La cadera del Rey

Enrique Cabanela, en el centro (Andrés García Doural)

La influencia de Lugo en la vida del Rey ha cobrado fuerza al ser confiada su salud a un doctor nacido en su provincia, Miguel Cabanela González-Seco, hijo de médico y ahijado de Álvaro Cunqueiro, lo cual es buena combinación para curar el cuerpo e ilustrar el espíritu. El conde de Fontao en el ámbito jurídico y Jaime Alfonsín Alfonso, al frente de la Secretaría de S.A.R. el Príncipe de Asturias, componen esta primera línea de lucensismo al servicio de la corona. Bueno, también está Froilán, siempre dispuesto a romper el protocolo, o lo que se tercie.

Desde que se anuncia el comunicado hasta que se lee, las palabras abdicación y regencia repicaron, no en los mentideros, que apenas quedan, sino en las redes, que hacen la misma función, pero sin un carajillo de por medio y sin verle la cara al pollo, lo cual permite ser mucho más mentidero que antes.

El español siempre tiene tendencia a pensar lo contrario de lo que dicen los comunicados, quizás porque le han engañado muchas veces, porque no se fía, o porque los comunicados, en realidad solo dicen parte del todo. Por eso el informativo radiofónico de Franco se llamaba el parte, porque no era todo.

Incluso cuando lo dicen todo, como el de la muerte del propio Franco _ que no podía decir más que eso, que se había muerto _, lo primero que se pensó al escucharlo fue que no era verdad la hora. Tenía que ser otra para calmar así las ansias especulativas del ciudadano engañado.

Ayer no hubo regencia, ni abdicación, por eso se desvió el engaño del comunicado hacia la gravedad de la operación, que no ha de ser pequeña si se traen a un señor de Mondoñedo para realizarla. Como diría Cunqueiro, en mi pueblo les cambiamos las caderas a los reyes como quien lava. Mi ahijado, sin ir más lejos…

3 Comentarios a “La cadera del Rey”

  1. Bartolo

    La implantación de las prótesis de titanio, son operaciones son muy sencillas y las hacen a cientos los traumatologos en los hospitales comarcales, por fractura de cabeza de femur o por artrosis: fresan la cavidad de la cadera y el eje del femur, en el femur meten una especie de clavo con forma de cabeza de femur y en la cadera una especie de bóveda de plastico, y los pegan con un polimero de esos que mezclan dos productos para que endurezcan.

    Esto me ha comentado un amigo médico. Cosa distinta son los riesgos en personas mayores.

    Que se haya escogido escoja a este médico, de 71 años, indica la política sanitariadireccion del pais, según la cual, el Dr. Miguel Cabanela ya habría sido cesado y expulsado de la practica profesional, con una carta y sin previo avisodado como se ha decidido en Madrid y otras partes, en que se decidió expulsar a los medicos al cumplir 65 años, que precisamente, son los mejores pues son los que acumulan mas practica y tienen más experiencia.

    Recordemos lo que se hizo antaño, estando de Ministro de Sanitad Romay Beccaria, fue no sacar a concurso las plazas vacantes de especialistas, y darselas en su lugar, a dedo, a médicos no especialistas que estaban en el paro, no para trabajar como medicos generales sino para que trabajasen como medicos especialistas.

    El refrán de que “la practica hace maestros” y no de que se aprenda a base de cometer errores. El problema es que el aprendizaje sin maestro en medicina puede salir muy caro para el paciente. Solo Dios sabe que cosas habrán hecho los famosos “mestos” (medicos generales en paro a los que se enchufó y a los que incluso dio el titulo de medicos especialistas haciendo un simulacro de examen escrito). En mi opinión se aprende trabajando junto a un maestro que domine su oficio.

    Por cierto, he leido en prensa nacional sobre lo del “acento gallego”, de Cabanela, y esa gilipollez de decir que habla inglés con acento gallego, a Dios gracias, nuestro acento está muy arraigado y a nadie debe sorprenderle,salvo a individuos como el que escribe la noticia,de que un gallego no lo pierda aunque lleve 200 años fuera de su tierra,es su seña de identidad que parece sigue sin gustar.

    Lo cierto es que profesionales gallegos como este Dr. habelos haylos en hospitales , Universidades y Empresas a lo largo y ancho de este mundo, gallegos que emigraron porque aqui, como es costumbre, no encontraron el hueco, el apoyo, la colaboración y hasta diria yo el entendimiento a su valia.

  2. Bartolo

    Pido disculpas por la redación en el móvil.

  3. jabato

    Con 75 años y su estado de salud, que parece cada vez más precario, lo lógico sería que Su Majestad tomara el camino de la jubilación, máxime teniendo a un heredero teóricamente preparado.

    Lo que ocurre es que, tal y como está el patio nacional (lo que en tiempos se llamó España), quizá no sea el momento adecuado para un relevo. Lo que sí viene a cuento es la conocida sentencia, atribuida a San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, y que dice: “En tiempos de tribulación, no hacer mudanza”.

Comenta