Caso clínico

Anna Grau: Diagnóstico, tolemia

Mas está a punto de ser nombrado nefasto del año y horror honoris causa por alguna universidad de prestigio en Económicas, como Harvard o Chicago. Le falta el canto de un duro para conseguirlo y culminar así la cosecha de advertencias recibidas por su notable empecinamiento.

Superada la fase en la que se le expusieron todas las ilegalidades que pretende cometer _ como si las normas solo estuviesen escritas para los imbéciles _, se constató que era un pésimo gestor, amigo del despilfarro, de la ampulosidad y de la magnificencia, siempre que favoreciese a sus proyectos montaraces. Y ayer, aunque ya se sabía por simple deducción a través de la cuenta de la vieja, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, le ha puesto la puntilla diciendo que lo que pretende arruinaría, no solo a Cataluña, sino también a España. O dicho de otra manera más cruel, que estamos pagando a un tío para ver si es capaz de mandarnos directamente al Pleistoceno, que creo que es cuando más glaciaciones ocurren.

Tipos así son impagables para organizar suicidios colectivos, como aquel chalado de Jim Jones que logró dar cianuro a 913 personas que se fueron con él al otro barrio; pero cuando se trata de impartir cordura y recuperar terrenos de bienestar económico, no hay peores compañeros de viaje.

Comparto con Anna Grau, periodista arrepentida de la deriva nacionalista, la opinión expuesta ayer de que se han vuelto locos y pretenden que todos lo estemos también, para disimular. Locos de atar como Groucho, y así partir de la nada para llegar a las más altas cumbres de la miseria. Ése es Groucho Mas.

No sé cuánto de mis impuestos está subvencionando el disparate, pero aunque solo sea un céntimo, nada me consolará pensar que yo también lo he pagado.

3 Comentarios a “Caso clínico”

  1. MIRANDA

    Al mismo tiempo que nos preguntamos qué habremos hecho los españoles para merecer a tipos como GeyperMAS, nos planteamos por qué si un sinvergüenza madrileño, pongamos que se llame Barcenas, se embolsa 45 millones de euros, y se arma la mundial, los tribunales guardan silencio compasivo y tupido velo con los 2.500 millones trajinados por el gang de los Pujols. Tiene su intríngulis la cosa, meu.

    Se diría que el empecinamiento en el yerro de MAS es patológico. Sobre todo en lo que se refiere a las verdaderas necesidades demandadas por la sociedad catalana.
    No sorprende su caída vertiginosa en votos, que le obligó a pactos antinatura con la izquierda radical de Junqueras, que se ha ido posicionando a sus expensas y sigue medrando a costa de sus cagadillas.

    Conociendo el sentido pragmático de los catalanes y las serias dificultades de Cataluña, cuesta creer que la solución a sus problemas pase por explotar el filón separatista. Las consecuencias del descontento señalan ya a ERC como la opción más votada.

    Volvemos al grave problema, Boss, de los partidos que arrinconan sus señas de identidad históricas, sus valores e ideario.
    Le ha ocurrido al PSC y al PSOE. Le ha ocurrido a CiU. Puede llegar a ocurrirle al PP. Y es que no se puede complacer a todo el mundo, antes bien la sociedad espera que cada partido asuma sus compromisos e idearios previamente pactados con sus votantes.

    CiU representaba, de siempre, al nacionalismo centrado, al catalanismo moderado. Pero el extravío de MAS fue a más, y la vocación suicida que mencionas envenenó su discurso desde aquel orden razonable de antaño hacia la burla sistemática de la ley, el desprecio de la Constitución, el despilfarro, la prepotencia, el fracaso de la gestión económica, las deudas imposibles de la Administración, el deterioro de servicios y prestaciones sociales y todo eso que ya quedará en los anales de la Historia como un legado impresentable.
    Por ilustrarlo con una cifra, recordar que la p… España ha tenido que inyectar más de 20.000 millones de euros para que la Generalitat pudiera sostenerse en pie. Mientras sus jefazos hacen turismo con séquitos de 60 personas, y mantienen embajadas, inspectores da fala y demás caralladas.

    Lejos de promover soluciones, GeyperMAS se dedicó a crear nuevos problemas a los catalanes, problemas muy reales y graves, pero lejos de achantarse con los reproches del pte. del Banco de España, sr. Linde, Arturo MAS se engalla y
    repasa su agenda, donde aparece ya una veintena de viajes institucionales programados para los próximos meses.
    Toma higos, agüela, que se agusanan!!!!! Que no decaiga, arsa!!!!

  2. Bartolo

    Si Cora tambien hemos pagado la Deuda, incluida la nuestra, seamos serios a la hora de hacer oposición, Feijoo ha ido a llorar a Rajoy, dado que la Xunta debe debe 9.300 millones de euros… y ha conseguido que este fuerce la firma, por razones de estado a Repsol que tendrá que aceptar la indemnización de bonos basura del estado bolivariano Kischtneniano y que le den al nuestro sus barquitos por la módica cantidad de 250 millones de euros.
    !que sí, que sí!, se salvan muchos puestos de trabajo, aunque la caridad empieza por uno mismo, la poltrona, con el 38% de los votos de los paisanos.
    Como usted sabe, Detroit está en quiebra con 9000 millones de dólares de deuda y nosotros con 9.300 millones de euros, tan frescos por la vida. ( Cataluña debe 50000 millones), no hablemos del Ayto de Madrid, el más endeudado de España.

    La pregunta es ¿ qué hacen estos tíos con el dinero? Incluido Mas, of course.

  3. jabato

    La pregunta es bien sencilla de responder: el dinero público, se despilfarra, por sistema.

    En medio del despilfarro, y en el maremágnum de empresas colaboradoras, contratistas, subcontratistas, concesionarias y demás zarandajas, una parte de los fondos, directamente, se roban.

    Si no estoy mal informado, y por poner un ejemplo, antes de la llegada de Orozco, el Ayuntamiento de Lugo tenía contratas con unas 12 empresas, aproximadamente. Hoy son, 15 años después, y también aproximadamente, unas 50 empresas, que prestan hasta los más inimaginables servicios municipales.

    Supongo que sus contratos forman una montaña de documentos tal que a nadie le extrañará que corra todo tipo de papel, incluidos algunos billetes de color violeta.

Comenta