Un curita cañón

29 de Mayo , 2024

Primera noticia. En los seminarios se pregunta sobre las tendencias sexuales de los aspirantes a sacerdotes. No sé si se trata de una misión del portero o del refitolero, pero se pregunta.

De otra forma no se explica que el Papa Francisco recomiende rechazar a los homosexuales, “porque ya hay mucho mariconeo”.

Primero, no entiendo cómo se puede realizar la selección para cerrar el paso de aquellos que se tengan por homosexuales sin preguntárselo, y segundo, si todos están abocados al celibato, ¿qué más da si su inclinación carnal es hacia las mujeres o hacia los hombres, teniendo en cuenta que en ningún caso podrían ponerla en práctica?

Otra cosa sería que se levante el celibato y que al Papa sólo le interese tener en su grey parejas mixtas, pero como tal cosa todavía está en el aire, la distinción de Francisco nos ha dejado perplejos, máxime al enterarnos además de que abunda el mariconeo en las casas de estudio. Palabra de Papa.

Si a Pío XII, o a Juan XXIII, les escuchamos el comentario susodicho, nos habría dado un jamacuco parietal de índole sofoquina que dejaría nuestro cuerpo de cúbito prono durante varias horas, pero a la vista está que vivimos la infancia en los años previos al Vaticano II y no estábamos preparados para oír la infalibilidad papal aplicada a los gustos sexuales.

Y no se crean que los curas de aquellos años eran unos remilgados. El chiste de las pruebas del vino, la chica y el oso para ser alcalde se lo oí por primera vez a un párroco siendo yo tierna criatura, cuando creía que los sacerdotes venían esterilizados de fábrica. ¡Pero de ahí a que el Papa hable de la abundancia de mariconeo en sus seminarios, media un concilio o dos!

Si la tendencia persiste, ya veo el siguiente paso, separando los conciliares en seminaristas, seminaristos y seminaristes.

El planeta de los simios

28 de Mayo , 2024

La agenda está tan abigarrada de actos y rupturas de relaciones diplomáticas que por fuerza se nos escapan acontecimientos trascendentes que el día de mañana estarán en los libros de historia, si es que sobreviven los libros y queda alguien para contar la historia.

Un evento de la semana pasada, equiparable a la invención de la rueda, estuvo protagonizado por la exministra de Igualdad y candidata de Podemos a las elecciones europeas, Irene Montero, a la que hemos visto competir en buena lid por pelar un plátano con la boca durante una fiesta de drag queens.

Desconocemos que exista ningún antecedente similar entre la amplia nómina de ministros españoles, ni siquiera por parte de aquellos que son de origen canario y hacen patria con la fruta. Tan es así, que nos arriesgamos a decir que Irene Montero es la primera que pela una banana a base de lametones y mordiscos, al menos en público.

He aquí un antes y un después en nuestras relaciones con los monos, sean babuinos, sean bononos, porque a partir de ahora nos verán más próximos y comprobarán lo poco que nos falta para hacer realidad el planeta de los simios.

En tan encomiable acto de hermandad entre plantígrados colaboraron también su colega Ione Belarra, y la coportavoz de Podemos, Isa Serra, que pelaron el plátano con gran maestría y eficiencia, como si lo viniesen haciendo desde pequeñitas.

La magna obra, plena de simbolismo y trascendencia, tuvo su continuidad en la visita que las exministras y acompañantes rindieron a varios locales drag del barrio de Chueca, donde se puede afirmar sin atisbos de duda que los dirigentes morados se pusieron del mismo color que los distingue, con bailes y risas rituales que daba gloria verlos.

Cada copa que se embucharon iba acompañada de un brindis “contra el fascismo”, muy celebrado.

El Conejo de la Suerte

27 de Mayo , 2024

Mucho me temo que esta vez Sánchez no va a disponer de cinco días de meditación trascendental en el Tibet, rapado como Rubiales y tocado de túnica naranja como Demis Roussos. El tiempo se le echa encima y, si le da por tomarse un descanso begoño, es posible que a la vuelta se encuentre un okupa en la Moncloa.

Se le amontona el chollo y, por mucho que se esfuerce en aparentar que lo tiene todo controlado, la verdad es que se le revientan las costuras de los trajes, empezando por la coalición de gobierno, que si nunca fue sólida, hoy cuelga de un fideo.

Los conflictos abiertos en todos los frentes y los que amenazan su futuro tienen una única excepción. Firme como la pirámide de Keops, resistente como el pórfido azul de Parga, inamovible como Florentino, ahí está, miralá, miralá, la encuesta de papá.

Ahí están sus datos para demostrarlo. De los ocho o nueve avances demoscópicos sobre el resultado de las elecciones europeas, el CIS de Tezanos, el sondeo que se hace entre más personas y con más medios, es el único que pronostica una victoria del PSOE por cuatro puntos sobre el PP.

El resto apunta en dirección inversa con una ventaja popular de 3 a 8. Sumadas las diferencias, se llega a que ambos partidos se separan hasta 12 puntos, cuando en el resto de los candidatos la estimación es similar.

Si los antecedentes le avalasen, de esta boca no saldría ni la más mínima duda sobre la maldad de todos los sondeos y el primor del CIS, pero es que Tezanos no ha pillado ni la pedrea desde que estrenó el cargo, cojeando siempre de la misma pata y siguiendo unas consignas que, de verdad, no sé de qué valen.

Dicen que el día 29 el presidente va a sacar un conejo de la chistera y habida cuenta de sus necesidades, no cabe más opción de que sea el Conejo de la Suerte.

Mal ejemplo

26 de Mayo , 2024

A Yolanda Díaz acabas queriéndola porque ves que la pobre no da para más. No da, y donde no hay, no se puede sacar.

Eso sí, tiene un problema bastante gordo. Es vicepresidenta del Gobierno y ahí es cuando se aprecian con gran nitidez sus carencias, porque si la mujer fuese, por ejemplo, delegada de campo del Rácing de Ferrol, estoy seguro de que lo hacía estupendamente y nadie le iba a reprochar nada en absoluto. Todo lo contrario, hablaríamos maravillas de su donosura y eficacia en la banda.

De modo que no hay que meterse demasiado con ella. Acaso, con la Vicepresidencia que ocupa. ¡Menudo cargo le van a dar! Es como si a mí me hacen intérprete de búlgaro en la embajada de El Cairo. De egipcio sólo sé decir Alejandría, y el búlgaro, apenas lo chapurreo.

La ponen a hablar de Palestina sin que nadie le explique por qué lugares pasa el Jordán ni cuántos kilómetros lo separan del mar, y claro, se arma un barullo que por poco desencadena la III Guerra Mundial ella solita.

Son unos desconsiderados. Ni siquiera hay un alma caritativa que le advierta: “Mira, guapa; Palestina es un tema que llevan el presidente y el ministro de Asuntos Exteriores, así que si alguien tiene que meter la pata, ya están ellos para eso”.

No se dan cuenta de que Yolanda repite 1º de Vicepresidencia. Deberían darle otro cargo para que se vaya fogueando, por ejemplo, una pedanía, o algo que no exija memorizar, porque ayer ya no se acordaba de lo que había dicho del Jordán y se despachó tan a gusto con otra frase distinta.

Di tú que algunos de sus compañeros de Consejo también montan cada pollo que ni Coren, y no hay cosa más pegajosa que el mal ejemplo.

Insisto. Es muy riquiña y la queremos mucho.

La cortina de humo

25 de Mayo , 2024

Prueba de la inutilidad que preside la política española es la omnipresente utilización de cortinas de humo. Son incontables las ocasiones en las que la actualidad se ve alterada de forma ficticia por preocupaciones, debates, polémicas y enfrentamientos inexistentes dos minutos antes, que se apoderan de los titulares con la rapidez de la marabunta.

Y es entonces cuando el enterado y la listilla dicen al amigo:

—Sacan a Franco del Valle para tapar lo de Koldo.

O incluso:

—Mucho hablar de Koldo para no decir nada de Marruecos.

Es decir, por debajo siempre hay un asunto más gordo y más feo que el que se airea. Así no es de extrañar que cada ministerio se pueble de asesores. Todos los días hay que estar en plena producción de cortinas, que son el alimento de los columnistas, la jalea real de las tertulias y el jaleo auténtico de los contertulios.

Todo lo relacionado con el tabaco siempre dio excelentes resultados, no en vano, la clave de la discusión es el humo. Pero el tema camina a la baja. Casi no quedan sitios donde prohibirlo, aunque las terrazas siguen dando mucho juego y entrar en la intimidad del cuarto de baño es una tentación por explorar.

La máxima eclosión de las tapaderas ha ocurrido estos últimos días porque ya no se sabe si Milei tapa a Begoña, o viceversa. Si Puente se lanzó como la carnaza previa al anzuelo que atrae al cardumen de peces, o si es Pedro quien utiliza a Begoña para que no se hable de él.

La conclusión siempre es más o menos la misma. ¿A mí qué coño me importa? Actúe la justicia, actúen los desratizadores, cumpla cada uno con su deber y alégrennos la vida con bajadas de la deuda, contención de los impuestos y subidas imparables de los niveles de bienestar. Los desastres no hace falta inventarlos. Se producen por su propio peso y a velocidad constante.

La toma del poder

24 de Mayo , 2024

A Tezanos le pasa una nota con los porcentajes que quiere ver en las encuestas; a Cándido Conde-Pumpido, le dicta lo que es constitucional y lo que no; a Álvaro García Ortiz, a quién se debe perseguir; a RTVE, lo que se debe emitir y al Hipódromo de la Zarzuela, qué caballo debe ganar.

¿Cómo no le va a decir a Francina Armengol cuándo debe desconectar a Feijóo? Y ella, nacida en Inca, se ve incapaz de desairarlo, no vaya a ser que la quite de su sillón y se siente él.

Bueno, pues con todo y eso, retira la ley del suelo porque no tiene ni los votos de Yolanda para aprobarla.

Dicen que a la vuelta de las europeas, si no se estropicia, nos va a obsequiar con un control de los periodistas díscolos de no te menees, así que no les extrañe si dentro de unas semanas esta columna la firma Pedro Sánchez antes de presentar El Hormiguero.

Para hacer de Trancas suena insistentemente Patxi López, y para Barrancas, Óscar Puente, coordinados ambos por Olvido Hormigos.

Sánchez comete un error de principiante. Eso de hacerse con los tres poderes está muy bien. Poner afines en los puestos clave de la Justicia es una jugada maestra. Controlar los medios públicos y silenciar los privados también ayuda un huevo. Pero en realidad lo que define a un dictador hecho y derecho es hacerse con la oposición. Como hizo Evo Morales con Carlos Mesa.

Una marca blanca, bien domada y que se encargue de dar el pego. En cierto modo Podemos y Sumar tienen permiso para jugar a oposición, pero no le sirven del todo.

Él lo que tiene que hacer es dejar de teñirse las canas y sentarse a ambos lados del hemiciclo. Es decir contestarse a sí mismo, cual Cástor y Pólux, cual Cosme y Damián. Y si Pólux se pasa de tiempo, le guiña un ojo a Francina y que hable Cástor.

Bromas con mi mujer… no

23 de Mayo , 2024

Pedirle a Begoña que se aleje de los negocios moncloicos no es mandarla a casa a zurcir, pero reconozcamos que se trata de los dos extremos de un abanico donde caben cien mil opciones sin poner en peligro la honorabilidad propia, la de tu marido, la estabilidad de las relaciones con Argentina, la continuidad de miles de puestos de trabajo, la rentabilidad de los millones invertidos, la buena vecindad con Marruecos, la tranquilidad ante Pegasus, el normal desarrollo de las elecciones vascas, catalanas, europeas y quién sabe si generales… Uff! Begoña es mucha esposa de Dios para una esposa sola.

¿Cómo no va a protagonizar la carta marrueca previa a los cinco días de oración en el desierto moncloico si es la madre del cordero, el cordero y hasta el veterinario que asiste al parto?

“Yo también soy berlinés”, dijo Kennedy. “Soy un hombre profundamente enamorado de mi mujer”, deja para la historia el líder que nos ha tocado sesenta años después. “Yo también soy begoñés”.

He repasado la carta a la ciudadanía que nos endilgó Sánchez antes del Pentateuco y les cuento que se compone de 16 párrafos. En el 1 habla de su esposa; en el 2, de Begoña Gómez; en el 3 y el 4, de Begoña; en el 5 y 6, de “el caso”; en el 7, de su esposa; en el 8, de Begoña y de su esposa; en el 11, de su vida familiar y personal; en el 14, la clave, de su esposa y de lo profundamente enamorado que está de ella. Aderécense los vacíos con alusiones al fango (cuatro veces) y a la derecha y/o ultraderecha (13 veces) y la sopa está servida. ¿Cómo no va a hablar de Begoña medio mundo, y siempre con la sospecha de que algo chirría en los jergones matrimoniales del presidente?

Y para rematar la sesión, ayer se escuchó una cerrada ovación de Hamás en agradecimiento. Que se despida el embajador de Israel.

Río de sangre

22 de Mayo , 2024

¿Hablamos más de Milei o les aburre? A mí, soberanamente, aunque reconozco que el tipo es bastante más divertido que nuestro ministro Puente, y además, como en todo caso lo tienen que aguantar los australes, me preocupa bastante menos que el alcalde de Burriana, con el que no tengo trato, pero me cae bastante más cerca.

Lo de Milei y lo de Puente son cosas que no deberían ocurrir, porque el mundo necesita unas dosis mínimas de hipocresía para sobrevivir. La misma que utilizamos los civiles a diario: “¡Qué guapa te veo!”. “¡Pues tú estás más delgado que la última vez!”. A nadie, salvo a especímenes humanos rayanos con los cuadrúpedos, se nos ocurre saludar diciendo: “Cada día estás más horroroso y eso no se quita con jabón”.

Lo de Sánchez y Milei vino mal desde el arranque, porque al margen del precipicio ideológico que los separa, los dos son bastante gañanes y no se conciben a sí mismos si no es marcando a fondo las distancias, algo propio de chulos y señoritos.

El mérito no radica en llevarse bien con los afines, sino con los diferentes, y conseguir que, pese a ello, los ciudadanos que cada uno representa medren en Argentina y España, sientan seguras sus inversiones en ambos países y vivan con el disfrute de la mayor cantidad de derechos; objetivos todos ellos que se ponen el peligro cuando los políticos actúan de bocachanclas para quedar bien ante los reductos más populistas de sus respectivos países.

Ahora el pifostio ya está montado y conviene soltar cuerda y tiempo para reconducirlo. Si logramos que ambas orillas atlánticas se callen durante unas semanitas, ellos mismos llegarán a darse cuenta de la tontada. Muy listos no son, pero hay que concederles los dos dedos de frente para que no haya ni río ni sangre.

La mujer del domingo

21 de Mayo , 2024

Una voz amiga interrumpe el plácido discurrir de una tarde dominical, con los deberes hechos y la columna enviada poco antes al periódico.

_Atento, porque va a hablar Albares.

¡Zambomba!, me digo en recuerdo del personaje de Jardiel en Amor se escribe sin hache. Con el presidente iraní tirado por los montes, caliente todavía el atentado de Bamiyán, el presidente eslovaco tiroteado, Putin amenazando, Israel como está y Ucrania para qué te cuento, a lo mejor hay una leva entre los mayores de 70 y me llevan al frente.

Enseguida me doy cuenta de que es una exageración y de que yo en la guerra no valgo ni para muerto. Tiene que tratarse de otra cosa, pero tan grave que me obligará a tirar la columna y escribir otra nueva. Ahora que empezaba el Celta en Granada…

Total, que espero la salida de Albares y me entero de que la cosa va de Begoña. Milei la ha llamado corrupta e insiste en que el socialismo trae miseria.

Pues menuda novedad. Begoña ha salido como presunta corrupta en todos los tabloides y sábanas del mundo mundial gracias al período de reflexión de su marido y lo del socialismo lo ha dicho desde Winston Churchill a Vargas Llosa pasando por Einstein.

Es cierto que Milei es más inoportuno que una borrasca en la siega, pero de ahí a cortar la emisión, llamar a consultas a la embajadora sine die y poner a todo el país de los nervios, media un buen tramo, especialmente cuando todavía no se han dado explicaciones convincentes y se permite que las sospechas campen por sus respetos con más y más indicios a diario.

Y ahora ¿qué? Milei no recula ni pide perdón porque no le sale del cuerpo.

Ni los españoles allá, ni los argentinos acá, merecen pagar el pato, de modo que ya me contarán.

La sociedad de la nieve

20 de Mayo , 2024

Eso de verte señalado al lado de los jueces, como uno de los principales males a combatir, despierta en ti el espíritu combativo de la juventud y te llena de orgullo quinceañero cuando pensabas que de aquí en adelante sólo podías esperar sopas y buen vino.

Que tanto Podemos como Sánchez, e incluso un exquisito puñado de colegas castrados y bien alimentados, señalen a la prensa no domesticada como la personificación de la Gran Bicha, y a los jueces como los leviatanes entogados del pantano enfangado, es todo un chute de sangre juvenil, casi como cuando lograbas colar en un artículo la palabra democracia sin que te abrieran un expediente, creyendo que habías puesto una pica en Flandes y te iban a levantar una estatua en cuanto hubiese libertad.

Una mañana madrileña de intensa huelga general, varios policías de los antiguos grises nos detienen a tres colegas. El cabo se fija en que uno de nosotros lleva una carpetilla rotulada con estas iniciales, GDE, por lo que le pregunta qué significan.

_Gabinete de Estudios_ le dice mi amigo sin miedo al misterio.

El guardia le insiste convencido de su perspicacia: _Y esa D… ¿no significará Democracia?

No. Aquella D sólo significaba de, pero estaba bien tirada la indagatoria porque vivíamos en 1974 y pronto se iba a escuchar la palabreja por tierra, mar y aire.

Ahora las intenciones vuelven a ser la mismas, aunque a los censores se les haya puesto cara de progres. La idea es transformarnos en una sociedad de la nieve, fría ante los atropellos, hambrienta ante la escasez y dispuesta a devorarnos sin esperanza de que nadie venga a salvarnos.

Menos mal que la historia no acaba así y, al final, el esfuerzo encuentra su recompensa. Pongan como se pongan, tienen todas las de perder.