Tocar de oído

El caso de Ciempozuelos, donde la alcaldesa ha decidido reemplazar el Día de Memoria del Holocausto por la “conmemoración del genocidio palestino”, demuestra cómo avanza, cabalga y se enseñorea el efecto ZP.
Si para el periodista sin escrúpulos la máxima es que la realidad no debe estropearle una buena noticia, para el político que va configurando con sus actuaciones el ínclito ZP _ cuyo modelo parece seguir la alcaldesa del pueblo de Ventura Rodríguez _, la realidad no debe estropearle una ocasión para hacer demagogia.
Convertir a los terroristas de ETA en luchadores por la paz, hacer de sus atentados simples accidentes, santificar la República para olvidar sus crímenes y creer que el único malvado se llama Bush y vive en Washington, exige una candidez extraordinaria, o una falta de escrúpulos no menos notable.
La alcaldesa de Ciempozuelos tropezó en su calendario con la palabra holocausto y aquello no le gustó un pelo. Recordaba a ZP luciendo la kufiya y lo amigos que son judíos y americanos. ¡Ca, ca, ca! ¡En mi pueblo no hay holocausto, que para algo estoy yo aquí! Y al estilo de esos nazis resabiados que se lo cargan de un plumazo diciendo que Hitler no se iba a cama todos los días sin besar a un niño hebreo, trocó judíos por palestinos y se quedó más ancha que larga.
El sufrimiento del pueblo palestino, que sin duda acumula con creces, no puede ni debe competir _ ni mucho menos sustituir _, con lo ocurrido en la Alemania nazi por mucho que hoy esa idea moleste, inquiete o contradiga al Gobierno ZP. Y cuando la alcaldesa programa un concierto de música árabe debe olvidar en ese instante que el causante de la mayor masacre moderna de palestinos _ 14.000 muertos oficiales _, fue ordenada por otro árabe, el rey Hussein de Jordania (1970). Pero claro, para saber esas y otras muchas cosas hay que molestarse en leer y resulta más cómodo y más rentable tocar la política de oído.

Un comentario a “Tocar de oído”

  1. vzxcmbn

    You or your caregiver should also monitor for melanomas frequently and on a regular basis. ,

Comenta