Quien fue a Sevilla…

El episodio del poliomielítico que se manifestaba al lado de la víctimas del terrorismo en la pasada convocatoria de Sevilla, las insinuaciones de Gabilondo en torno a la falsedad del individuo y la posterior trifulca política sobre el caso, permiten observar in puribus naturalibus la altura del actual debate español, la lucha sin reglas ni cuartel que plantean sus absurdos representantes políticos y los jirones que tratan de ocasionarnos los contendientes con manos, uñas y dientes.
La insidia es mayúscula. La AVT habría fichado a un enfermo poliomielítico en su silla de ruedas para que hiciese bulto e inspirase lástima, a pesar de que sus dolencias nada tienen que ver con atentados, ni lucha antiterrorista. Un plan digno del Capitán Garfio, o quién sabe, de seres más abyectos todavía.
Con gran esfuerzo llegan hasta nosotros las psicofonías de la conspiración: “Y al de la silla de ruedas lo ponemos al frente de la marcha, para que se le vea bien y la gente piense que es otra salvajada de ETA”. “¡Eso, eso! Y salimos en los telediarios”.
Qué duda cabe. Si la AVT hubiese celebrado esa reunión y allí se hubiesen pronunciado frases similares, la conspiración de la sillita era denunciable ante el Defensor del Terrorista, que ha de residir por centroeuropa. ¡Qué brutos! ¿Y no querían hace pasar un poliomielítico como si fuese un tetrapléjico?
Ahora bien, si como parece, nada de eso es cierto, ¿a qué perversos fines se atiende cuando en la presencia de la silla se observa un hecho denunciable? ¿Hemos de entender que ETA ha dedicado toda su existencia a cuidar de niños desvalidos, ancianos impedidos y mujeres maltratadas, y ahora, con lo de la sillita, la AVT le quiere afear el expediente?
Mire por donde se mire, el episodio de Sevilla es la polémica más despiadada de los tiempos modernos, prueba de que las malas conciencias, como el sueño de la razón, también producen monstruos.

2 Comentarios a “Quien fue a Sevilla…”

  1. bnvcmzxt

    Today I weigh 194 lbs – and plan to continue to lose another 35 or so at least. ,

  2. CATHRINE

    RANDOM

Comenta