Disponible 24 horas

Pequeñuelo recibiendo su bocata de porcino

Han multado a una serie de mucho éxito en la tele que empieza por La que… y termina por cina.

La causa ha sido su multidifusión en horario infantil, lo cual contraviene la ordenanza, porque a los niños, esos seres indefensos a los que tanto cuidamos para que el día de mañana puedan tener un iPhone y así enviarse las mismas gilipolladas que nosotros, nos les conviene ver series porcinas.

Se defiende su creador dando coces de rucio contra el Gobierno, que es carne propicia para ser macerada; aunque luego se calma, se le pasa el efecto y se disculpa.

Se defiende bien el hombre diciendo que sus capítulos, ésos de caca, pedo, culo y pis, están en la red internáutica y que el niño que quiera verlos no tiene más que ir a ella a cualquier hora del día y listo. La defensa está bien, pero el delito se ha cometido de igual forma.

Clama también el caballero contra el ataque sufrido por su libertad de expresión, que por lo visto ampara la producción en serie de embutidos ricos en grasas saturadas, su inoculación en vena a la santa infancia y el aplauso generalizado del resto de la sociedad: Gracias por eliminar cualquier atisbo de cultura entre los más pequeños de la casa, porque así ya nos ahorramos nosotros hacerlo. Es más, también podíamos ahorrarnos la escolarización, porque para que les saquen por un lado, lo que les meten por el otro, mejor se queda en casa viendo la tele.

Es un error multar esa serie por ser emitida en horario infantil. Alguien puede pensar que está hecha para otro horario y aficionarse, porque en realidad es una bomba de destrucción masiva con espoleta retardada contra grandes y pequeños.

Uff! Qué a gusto se queda uno tras evacuar un poco de libertad de expresión.

4 Comentarios a “Disponible 24 horas”

  1. MIRANDA

    Uf!, mira qué horas, Boss. Llevo fuera todo el día con la tribu.
    El caso es que me pones en un aprieto porque no he seguido la serie de “La que se avecina” ni antes “Aquí no hay quien viva”.
    Conozco el nombre, me suena que van de una sátira de situaciones en una comunidad de vecinos, e incluso si me aprietas la yugular, las relaciono con las veteranas Gemma Cuervo y Emma Penella (ay, aquellas bellezas que se llevó el tiempo…), Malena Alterio, José Luis Gil, Mariví Bilbao…y pare usted de contar.
    Y es que mira que me gusta el teatro, Boss, que viajo exclusivamente para ver tal o cual obra, dentro y fuera del país, y sin embargo este “teatro televisado por entregas”, con guiones penosos, situaciones surrealistas, ordinariez garantizada y actores de tercera, me producen un rechazo sin paliativos.

    No obstante, el tema que tratas es:
    ¿se puede y debe exponer a los niños en su franja horaria a escenas o diálogos de caca-pedo-culo-pis-coño-jodery demás bazofia?

    Pues imagino que la pregunta es ociosa en el supuesto de que las ordenanzas que fijan el “horario infantil” se dicten para ser respetadas.

    Comprendo que ante estas series “familiares”, imagino que de gran audiencia y hondamente infiltradas en las salas de estar, no es fácil excluir a los chavales.

    -Luis y Paula, vosotros a la cama que empieza un programa de mayores
    -Pero papá, !es muy temprano todavía para acostarse! Además esta serie es muy simpática, es para gente joven…

    El follón está servido. Y es que las cosas no se han hecho bien.
    O se retrasa la serie fuera del horario infantil, siguiendo las normas que cuidan de los menores y evitando el delito flagrante.
    O se limpia, abrillanta y da esplendor al léxico, modales y ejemplos varios, casi todos malos para la gente menuda.

    El argumento del responsable (¿no es un tal Caballero, el sobrino y heredero del imperio de J.Luis Moreno a. Monchito?) de que esta serie de adultos puede ser localizada por los niños a cualquier hora en la Web, es absolutamente agilipollado.
    Ya se sabe que un niño a solas con un ordenata puede entrar en espacios porno, sado-maso, exhibicionistas, pedófilos, ligar adultos o mostrar su desnudo, como desgraciadamente ocurre.

    Para eso está la RESPONSABILIDAD DE PADRES Y TUTORES, al controlar el uso de los ordenadores por parte de los menores, como de vigilar sus lecturas, sus compañías y sus andanzas extrahogareñas.

    Por contra, LA RESPONSABILIDAD DEL PRODUCTOR DE LA SERIE y de la cadena adquirente y emisora, va de respetar rigurosamente los horarios infantiles, y de evitar endiñar a los españoles de toda edad esos productos mental, conductual, intelectual, cultural y socialmente TÓXICOS E INSALUBRES.
    Porque tan grave como los tacos y el mal ejemplo de modales y conductas bastas o licenciosas para los pequeños es el insulto a la inteligencia media de los telespectadores con semejante chorreo de naderías y gilichorradas tautológicas.
    Ya se, ya se, que la serie tiene una gran audiencia, y esto es lo más triste de todo: constatar que inyecciones sucesivas de “nada con sifón” están atrofiando a un pueblo camino del reino de Inopia.

  2. SEito

    La auténtica Libertad de expresión, o la porción enorme que le corresponde, es la demostrada en Bar Cel Ona, por su Sistach . Una demostración de que son mès que un Club haciendole un Gibraltar al Rouco Varela, sin miedo a que lo expulsen de la Liga de Las Estrellas y la Champion ligue de los L€uros .

  3. Rosendo

    Me tomo la libertad, permitida, de salirme del cuestionario de hoy para historiar un poco por su interés con vistas al futuro:

    La Taula de Canvis apareció durante el reinado de Jaime I El Conquistador (1213-1276).
    La legislación romana y goda que regía este negocio fue sustituida.
    17 Enero 13

    Estos son algunos de los artículos de aquella legislación bancaria, lástima que no están en activo:
    El 13 de febrero de 1300 se estableció que cualquier banquero que se declarara en bancarrota sería humillado por todo el pueblo, por un voceador público, y forzado a vivir en una estricta dieta de pan y agua hasta que devolviese a sus acreedores la cantidad completa de sus depósitos.
    El 16 de mayo de 1301 se decidió que los banqueros estarían obligados a obtener fianzas y garantías adicionales de terceras partes para poder operar, y a aquellos que no lo hicieran no se les permitiría extender un mantel sobre sus cuentas de trabajo.
    El propósito de ello era señalar a todo el mundo que estos banqueros no eran tan solventes como los que usaban manteles, es decir, éstos si que estaban respaldados por fianzas. Cualquier banquero que rompiera esta regla (por ejemplo, que operase con un mantel, pero sin fianza) sería declarado culpable de fraude.
    Sin embargo, a pesar de todo ello, los banqueros pronto empezaron a engañar a sus clientes.
    Debido a esos engaños, el 14 de Agosto de 1321 se estableció que aquellos banqueros que no cumpliesen inmediatamente sus compromisos, se les declararía en bancarrota, y si no pagaban sus deudas en el plazo de un año, caerían en desgracia pública, lo que sería pregonado por voceros por todo el pueblo. Inmediatamente después, el banquero sería decapitado directamente frente a su mostrador, y sus propiedades vendidas, localmente, para pagar a sus acreedores.
    Existen evidencias documentales de que esto se cumplía. Por ejemplo, el banquero catalán Francesc Castelló, fue decapitado directamente frente a su mostrador en 1360, en estricto cumplimiento de la ley.

    ¿Por quién empezamos?

  4. Bartolo

    Estimado Rosendo, como diria Aznar: no toca; los sistemas Financieros son los amos y reyes del mambo.

    A pasar el 2014 como buenamente se pueda y a esperar que escampe.

Comenta