El italiano enfadado

La víctima y el escenario

Al autor del atentado de Brindisi lo han pillado con una cámara en plena colocación del explosivo. Es buena señal para pensar que pronto lo acaben pillando de córpore in custodia.

Entremedias, el fiscal de la ciudad italiana aventura el perfil psicológico de ese hombre, y descartada la Mafia en la animalada, apuesta a que bien podría tratarse de una persona enfadada con el mundo, aunque a estas alturas es de imaginar que el mundo esté mucho más enfadado con él que viceversa.

Una persona enfadada con el mundo se arma de bombas y mata a una muchacha para apaciguar su cabreo. Si no le gustaba lo que había, mucho menos le va a gustar lo que provoca. Y ésa es una parte importante del problema, porque además de llegar a la Tierra exigiendo ser tratados como en un hotel de cinco estrellas, la mayoría de los enfadados con el mundo no solo no hacen nada por mejorarlo, sino que colaboran con denuedo en estropearlo lo máximo posible en la medida de sus fuerzas.

El gremio de enfadados con el mundo, como todos los gremios, ha originado grandes personajes y grandiosos delincuentes. En el primer apartado se encuentran todos aquellos que se esforzaron por mejorar lo que se encontraron. En el segundo, los que confiaron su disgusto a la dinamita. No parece arriesgado suponer que en Brindisi nos encontramos ante un miembro del segundo grupo.

En cualquier caso, el fiscal de Brindisi se habría acercado más a la verdad, si en lugar de definir así al autor del asesinato, se hubiese referido a él como un trastornado, un hombre que confunde la realidad, sus deseos y los métodos a emplear. Los hay en abundancia, aunque no todos llegan al extremo de ahogar su enfado en sangre juvenil.

Al de Brindisi le queda poco para ser sumamente reconocido.

12 Comentarios a “El italiano enfadado”

  1. scéptika

    ¿Y cuando un gudari, manipulando tropemente un cartucho de muerte, se volaba direcatmente al cielo de los héores y en su pueblo-pueblito-región-paisito lo aclamaban como un redentor? Me arde la sangre. Mejor me callo.

    No quería dejar sin respuesta tu pregunta de ayer, querida MiMI. Vivimos en un país de don Juanes o Juanillos. ¿Tan difícil es encontrar un Juan a secas?.

    Como en tantos otros países totalitarios, hasta el 75 los manicomios eran cárceles, refugios, almacenes y, muy en último lugar, sanatorios. Llegó el comandante Felipe y sus sargentos Lluch y González Vargas y tiraron el edificio no construyendo nada sobre sus ruinas.

    Los progretas sevillanos se inventaron un título que les pareció ocurrente: “Salta la tapia”. Hala, todo el mundo a la calle. Que se llenó de inadaptados, de asustados, de enfermos graves, alguno peligroso y les pareció, ángeles de la Providencia, a nuestros primeros gobernantes sociatas que habían descubierto el Mediterráneo.

    Crearon la unidad de Psq Agudos en los grandes hospitales, donde el esquizo que veía alienígenas en los fuentes de beber, compartía pasillo con la recién parida víctima de depresión profunda.

    Devolver como se ha hecho al enfermo que deja atrás (?) una crisis muy grave en manos de -bien lo dices- padres mayores sin conocimientos y sin habilidades, confiando que el paciente por sí mismo va a aceptar como un corderito su medicación, a menudo con graves efectos secundarios y va a ir por su propio pie a las escasíiiimas unidades de día, es creer en los reyes magos.

    Es uno de los graves problemas de nuestra sociedad, pero al que todo el mundo se enfrenta con bacías por yelmo y lanzas de maderilla, diciendo que son abatibles gigantes, cuando son inmóviles molinos, bien asentados en el suelo.

    Ni este, ni el anterior, ni el anterior al anterior de los gobiernos centrales y minigobiernillos regionales tienen ni meretriz idea de cómo abordar el problema. Y lo ignoran, hundiendo la cabeza bajo el ala.

  2. Soilán

    Cuando la conducta se sale de los cauces lógicos, enseguida se piensa que quien hizo tal o cual salvajada tiene que ser un trastornado.
    Es posible. Pero la maldad acampa por el ancho mundo en estado puro. Como el instinto de venganza, el resentimiento y el odio, a menudo hijos de la humillación y la envidia, todo mezclado con la ignorancia.

    Recuerdo ahora un cirujano, creo que traumatólogo, que apareció asesinado hace algún tiempo. La policía no encontraba rastro del asesino, ni motivos, ni enemigos, nada.
    La curiosidad de un agente llevó a peinar todas las llamadas recibidas por el doctor. Al final dieron con un paciente descontento que se había cobrado así su venganza.

    No dudo que haya traumas y trastornos (incluidos los identitarios) que mueven a alguien a tirotear a los alumnos de un colegio o las nucas de los vecinos,pero también hay desalmados sin sentimiento ni juicio, y entre unos y otros pasan estas tragedias que refiere el sr. Cora.

  3. jabato

    La disección que hace la Sra. scéptika acerca de las causas del desastre de la atención psiquiátrica en España es totalmente correcta.

    Se eliminó el sistema de “sanatorios” psiquiátricos anteriormente existente, y no se lo sustituyó por uno nuevo. No discuto, en modo alguno, que fuera preciso hacer una reforma a fondo del sistema psiquiátrico. Posiblemente el sistema existente durante el franquismo (y épocas anteriores, que los manicomios tampoco los inventó Franco) no fuera homologable con los estándares de un estado de derecho.

    Pero tampoco se ajustaba a los cánones, por ejemplo, el sistema penitenciario, y la solución no fue cerrar las cárceles y echar a todos los delincuentes a la calle. No. Llevó años, y costó una millonada, pero hoy el sistema penitenciario español es, en lo que yo puedo entender, plenamente homologable a los europeos.

    Si se hubiera hecho otro tanto con los hospitales psiquiátricos, posiblemente hubiera que lamentar algunas, bastantes, desgracias menos, de esas que sirven, de vez en cuando, para apertura de telediario. Y serviría, además de para atender mejor a los pacientes, para liberar a muchas familias (ancianos, en numerosas ocasiones) que tienen el manicomio en casa, obligados a soportar sin medios a un hijo o un padre con una patología terrorífica.

    Todo esto sirve, y bien, creo yo, para hacer un comentario sobre la atención psiquiátrica en España, pero no sé hasta qué punto tiene que ver con el suceso italiano. Desconozco lo que pueda saber la policía italiana, pero en un hecho en el que se dan todas las características de la acción terrorista, tampoco puede uno sacudirse el asunto de encima diciendo que “algún loco habrá sido”. Los casos de terroristas solitarios son rarísimos, recuérdese el caso “Unabomber”, el profesor universitario (bastante loco, por lo demás) que mantuvo en jaque durante 20 años al FBI, o el de Mohamed Merah, que recientemente cometió varios asesinatos en Tolouse. Puede que estemos ante otro de estos casos, pero también puede que sea una acción terrorista “convencional”, que todavía no ha sido reivindicada por nadie.

    Y los terroristas, en la mayoría de los casos, no son locos; al menos, ningún psiquiatra los certificaría como tales. Pertenecen a otra subespecie, tan antigua como la raza humana, a los que comúnmente se denomina psicópatas, y que vienen a ser lo que el lenguaje del vulgo llamaba “mal nacidos”, o malas personas, a secas. El mal y el bien son consustanciales a la personalidad humana y, muchas veces, no hay que buscar, o aunque se busquen no se encuentran, razones patológicas para justificar un comportamiento atroz. Es nuestro “lado oscuro”.

  4. scéptika

    Querido Jabato: ¡¡¡¡plás, plás, plás…!!!

  5. MIRANDA

    Coincido con SCEPT y JABATO en lo preocupante que resulta la situación de muchas familias con enfermos psiquiátricos a su cargo, incluidos ancianos seniles y afectados por alcohol y estupefacientes.
    Muy oportuno me parece ese paralelismo con las cárceles, que efectivamente, se modernizaron y mejoraron, no se cerraron.
    Siento enorme compasión por algun caso que conozco, en que los afectados viven en un infierno de permanente sobresalto, y con final dramático también en alguno de ellos.
    Mientras todo el mundo protesta tanto por todo, me pregunto por qué estas familias no han hecho oir su voz para recabar ayuda y apoyo real y eficaz del Estado, como lo tienen los demás enfermos, incluso para casos de cambio de sexo o matenidad inducida.
    ¿Por qué no se modernizaron los sanatorios para acoger a estos enfermos dignamente? ¿Por qué no se exigió por parte de las familias? ¿Por qué ese silencio tumbal de la sociedad ante estas situaciones, no se si por ignorancia o por indiferencia?

    Bueno, volviendo al tema del día, no puedo dejar de pensar en las Vascongadas y la sensación de temor que percibes en amigos o familiares de aquella tierra.
    Doy por desahuciadas y perdidas a las nuevas generaciones, cachorros de ikastola y permanente adoctrinamiento batasuno, como decía el otro día Sir Paco Vazquez por la radio, ya tienen asumido como normal el extrañamiento y desarraigo de España y lo español, y me temo que apoyarán encantados a los grupos filoetarras que el PSOE instaló en las Instituciones, para coronar una gestión desastrosa digna del Guiness de la bananocracia.
    Pero pienso en los vascos de mediana edad o mayores, supuestamente respetables, que se han pasado la vida pisando las vísceras y la sangre seca de sus vecinos destripados por ETA, riendo la gracia a los viejos gudaris en las tabernas que aseguraban que “si no existiera ETA habría que inventarla”, y hablando de los pajaritos preñados. Hay que tener tripas de acero inoxidable para tragar toda la mierda que llevan asimilada los vascos durante décadas.

    Algunos se cansaron de tener que mirar los bajos del coche antes de subirse, de abrir el buzón con miedo a las cartas de extorsión y amenazas, de cruzarse con las dianas con rostros amigos, se asquearon y se fueron del “paisito”.
    Tengo un pariente juez al que físicamente le salpicó la sangre de otro colega, tiroteado en un tribunal. Y se marchó, con mujer y niños al otro extremo de España. Uno de los niños, hoy juez en ejercicio en Cataluña, no dice jamás a nadie donde vive ni que hace cuando va por San Sebastián, porque teme que algun etarra sentenciado por el, le pase factura en la persona de sus familiares,que siguen en territorio comanche.

    Estos desalmados selectivos, fanáticos envenenados de odio y soberbia, que mantienen su estructura, su armamento, sus zulos, su operatividad, pretenden culminar la hoja de ruta zapatera, y cambiar las armas por escaños para seguir viviendo del cuento.
    Espero que los fantasmas de las mil víctimas salgan de sus tumbas y hostiguen sus sueños cada noche de su miserable vida.
    Los sueños de estos asesinos en serie y los de los cientos de miles de cómplices silenciosos, agitadores de nogal y mecedores de cuna, que todavía tienen el cuajo de insultar a las familias de los muertos..

  6. jabato

    ¡Hay que ver lo que ha bajado la concurrencia! Al mismo tiempo, ha descendido la crispación (vocablo que inventó Zapatero para referirse al estado que su visión provocaba en los mortales).

    La tranquilidad vale dinero, cierto es, pero yo echo mucho de menos a varios cofrades (a otros, nada). Creo que cada uno sabrá a quien me refiero, en un sentido y en otro.

    En cualquier caso, si vamos a pasar una época cuasi-monacal, podríamos probar a escribir en latín (yo, a lo mejor soy capaz, que se me daba muy bien en el (ya lejano) Instituto).

  7. Tartaja

    Si esta es la ministra que nos va a resolver esos problemas, vamos apañados.

    http://www.elplural.com/2012/05/21/%C2%BFes-ana-mato-miembro-del-club-de-la-comedia-escuche-la-bochornosa-rueda-de-prensa-de-la-ministra-de-sanidad/

  8. Marito Pachangas

    Ana MATI

    Con ese apellido, qué esperaban Vds?

  9. Marito Pachangas

    Perdón: MATO, MATO

  10. scéptika

    La grabación suena una mijita manipulada, lo que no es de extrañar en el digital que dirige (?) “el del pelo blanco” (y sucio tantas veces).

    No voy a romper una lanza en defensa de una señora que ya califiqué de pija y que ni siquiere la rectificación que hizo mi queirda MiMI me ha hecho cambiar de concepto.

    Pero repito, el tratamiento del audio es muy burdo. Demasiado.

  11. PedroG

    Calle, calle, don Jabato, por dios se lo encarezco hasta de hinojos. No mente la bicha multicéfala. Los caniles no aportan más que ruido, ladridos, escandalera.
    Es normal que se note tranquilidad, cuando hoy sólo se contabilizan tres boñigas de cadelo, y no las quince o veinte habituales.

    Sobre el artículo de don Cora, comentar lo eficaces que son las cámaras, y cuanto ayudan a pillar a los delincuentes. Incluso a apreciar sus defectos físicos para identificarlos. Este tipo, al parecer cojeaba visiblemente y tenía una mano guardada en el bolsillo, como si estuviese lisiada o algo así. Y esto ayudó a localizarlo.

    La descripción del fiscal como “enfadado” con el mundo, permite confirmarnos en que la carrera de leyes y la toga no hacen al fiscal. Valiente enfado el de la bestia.

  12. MIRANDA

    Acabo de ver el bochornoso espectáculo de una peña de delincuentes entrando por la fuerza y con violencia en el despacho del consejero de cultura de Baleares, reduciendo al personal, apoderándose del espacio privado y objetos personales, copiando papeles y haciendo fotos de cuanto había sobre la mesa
    No acierto a comprender que no haya vigilancia, como la que tienen hasta los supermercados en una consejería. Que una tribu de bestiaspardas puede entrar y posesionarse de un despacho echando a empellones a los funcionarios. En su amada Cuba, o China, o Corea o Rusia, jamás podrían hacer tal cosa. Tampoco en los paises del mundo civilizado, los USA, Canadá, Suecia, Alemania….INIMAGINABLE.
    Solo en los paises bananeros se concibe tal hecho demencial que pasa todas las rayas rojas y dispara las alarmas de la ¿democracia?

    Imagino que la ley se pronunciará contra estos salvajes, porque da la sensación de que corremos con prisa hacia el anarquismo y el desastre.
    Ya se frotan las manos los nacionalistas pensando en aprovechar este finde un evento deportivo como orgía separatista, antiespañola y antimonárquica.
    Los remilgos para APLICAR LA LEY VIGENTE y EJERCITAR LA AUTORIDAD QUE AQUELLA PERMITE, acabarán por convertir a este pais desconcertado en tierra de bananas.
    Lo que ocurre con el desorden, el desmadre y falta de respeto cívico, ocurre con las reformas con gotero del gobierno Rajoy.
    HAY QUE AFRONTAR LA SITUACIÓN YA, sin paños calientes ni rodeos, la banca, el deficit, la sanidad, la justicia, la educación, el Estado, el sindicalismo, la administración, las pretensiones de los terroristas, los recortes a ese MEDIO MILLÓN DE POLÍTICOS INOPERANTES, todo, porque ESPAÑA ESTÁ POR REFORMAR TAL Y COMO LA DEJARON LOS SOCIALISTAS.
    Es mucho lo que se espera y se pide a Rajoy. Avanti tutti.

    SCEPT, yo no he dicho que Mato fuera o dejara de ser pija. Cuando la pille en alguna pijotería, no dejaré de señalarla. Lo que dije es que no era una persona sin formación ni preparación, como sostenías.
    Pija sobre pija, al menos sería una pija de seu, no una pija impostada como Trini Chupadecuero, o Chacón, entre otras miembras, advenedizas al pijerío, que se nota mucho más.
    De esto, quien más sabe es MOZILLA. Ella seguro que las tiene perfectamente catalogadas en grados de pijez.

    En cuanto a grabaciones burdamente manipuladas, donde se empatan frases, se cortan, amputan, repiten, superponen….de todo eso hay cantidad en los medios de los Sopenas y cebrianes, que luego los comandos de trolls se encargan de repetir por los foros, intentando sacarse la espina de tantos años de ramplonería y bazofia zapatera.

Comenta