Los jeques quejosos

Escudo de Vélez-Málaga don don Fernando

La noticia dice que algunos ayuntamientos andaluces se muestran receptivos a eliminar de sus respectivos escudos la cabeza encadenada del rey Boabdil, que ha sido piedra de escándalo entre los jeques árabes que a esas tierras acuden para dar contento al cuerpo.

El asunto no es nuevo, pero si ahora se ponen exigentes con todos los Santiagos Matamoros que hay en España, desde el pináculo del pazo de Raxoi, al convento de las Comendadoras de Madrid, pasando por la Porta de Santiago de Lugo, no va a haber picos que aguanten la punta para tanta demolición.

La cabeza encadenada de Boabdil es una tontada al lado de la simbología prorreconquista que se acumula en los escudos andaluces y fuera de ellos. Vayan los jeques sin demora a ver el de Vélez-Málaga y soliciten en ventanilla que lo eliminen por completo, pues todo él está ocupado por la figura ecuestre de don Fernando el Católico matando moros a mansalva, y uno en concreto con gran lanzada, pues ya se sabe qué hacer con moro muerto; otra expresión que los jeques deben instar a que se borre de la memoria del DRAE.

¿Y cómo librar de la escabechina al de Almuñécar, con tres moros ahogándose con el agua al cuello? ¿O los de Cabra y Baena, con las cabezas ya cortadas por dónde se ata la corbata? Es mucho el meneo que les aguarda a los jeques si quieren volver a sus predios y verlos limpios de afrentas. Apresúrense, porque la españolidad está de rebajas y es fácil que pillen cacho.

Aunque bien mirado, mejor es que hagan como don Fernando el Católico, que se lía con Aixa _ la hija de Boabdil, llamada luego sor Isabel de Granada _, y juntos conciben a Miguel Fernández Caballero de Granada, prueba viviente de que las mejores conquistas son las que se hacen en nombre del amor.

5 Comentarios a “Los jeques quejosos”

  1. jabato

    Evidentemente, si hemos de atender las demandas de todos aquellos que puedan sentirse ofendidos por nuestros símbolos, nuestros monumentos, nuestra Historia, en fin, habrán de romperse unas cuantas cosas.

    Yo creo que bien podría extenderse la Ley de la Memoria Histórica hasta el Siglo VIII, que me parece que fue cuando llegaron los musulmanes a España, y procurar reparar todos los agravios que desde entonces han sido.

    Borramos de la Historia a D. Pelayo, y todo lo que trajo detrás. Los 800 años de Reconquista, como fueron una cosa violenta, es algo que “ensucia” nuestra Historia. No es tolerable, en los tiempos de hoy.

    De hecho, por ese camino podríamos llegar a eliminar, antes de su nacimiento, a esa “realidad” llamada España, que tanto molesta a la progresía y a los nacionalismos. ¿No les parece una solución eficaz?. Si evitáramos el nacimiento de España, ahora no habría que gestionar su desaparición. ¡Miel sobre hojuelas, diría Junqueras!.

    Y, ¿cómo podría articularse el Estado que saliera de tales “correcciones históricas”?. Pues, no es tan difícil: Cataluña y el País Vasco, independientes (y dentro de la Unión Europea, por supuesto); el resto de las Comunidades Autónomas, constituirían la República Islámica de Al-Ándalus, que tras abandonar la Unión Europea se integraría, lógicamente, en la Liga Árabe.

    Creo que la solución propuesta cubre las expectativas de todos: nacionalistas, izquierdistas, mediopensionistas, progres de salón, y demás fauna que puebla el foro ibérico.

  2. Bartolo

    Ahora que hasta los periódicos “serios”, han dedicado páginas a los lios de faldas de nuestro doliente, y como usted indica, en el caso de Fernando II de Aragon el consorte de Isabel,parece una constante en nuestros Reyes y otros europeos, así Alfonso VI como figura histórica es importante el papel que desempeñaron, tanto en su destino como en su gobierno, las mujeres. Entre una Urraca, su hermana, que protagonizó su restauración en el trono, y otra Urraca, su hija, que le sucedió en éste, están las siete esposas y concubinas, alguna de las cuales contribuyó a orientar su política, así como una nutrida prole femenina que decidió de diversos e importantes aspectos de su posteridad.

    Isabel La Católica tuvo su Annus mirabilis aut terriblus, no sólo por los celos que le producian los constantes escarceos de Fernando con otras mujeres, sinó que empiezan sus luces y sus sombras.
    Finalizada la Reconquista con la toma de Granada, se accede al nuevo mundo de la mano de Cristóbal Colón, pero también se decreta la prohibición del Judaísmo y con ello el exilio forzoso de miles de sefardíes españoles que tristemente dejaron tierras españolas para partir a un destino incierto, y se potencia como Institución veladora de los valores cristianos a la santa Inquisición.

    Y a propósito, una broma, ayer he obtenido escuchando atentamente a Cabanela, el primer título oficial de “Técnico Auxiliar en Cirugía Ortopédica y Reparadora” según Bolonia-LOGSE.

    Ya en serio, deseo a Su Majestad el Rey, una pronta recuperación.

  3. SEito

    Cuando todavía resuenan por el Foro las vicisitudes del Toro d La Vega y sus alanceadores, sus contralanceadores y demás medios de comunicación con respiración no asistida sòlo cuando hay follón y pueden hasta ponerle la cámara de afotos mientras le cantan “Embiste toro bonito, embiste por caridad ( solidaridad en Progre )…que ya me arregla d gratis la S.Social”… Va Vd SrDLaBtC y cuelga la carta de ajuste de Vélez Malaga y lo de los JQ .
    A ver lo que tarda en montarse en la carpintería Gauche di vine&coca la plataforma !quita pa ya esas lanzas! tan metidos como estamos en las quitas de los acreedores frente a quienes fueron tan lelos que les dieron guita sin reparo, en este país donde no hace tanto tiempo ese reparo se utilizaba para conservar la buena moral del pueblo llano&cuesta al Visionar espectáculos .
    Pobres JQ, ellos que nos regalan el petróleo, como entonces regalaban sabiduría y sin derramar una gota de sangre sudor y lágrimas, los habitantes de aquella época se entregaron .

  4. Candela

    SEito y Sr. Jabato: No penen.
    Me cuenta mi amigo Tòfol (es unos años mayor que yo) como vio entregar -y abandonar Nador, Tetuán. Xauen i Laratxe.., y q a los dos días nadie se acordaba. Ni los mismos niños españoles de su edad, nacidos allá, q siendo hijos de militares y funcionarios, se vinieron a vivir aquí.
    Luego, la provincia de la Guinea, q tb se separó. Y detrás, creo q ya fue recien llegada yo a la isla, el Sáhara Español, Río de Oro, Fernando Poo, Corisco, El aAiún… ¿Y qué? pues q no pasó nada, ya nadie se acuerda si todo aquello fue España. ¿O sí?
    Con Cataluña, por mucho que ahora despotriquemos, pasará idénticamente, y con los vascos (que irán detrás) lo mismo. Como pasó con Portugal… Nada es eterno ni inmutable.

  5. Candela

    Estoy en ‘moderation’.
    Solamente añadir que el mensaje anterior debí colocarlo a continuación de los vuestros de ayer. Disculpas mil, ya que hoy va de otros jeques.

Comenta