Lugo Carlos Duplá Zabalza.

Más adelante será asesor jurífico del Ministerio de Vivienda y del Banco de Crédito Local, gobernador civil de Barcelona, director del Banco de Bilbao, presidente de la Asociación Española de Derecho Financiero y académico / bibliotecario de la de Jurisprudencia y Legislación, entre otros cargos.

También preside FEFASA, Fabricación Española de Fibras Artificiales S.A., recibe la Gran Cruz del mérito civil, de la Orden de Cisneros y de la de Isabel al Católica. Es nombrado presidente de mérito del Centro Gallego de Madrid e hijo predilecto de Lugo y Vilalba, donde se le dedica la antigua calle de la Chouzana, siendo alcalde Filiberto Álvarez Marín.

La propuesta para tal homenaje había partido diez años antes del alcalde Daniel González Rodríguez y fue ratificada posteriormente, pero Basanta intenta dilatar el homenaje lo máximo posible bajo el argumento de no haber hecho nada para merecerlo. En el momento de ofrecerle la calle, expresa su alegría por estar cerca de la alameda dedicada a su padre, “el alcalde casi perpetuo”.

En presencia de Pepe Benito Pardo apadrina a su hermano Víctor Basanta Silva, secretario del Ayuntamiento de Vilalba, cuando este se casa con Aurora Varela Basabrú, lo que extiende las relaciones familiares de los Basanta con otras dos numerosas ramas de lucenses

Basanta y su familia veranean en As Covas de Pallares, dentro del ayuntamiento de Barreiros. Fallece en diciembre de 1974.

Miseria y nobleza

14 de Septiembre , 2021

Pobreza sobrevenida

Si su objetivo es prosperar, olvídese de él. Al menos mientras pinche y corte la pandilla basura. Tampoco lo disimulan. Todos iguales, proclaman. Eso sí, callan añadir “iguales de mal”.

Viene escrito en los principios fundacionales del movimiento desarrapado y en el ADN de quienes prometen miseria a manos llenas y que lo cumplen con creces.

Miseria generalizada, pero guardándose sus espaldas para poder mantener la destrucción hasta que ya no quede nadie que les pague la ideología.

La pandemia les ha venido de perlas y como una cosa trae la otra, de repente se las ingenian para que el precio de la luz se convierta en la jeringuilla succionadora de todas las sangres.

Jamás de los jamases habíamos asistido a un comportamiento de la tarifa energética como el de estos últimos meses y por mucho que nos la expliquen, todo es inútil si no le añadimos el elemento voluntario. Sube porque quieren que suba. Es un método eficacísimo de sembrar ruina, como lo son el despilfarro, las políticas buenistas y repartir dinero a manos llenas para que nadie quiera ni salir de casa a recoger uvas.

Lo es también poner al frente de un ministerio a una persona sin la más mínima preparación científica a perorar sobre géneros y subgéneros, a esparcir subvenciones para averiguar el sexo del huevo de gallina y el peligro inmenso del color rosa.

Cierto, los colores de la miseria son el negro de la peste y el amarillo de la fiebre.

¿Ataque de pesimismo? No, qué va. Pesimismo sería saber todo lo que se cuece. Esto solo es lo que se ve de lejos. Cómo será la cosa que ni son capaces de cesar a Marlaska.

Cuando tengan un rato les digo cuántos ceros arrastra la deuda pública española y cuántos se le esperan pronto. Eso sí que es pesimismo.

Maruja González, la voz femenina de Ernesto Lecuona

13 de Septiembre , 2021

La soprano, primera figura de la lírica cubana y admirada por Negrete, actúa en su Chantada natal

EN AMÉRICA DICEN QUE María de los Remedios González Linares nace en Mérida, Yucatán (México, 1904), pero en España ella misma, cuando ya usa el nombre artístico de Maruja González (Chantada, 1904), lo contradice. Nos sumamos a lo que la mujer mantiene.

Lo que sí es cierto es que en aquel arranque del siglo XX sus padres realizan varios desplazamientos entre España, México y Cuba, a donde llega la niña con cuatro años, aunque volverá a Galicia para vivir otros dos años aquí, suponemos que en Chantada. Cuando tiene siete se establece con tiempo por delante en la isla donde llega a ser una de las figuras de la lírica cubana.

De niña es bailarina en sociedades españolas, pero la escucha Alberto Soler Baró y se ofrece a ser su profesor, como también lo serán Zon, Farelli, González y Ojeda.

El empresario Roberto Rodríguez la presenta al mítico Ernesto Lecuona, el Gershwin de Cuba, y este hace que debute profesionalmente como protagonista en el estreno de su zarzuela La Flor del Sitio (15-V-1929).

A partir de ese momento se hace imprescindible en la escena habanera. Por ejemplo, estrena La virgen morena, con la se presentará en el Fuencarral de Madrid. Se convierte así en la soprano cubana por excelencia.

Entre ella y Lecuona se establece un dúo de éxito, como con José Mojica. Canto indio, El faisán, Orgullo, María de la O… son popularizadas por su voz. Otro dúo, en este caso artístico y de vida lo establece con el barítono asturiano Augusto Ordóñez, con triunfos señalados en La del Soto del Parral, La parranda y Los gavilanes.

En 1931 actúa en Colombia, Venezuela, Puerto Rico y R. Dominicana. Un año después, Lecuona la llama para un espectáculo en el Fígaro de Madrid. Finalmente no participa, pero estrena La virgen morena, de Eliseo Grenet.

En España permanece unos cuantos años, con participaciones tan curiosas como en la zarzuela Riego, el militar del famoso himno liberal y republicano. Ojo, estamos en los meses iniciales de la II.

El Progreso avisa de su presencia en España y de sus deseos de actuar en Lugo y muy especialmente, en Chantada. En Lugo lo hará los días 18, 19 y 20 de septiembre de 1933 con Luisa Fernanda, Katiuska y el Cantar del arriero.

La de Chantada se va a demorar algo más, hasta el 6 de agosto de 1954, con el Cine Capitol lleno hasta la bandera a beneficio de las Fiestas del Carmen. La acompaña al piano Sara Montes de Martínez y canta romanzas de La del manojo de rosas, Los Claveles y Bohemios. El cronista resume el acto en una palabra: admirable. Adolfo Torrado había dicho de ella: “Maruja González es / la tiple que en su garganta / mil pájaros prisioneros / al aire sus trinos lanza”.

En Madrid también se deshacen en elogios. El famoso entrevistador Del Arco le dibuja una caricatura que figura en su cromo, al igual que otros ilustradores del espectáculo.

De regreso a Cuba sigue su vinculación con Lecuona en la opereta Sor Inés. Luego hace La viuda alegre, que se tiene por su obra cumbre y en 1944 Jorge Negrete le pide cantarla juntos en el teatro Nacional.

Nueva gala con Lecuona en 1952 para celebrar sus Bodas de Oro y más tarde abre su período de colaboraciones en la televisión cubana, donde es artista principal hasta 1958, porque con los barbudos se exila a Puerto Rico.

Hace Luisa Fernanda en el Tapia de San Juan y en el Carnegie Hall, que son sus ultimas actuaciones. Graba La viuda alegre, Luisa Fernanda y Melodías de Cuba con el sello Víctor y hoy se pueden escuchar en YouTube.

Muere en Miami el año 1999.

Ridicule

13 de Septiembre , 2021

En cada época, el suyo

Los columnistas solemos repetir como papagayos que la frase “en política se puede hacer de todo menos el ridículo” es una genialidad de Josep Tarradellas, pronunciada en algún momento tras su regreso a España.

Y sí, en efecto es lo primero que te sale si la buscas en Google, como recomienda el ministro Castells a manera de método para encontrarte con el conocimiento. Pero ese inmenso lugar repleto de magapíxeles, además de contener mucha información también es un eficacísimo multiplicador de errores y si el señor ministro pretende blanquearlos y darlos por buenos, nos está condenando a la miseria intelectual. Adiós Universidad, adiós ciencia y adiós regatos pequenos.

A modo de ejemplo diremos que el periodista y escritor cordobés Juan de Dios Mora, autor de novelas como Los templarios o Pelayo, ya utiliza esa frase en uno de sus artículos más de un siglo antes de que Tarradellas tuviese oportunidad de hacerlo, y con ello tampoco certificamos que sea original del hombre, porque para asegurarlo habría que excavar a mayor profundidad.

Todo esto viene a cuento, no solo de las pretensiones de Castells, sino de la abundancia de ridículos vividos en los últimos tiempos, hasta el punto de que hemos tropezado varias veces con la mentada frase, y siempre arrastrando el mismo error sobre su autoría.

Servía para comentar el ridículo del independentismo peleándose unos contra otros, el que se vivió con la ampliación del Prat, el relacionado con la denuncia falsa de Malasaña, el obispo de Solsona, el la media luna indultada en Valencia, el de copiar en exámenes según Castells, el del precio de la luz con este gobierno tan social; los de tantos y tantos que se suceden a diario sin solución de continuidad que muchos acuden a Tarradellas para contarlos, pero se olvidan de Dios.

Managua

12 de Septiembre , 2021

Caín Ortega y Abel Ramírez

Conocí a Sergio Ramírez en Managua. Bueno, apenas unos minutos, los suficientes para que Maribel Outeriño y yo lo entrevistásemos después de depositar su voto en las urnas el 25 de febrero de 1990, cuando él y otros muchos dejaron de ser sandinistas.

Sí, porque los ingenuos, Sergio también, creen entonces que aquello puede ser una solución contra las dictaduras, sin atisbar que en realidad es el nacimiento de otra, mayor que las anteriores.

Sergio y Daniel Ortega son las dos caras de aquel simpático movimiento. Ortega radicaliza a Sergio y este le presta a aquel una pátina de intelectualidad. Bastaría para saber que la unión no irá a buen puerto, máxime después de ver cómo el voto es de Violeta Chamorro y cómo Daniel convierte el Frente Sandinista en la S.L. de su matrimonio con Rosario Murillo.

Ahora, 31 años después del batacazo, con el sandinismo sumergido en la peor de las consideraciones políticas, por debajo del chavismo y del castrismo, fiel al destructivo Foro de Sao Paulo, Daniel ha emitido orden de busca y captura contra Sergio, orden para allanar su casa llena de libros y orden para quemar la novela que los denuncia como los nuevos sátrapas del Caribe, Tongolele no sabía bailar.

Triste y lamentable, ya que la bestia de aquella hidra dual pretende cercenar su cabeza porque la critica. Pero tanto o más penoso es comprobar cómo en España, que lo premia con el Cervantes, su Gobierno, sus escritores e instituciones, no salen en tromba a defenderlo, y titubean como almas cándidas y majaderas por ver cuál de los dos exsandinistas tiene razón. Si la hiena represora, o el cordero de amplia biblioteca.

En ese punto de indigencia cultural nos tienen y ahora van a por la miseria económica. Pues, nada. Enhorabuena a todos los colaboradores.