De Pajares y Esteso

Con todos los respetos que sea menester, pero aquí la única forma de contar lo que pasa es imaginándonos una peli cutre de Pajares y Esteso. Pajares es ZP y Esteso, Barrena.
La película comienza con algunos periódicos desafectos que abren a toda plana diciendo que el Gobierno de Pajares miente. Más que una novedad parece un recordatorio.
Miente, dicen, porque Pajares se ha reunido con la ETA de Esteso para diseñar en comandita cómo hacer que las listas de Batasuna estén en las urnas y que al mismo tiempo parezca que ellos son los garantes de la ley. Se ve desde el principio que es una comedia de enredo, aunque se corra el peligro de acabar en drama.
En la siguiente escena, Pajares dice muy serio que el proceso está interrumpido y que la mitad de las listas de ANV son más legales que el Colegio de Abogados. A raíz de esta declaración, Conde Pumpido comenta que la opción de Batasuna no es ANV. “No debe serlo _ corrobora el Fiscal General del Estado _, puesto que lo dicen y ellos son muy serios en esas cosas. Necesito más indicios adicionales.”
Cambia el escenario y vemos a Esteso y Permach que participan en una manifestación a favor de las candidaturas de ANV. Conde se mosquea. “¿Estarán apoyándolos para disimular que en realidad no los apoyan? _ medita en su despacho _. ¡Éstos son muy pillos!” Llama a Pajares y lo discuten.
Entonces ETA/B pide el voto para ANV y Esteso lo comunica urbi et orbi.
A Conde le preguntan si ya tiene los indicios, o si necesita que Esteso se acerque a su despacho para confirmárselos. El Fiscal duda. Pajares ya no sabe qué hacer para no meter más la pata. El temor a un atentado le provoca unos goterones de sudor que cruzan su frente. ¿Qué hacer? ¡Estamos en manos de Esteso!
La peli tiene un final abierto, cuando Esteso ordena la detención de Pajares y el espectador pone de su parte lo que pueda pasar después.

Comenta