Tú eres gualda

El Supremo ha fallado en contra del Gobierno vasco por pretender que no estaba en la obligación de hacer que ondee la bandera nacional al lado de la ikurriña, lo mismo que ha de ocurrir en todos los edificios públicos. No es un chiste, es una sentencia.
No será preciso recordar los recursos y fallos anteriores que suman cinco años de trámites, sesudas deliberaciones y papeleo para comprender que los más altos magistrados del país han estado entretenidos mucho tiempo en una cuestión de Estado, de estado cataléptico, pero de Estado.
Ahora viene la segunda parte que es donde habrá de verse la ejecución de la sentencia y la actitud del Gobierno para que sea algo más que un papel mojado como hasta ahora, pues por mucho recurso interpuesto que hubiese, durante la tramitación del mismo debería haber prevalecido lo dispuesto por la Constitución, es decir, que ondee.
De lo contrario la pirueta vivida en este caso podría llevarnos a constantes períodos de interinidad inconstitucionales, como por ejemplo ocurre ya de hecho con las lenguas. Recurro, y mientras recurro, me tomo un vacío legal en donde, a lo mejor, me libro de declarar a Hacienda, de que la provincia de Segovia termine donde termina o de los objetos caigan hacia abajo por una ley de la gravedad cuestionada.
A los gobiernos, los centrales y los autonómicos, les ha venido de perlas creer que en ese tiempo quedaba en suspenso la obligatoriedad. Y hasta el Rey se las ha visto en actos donde la bandera nacional brillaba por su ausencia. Bueno, ahora ya no hay excusa que valga, pero mucho nos tememos que alguien se sacará un conejo de la chistera y reavivará la interinidad banderística ad maiorem gloria de la España invertebrada, fané y descangallada.
Dos españoles, tres opiniones sigue siendo un buen diagnóstico para un país que se enreda con cualquier cosa, desde la bandera hasta el pie del mástil.

Un comentario a “Tú eres gualda”

  1. how many calories should i eat

    In fact it is simplest to how many calories should I eat for losing fat, genuinely.

Comenta