La bebé furiosa

El caso de la niña de Gijón _ una moderna versión de El bebé furioso que escribió Martínez Mediero _, se cuela en todas las conversaciones porque a la madre le ha dado por acudir a los programas vespertinos de charcutería fina para darle a la tarabita y hacerle la competencia a las verduleras/os habituales. Vamos a hacer un esfuerzo y entenderla. Tiene los nervios como si se los hubiesen pasado por el turmix sin anestesia.
El caso es un típico producto de estación, de siglo XXI, queremos decir. Los afectados tratan de paliar sus males esparciéndolos por los platós por ver si la fama y los derechos de imagen lamen las heridas, y ya de no ser aclamados por adornarse con las mayores gracias, buscan el reconocimiento por acumular las mayores desgracias. Da lo mismo que te pegue tu hija, o que tu padre se haya liado con un cartujo. Hoy cualquier salida es buena, menos admitir que el buey solo bien se lame.
Antaño, cuando imperaba el principio de lavar en la intimidad los trapos sucios, las almorranas se sufrían en silencio, pero ha llegado el tiempo en el que compensa hacerles un video y colgarlas de You Tube. A las almorranas, se entiende. Es la ley de la oferta y la demanda. Si pagan por la basura, aquí tengo yo varios contenedores.
Por lo que concierne al caso de Gijón en sí, la información espolvoreada nos conduce a pensar que en esa casa asturiana, desestructurada como un plato de la nouvelle cuisine, no hay quien se libre de merecer ayudas.
La niña, por ser tan fuerte, tan cazurra y tan cencerra; la madre, por su plomiza debilidad y su impudor infinito; el Gobierno asturiano, pillado a contrapié, por su tardanza; los medios, por estar a la que caiga, y una sociedad tancreda y pasmarote que descubre su impotencia y su desorientación hasta para educar a una mocosa. Y no se crean que hablamos de una gota en el océano. Sólo en Asturias están abiertos otros 35 expedientes similares al de la familia gijonesa. Como para andar presumiendo de nada.

Un comentario a “La bebé furiosa”

  1. mzxbnvc=

    But, I changed my eating habits, I eat healthy and maintain exercise. ,

Comenta