Hay que subcontratar

Estamos a unas horas de que Sarkozy acabe su mediación con el gobierno del Chad. En estos momentos se mantiene la alta probabilidad de que en el avión del presidente francés, o en cualquier otro, viajen de regreso parte de la tripulación española y los periodistas galos retenidos en aquel país. Ojalá que al ser leídas estas líneas estén confirmadas las liberaciones y que Z haya recibido en Barajas a las azafatas con un fuerte y emocionado abrazo.
Ni él, ni su gobierno han podido hacer nada al respecto por dos razones. Primera, porque la Alianza de las Civilizaciones sólo son dos palabras que suenan bien cuando se pronuncian juntas, y segundo, porque el ministro de Asuntos Exteriores estaba ocupado en Marruecos echándole las culpas al PP del desalojo de la Cañada Real.
Por eso el grito desesperado de una de las mujeres detenidas _ Estamos jodidísimos. Tenéis que hacer algo ya, por Dios _, sólo pudo ser escuchado por el finísimo superoído de Supersarko, que voló a Yamena para formalizar el rescate robándole unas horas al descanso dominical.
Seguro que al conocer estos felices acontecimientos del domingo, a más de uno se le habrá ocurrido la idea de subcontratar algunos de los cometidos o servicios que son propios del Gobierno, dejándolos en manos de aquéllos que saben hacer lo que hay que hacer en cada circunstancia. No se trata de ninguna ironía. Es el comportamiento normal de cualquier ciudadano. Cuando no funciona algún aparato, se llama al especialista, y si hay que clavar un clavo, se subcontrata, salvo que el individuo tenga una acendrada vocación hacia las chapuzas. Un amigo mío se ha hecho su casa, pero ya digo, es uno.
“Todo está en manos de las autoridades judiciales”, dijo un portavoz de nuestra diplomacia. Pues parece que no. Parece que una gestión directa con el presidente Idriss Deby también servía para algo. En la próxima ocasión ya sabemos, que Moratinos llame a París.

Un comentario a “Hay que subcontratar”

  1. clothes handbags store

    I simply desired to thank you very much yet again. I’m not certain the things I would have gone through in the absence of the actual aspects revealed by you about my area. It was an absolute challenging situation for me personally, nevertheless coming across your professional fashion you dealt with it forced me to leap over gladness. I will be grateful for this advice and in addition hope that you really know what a powerful job you were providing teaching the rest via your web page. More than likely you’ve never come across all of us.

Comenta