Odisea en el teclado

Halcito

Pensaban los columnistas en su inocencia que el oficio estaba garantizado contra todo tipo de invención maligna, o de avance tecnológico que pudiese amenazar la necesidad de que siempre exista detrás de la noticia, la crónica o el reportaje una mente pensante que los ejecute. Mas hete aquí que la empresa canadiense Research in Motion, que el Averno los confunda, ha inventado una máquina diabólica a la que le basta un pequeño párrafo inicial para sugerir ella las siguientes palabras, gracias a su capacidad por realizar una predicción lógica del texto.

Es decir, que si usted pone en ese teclado: “Querido papá…”, la máquina ya se encarga de añadirle: “…mándame 50 euros”, que es la continuación más lógica de dicho texto.

La RIM, que así se llama el invento en honor a su empresa creadora, va a traer la ruina a casa de los poetas, los filósofos, los peritos, los jueces instructores y a todos aquellos que tienen entre sus cometidos el oficio de escribir. Porque claro, si la RIM es capaz de darte la siguiente palabra lógica, quiere decir que también lo es de darte la siguiente a la siguiente, y así sucesivamente hasta el final del informe, la novela o la declaración de amor más apasionada:

Usted pone: “Mi dulce princesa…” Y escribe RIM: “…anhelo tenerte cerca para compartir contigo los días de mi vida”.

Y si le da por teclear: “En un lugar de La Mancha…” ya puede irse a dormir porque RIM volcará, capítulo por capítulo, todas las aventuras del viejo hidalgo, incluído el texto de Avellaneda y las anotaciones de Francisco Rico a su famosa edición.

RIM es un peligro público que debemos eliminar. RIM es el hijo espurio de HAL 9000, aquel malvado supercomputador ideado por Arthur C. Clarke… clarke, larke, arke, rke…

3 Comentarios a “Odisea en el teclado”

  1. scéptika

    Aburren.

  2. LOUREIRO

    Pués vamos a divertirnos apartándonos de la evasión que nos proponen en el tema de hoy.
    Draghi es: “El BCE no está para resolver los problemas financieros de los Estados” Su papel, insiste, es el de asegurar la estabilidad de los precios y del sistema financiero.
    He leído que deberíamos recordarle a este servidor del lobby bancario privado, de sueldo millonario, cuya ascendencia profesional se remonta a Goldman Sachs y el Banco mundial, que el es redactor de la carta que firmada por él y Trichet, dirigida al gobierno de su país, condicionando la compra de bonos publico del tesoro italiano, como chantaje ante la amenaza de intervención, a la que le exigecia al pueblo italiano a través de su gobierno de cambios estructurales de carácter político, legal y laboral, en una injerencia directa del BCE en asuntos que afecta a la soberanía de un estado.
    No se sabe si se puede llamar traidor a quien intenta beneficiar a terceros obligando por ese procedimiento a su propio país a; a) privatizar los servicios públicos; b) ampliar la negociación colectiva, reforma de los salarios y diseño de sueldos y condiciones de trabajo; c) revisión de contratación y despido de empleados, y cambios en el seguro de desempleo.
    La indicación de plazos y sugerencias de recorrido, que bajo la coacción provocada por el BCE, previamente, dejando a España (en paralelo con nuestra carta en ese momento) e Italia a los pies de los caballos para doblegar a los estados a compromisos que cumpliesen con sus reglas. no se trata de un problema económico sino político. No se trata de las dificultades del mercado sino de las condiciones que estos manipuladores crean para que el mercado ahogándonos nos coloque de rodillas frente a sus pretensiones.

  3. LOUREIRO

    El copago farmacéutico tendrá un impacto de 7.000 millones para las cuentas públicas, las tasas universitarias 3.000, la eliminación de la paga extra de los funcionarios significará entre 4.000 y 4.500 millones, la subida del IVA serán no más de 8.000 millones al año (unos 22.000 millones en dos años y medio). Esto, sumado a la subida del IRPF y a la amnistía fiscal darían un total de 36.000 millones de euros. Es decir, que no se lograría ahorrar ni siquiera “la mitad de lo que debemos”.
    No, desde luego la que pueda acometer el gasto privado, pero sí el público; para eso están los impuestos directos, indirectos y nuevas figuras impositivas que están por acometer y que ni dios inicia. Pueden pero no quieren, prefieren pagar la carga financiera de una deuda imposible de saldar con estos tipos de interés, cuando realmente estamos en deflación, un unos tipos próximos a cero.
    ¿Que podemos hacer?. No trabajar para los usureros, plantarnos. Quid pro quo. Trabajamos y pagamos impuestos y cotizamos a cambio de mantener el estado del bienestar.
    En Islandia lo han hecho, son solo 300.000 habitantes, vale, y tienen la soberanía de su moneda, también es cierto, pero han provocado la desbandada de los banqueros en busca y captura y han sentado en el baquillo al presidente; han hecho quebrar al gobierno de turno. Ahora están con el litigio legal de quién paga, sobre todo a los bancos holandeses, pero eso va para largo y veremos como acaba. El caso es que el pueblo se negó a pagar el expolio y despojo de los financieros y políticos corruptos.
    No hace mucho mirábamos con cierta distancia los recortes en Grecia y Portugal, supresión de pagas extras, despidos masivos de funcionarios y bajada de pensiones; además de la sanidad y educación a tomar por saco. Pues ya lo tenemos aquí mismo, somos ciudadanos griegos y portugueses. ¿Esperamos a que algún desesperado se queme a lo bonzo delante del congreso?.
    El ejemplo, el faro, es Islandia, la revolución convenientemente silenciada por los medios para que no nos enteremos.

Comenta