Todo el mundo gana

A Sánchez, a Teresa Ribera y a Esther Peña les hace ilusión decir que el PSOE ha ganado las elecciones, que ha contenido el avance de la extrema derecha y alguna cosa más que ahora no me acuerdo…¡ah, sí! Que los españoles apoyamos la amnistía.

Es una pena, pero se equivocan en los tres casos. De hecho, a Sánchez no se le vio en la foto, lo cual es definitivo en estos casos. No conozco ningún político que habiendo ganado unas elecciones no se asome al balcón, y ustedes tampoco. Lo hace Woody Allen, que cuando le dan un Oscar, no acude a recogerlo, y lo hizo Sartre con el Nobel, pero no son políticos.

Perder es muy duro, pero de nada vale negarlo porque solo se consigue quedar como un resentido. ¿Se imaginan que este domingo Zverev agarrase el micrófono de la pista Philippe Chatrier y dijese al público que había ganado? Es inconcebible, y sin embargo, lo dice un político y cuela.

Claro, estará haciendo sus cálculos con el método D’Hondt aplicado de la ley de Murphy partido por dos. Y listo, nos tragamos el sapo como panolis.

Ayer lunes, después de reunirse la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, varios de sus dirigentes manifestaron lo satisfechísimos que se encontraban por quedar en segundo lugar. Iratxe García se llamó “dique de contención” de la extrema derecha en Europa, como si ésta no hubiese crecido.

Todo para ellos es muy positivo, “porque el PP consideraba que iba a arrasar”. En Podemos también están muy contentos porque han conseguido su objetivo de colocar a Irenita en Europa. ERC está encantado por mantenerse en un escenario tan complicado y, por fin, IU reconoce que la culpa de su mal resultado es Sumar, sin matices.

Albricias, todavía queda alguien que lee correctamente las cifras que le ponen por delante.

Comenta