Expulsados del Edén

El otro Artur y sus caballeros

Salir expulsados de la Unión Europea, del euro y de la Organización Mundial del Comercio; ver como su PIB cae de repente un 25 por ciento, o perder la garantía sobre los depósitos bancarios de los pequeños ahorradores, no va a ser nada comparado con lo que les espera cuando se enteren de que tampoco van a ser admitidos en el Paraíso, por corrupción de menores.

Ni la Moreneta de Montserrat, ni sant Cugat del Vallès, santa Joaquina de Vedruna, o el mismísimo sant Jordi van a poder intermediar por esa panda enloquecida de infanticidas que imbuye en las frágiles tabulas rasas de los cerebros adolescentes ideas de odio, guerra y rendiciones, con lo mirado que es Dios para esas cosas.

Claro que tampoco debería extrañarnos al contemplar la altura intelectual de quienes se presentan como adalides de la monstruosidad. Artur Mas, el caballero que se gustó nada más verse; Pilar Rahola, tertuliana de lo que haga falta; Andreu Mas-Colell, el líder de la ruina al frente de la hecatombe, Irene Rigau, la encargada de amordazar y trepanar a los niños; Jordi Évole, de profesión follonero; Felip Puig, especialista en mentir con números; Sandro Rosell, el aporte de la masa social; los Pujol, Millet y Pallerols, que se llevan la pasta gansísima, y los de ERC, que para qué contar.

El seny y la intelectualidad catalana reluce poco, más bien trasluce por lo que calla. Unos estarán avergonzados al ver lo que ocurre; otros, acojonados por lo que les puede ocurrir. Y mientras tanto, los niñitos sueltos de tripa por la carretera adelante, filosofando sobre la inmediata rendición de los canallas españoles, cautivo y desarmado su ejército por el verbo florido y hermoso del Rey Arturo y sus caballeros del Negocio Redondo, los que comulgan por pasta florida y fiestas de guardar.

5 Comentarios a “Expulsados del Edén”

  1. SEito

    “Ladran, luego volamos” .
    Después de lo gastado por AENA _somos todos=Hacienda_ en la nueva terminal del Prat, la Barçeleonina línea aérea Vueling, nos retrotrae al siglo pasado .
    Los precios para volar desde Galicia, son del orden de los 200 y pico L€uros o más si no se saca el billete con antelación . Es en el precio el único apartado donde trata al usuario como compañía “normal” .
    Los asientos tienen menos espacio del estándar para las piernas . _Ryanair ofrecer mayor comodidad_ .
    Pero el no va más, se produce cuando al aterrizar, te bajas a un autobús como cuando no existían los Finguers para hacerlo directamente en la Terminal . Toca volver a sufrir apretujones y Climatología, añadida a la pérdida de tiempo .
    Se puede sumar a lo anterior, la conexión con la red de ferrocarriles, situada en la terminal de los Low Cost _Rynair por ejemplo _ y no en la nueva .
    A compañía Barçeleonina, utilizando a lenguaxe subliminal .Cat, roubanos e por riba, mexa por Nos .
    La cinematográfica Plaça, ha pasado a llamarse del Diamas, en honor a quien tan bien coloca el capote al noble aestado, mientras con otras manos y artes, lleva desde la taquilla hasta los barquilleros .

  2. Bartolo

    Por desgracia parece que hay gente de la élite intelectual que se ha sumado al carro.No es que los catalanes hayan sufrido un calentón y estén “engañados” (sí lo están, pero en otro sentido). Es que, realmente hay muchos que quieren independizarse. Y, lamentablemente, hay pocos que quieran o puedan oponerse.

    Se sabe que una campaña puede modificar estados de opinión. Pero para modificar lo que hay ahora tendría que ser larga, continuada, constante y omnipresente; como ha sido y es por cierto, la separatista. Una de las peores abdicaciones del “establishment” español ha sido precisamente la de no combatir ideológica y argumentalmente al separatismo.

    Parece que nos acercamos al final del camino. O la Cataluña “enrauxada” se baja de la burra y se aviene a negociar algo que no nos perjudique a los demás (pero en la que les entreguemos, forzosamente, “algo”) y, sobre todo, quede como acuerdo definitivo; o ellos mismos saltarán al vacio y … verán qué les pasa después de haberlo hecho

    Falta saber si esta columna de Carlos Sanchez es pura desinformación, o responde a una veraz información:Preocupante, muy preocupante.

    http://www.elconfidencial.com/economia/2013-09-18/harvard-apoya-la-independencia-la-elite-de-economistas-se-suma-al-proceso_29589/

  3. Bartolo

    Se ha hablado mucho de los errores de Zapatero con el tema catalán, olvidando que los males vienen de atrás, así La época Aznar fué un período dorado para CiU; por su parte Arzallus,sobre el Concierto y el Cupo, decia,acerca de lo que supuso para el País Vasco el pacto con el PP fue el de los 130.000 millones que recaudaría de más la Hacienda vasca como consecuencia de la concertación de los impuestos especiales, afirmó en la sede central del PP que Aznar había pactado “de una forma que el PSOE no fue capaz”. “He conseguido más en 14 días con Aznar que en 13 años con Felipe González”, y en el PP no se cansaban de alabar el comportamiento de Xabier Arzalluz al que veian muy dispuesto al pacto.Así decia Arzallus que que él se fíaba de Aznar.

    Tambien hay que recordar los pactos de Aznar con CiU y el PNV en la VI legislatura, y también las alabanzas de Arzallus y Pujol a la extraordinaria flexibilidad del PP.

    Aznar concedió a los nacionalismos bula para hacer y deshacer cuanto quisieran a cambio de apoyos en el Congreso, es algo que muchos llevamos atravesado y no se lo perdonamos, fue el mejor presidente para los intereses del nacionalismo catalán.La lista de concesiones a CiU, que tuvieron su origen en el denominado Pacto del Majestic (firmado el 28 de abril de 1996).

    Aznar no dudó en defenestrar a Aleix Vidal-Quadras al frente del PP de Cataluña para evitar roces con CiU. Vidal-Quadras se había caracterizado en aquellos años por desarrollar una oposición frontal desde el Parlamento autonómico contra el nacionalismo, entonces personificado en el presidente de la Generalidad, Jordi Pujol.

    Así tras la aprobación de la autonómica Ley de Política Lingüística de 1998, que establecía una clara discriminación hacia los castellanohablantes -especialmente en el ámbito de la educación y del comercio-, evitó recurrirla ante el Tribunal Constitucional y maniobró para que el Defensor del Pueblo tampoco lo hiciera.

    De hecho, fue incapaz de garantizar el derecho de los padres a que sus hijos recibieran la enseñanza en español (junto al catalán), como ordenó el Tribunal Constitucional en 1994, y permitió que se siguiera aplicando el sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán.

    Tampoco consiguió implantar los contenidos educativos comunes a nivel nacional que pretendía la fracasada reforma de las Humanidades impulsada por la entonces ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre.

    Durante la etapa de Aznar no hubo reproches por parte del nacionalismo catalán. Al contrario, años después, políticos como Josep Antoni Duran i Lleida (UDC), Ramon Tremosa (CDC) y Heribert Barrera (ERC) han alabado sin matices aquel período.

  4. jabato

    Al césar lo que es del césar.

    Tengo muy claro que la política de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero fue desafortunada en casi todos los aspectos para este país (lo que durante mucho tiempo se llamó España); en algunos aspectos, fue realmente nefasta. En concreto, en lo referido a la “cuestión catalana”, que acabó por adquirir entidad como tal gracias al “nou Estatut” y a aquel disparate de “…apoyaré lo que venga del Parlamento catalán…”. Posiblemente, la situación creada sea ya irreversible.

    Pero he de reconocer que lo contenido en los mensajes del sr. Bartolo es totalmente cierto. Aznar, al que muchos quieren presentar ahora como el guardián de la esencia española, cometió también muchos errores en ese sentido.

    Y, antes que él, otros. El nacionalismo disgregador (“centrifugado del Estado”, que dijo Felipe González) es un fenómeno que alboreó al mismo tiempo que nuestra democracia, y que ha ido desarrollándose a lo largo de estos 35 años, con ocasionales borbotones, pero en general de forma lenta y sibilina. Y ninguno de los Presidentes que han sido, ni Suárez, ni Calvo-Sotelo, ni el propio Felipe, ni Aznar, supieron frenar el problema, la irreversible deriva autodestructiva de España. De Zapatero, lo único diferente que se puede decir es que, si los demás no supieron atajar el problema, él ni lo intentó.

    Y, más pronto que tarde, los nacionalistas alcanzarán sus objetivos. Esta mañana, durante el debate de la sesión de control al Gobierno, Rubalcaba ha dicho, creo que textualmente: “…una mayoría de catalanes quiere un cambio, y los españoles debemos escucharles…”. En principio, parece un episodio más del buenismo zapaterista (que tan mal cuadra en Rubalcaba, por cierto), una apelación más al diálogo como solución de todos los problemas, incluso más allá de toda razón. Pero me temo que la realidad que encubre la frase no es tan inocua.

    En realidad, es un anticipo de lo que pronto vendrá, la abdicación, por parte de un PSOE desnortado, del más básico de los principios constitucionales: la indivisible soberanía del pueblo español. Hecho esto, todo lo demás es cuestión de tiempo.

  5. rogelio quiroga

    Hasta donde mi conocimiento llega, lo del independentismo catalán tiene mal arreglo. Quizás la razón más sólida para esta afirmación que hago es que quienes hoy en Cataluña tengan treinta años, no han conocido en toda su vida otras cosas que pujolismo, inmersión lingüística, enseñanza de geografía e historia en que Almería, el rio Tajo o el cabo Machichaco no existen, o bien se les habla solamente del “martirio histórico de Cataluña a manos de Felipe V” y no se les cuenta nada del Cid Campeador, de los Trastámara o de Felipe II; y si les cuentan algo sobre el descubrimiento de América solo lo hacen para resaltar el genocidio cometido por los españoles sobre los indefensos nativos.
    Con semejante “background”, que ha sido una paciente y eficacísima “lluvia fina pero constante” durante décadas, naturalmente que todos los catalanes, entre los 10 y los 30 años, piensan aislarse de la “puta España”. Y esos son los nuevos catalanes, que poco a poco van siendo mayoría sobre los catalanes sensatos.

Comenta