El niño de las monjas

Equivocarse reiteradamente en los resultados electorales del PSOE y mantenerse al frente del CIS sólo se explica por vía de intereses espurios. Ni al partido ni al instituto demoscópico les interesa lo más mínimo acercarse a la verdad, sino manipular a manos llenas en vano intento de que les favorezcan las urnas.

Esto era sabido desde el 28 de junio de 2018, fecha de su nombramiento. Estaba muy claro que si se elegía para dirigir el CIS al secretario de Estudios y Programas en la ejecutiva federal del PSOE, no era para verlo triunfar con unos pronósticos que clavasen los resultados electorales, como aspiran la mayoría de la empresas que se dedican a los sondeos, que de todo hay en la viña del Señor, sino para esto.

Su oficio será ofrecer en cada momento los porcentajes de voto que según los criterios del partido más le puedan favorecer; o sea, más mientan.

Por eso sigue en el cargo batacazo tras batacazo. Él no falla, quien falla es el partido, que no llega a sus previsiones.

Ayer se ha descolgado con un artículo memorable en donde analiza —¡ejem! Analizar es mucho decir— la mayoría absoluta del PP en Galicia, un resultado que conocía como el resto de las empresas, pero que no le dio la gana de dar, porque esos aciertos no entran en su sueldo.

El referido artículo, ya decimos, no analiza nada, sino que expone una retahíla de ensoñaciones para justificar los supuestos errores del CIS. Alucinante, Además de engañados, nos toma por bobos. El momento cumbre del argumentario lo alcanza Tezanos cuando explica que la victoria de Rueda se basó en tres argucias: el anuncio de gratificaciones extraordinarias a las mariscadoras, promesas de mejoras salariales al personal sanitario y “monjitas organizando el voto de sus asilados e internos”.

Carajo para las monjas. Mandan más que Tezanos.

Un comentario a “El niño de las monjas”

  1. SEito

    “Aunque la senadora del BNG estaba dirigiéndose a Pedro Sánchez en perfecto español, la sola mención a la denominación gallega de la vía de comunicación hizo reaccionar a Rollán, del Partido Popular: «Le ruego que prosiga en castellano»”
    O eixo do carro
    non pode cantar.
    Il mais o atlántico
    En Castela ainda
    solo serven pra seghar.

Comenta