La escuela fantástica

No se puede ser más inoportuno que comparar España con un trasatlántico cuando se cumple el 99 aniversario del Titanic

España es un poderoso trasatlántico; yo, su capitán y el momento económico por el que ambos navegan es un mar como un plato. “Estad tranquilos, estad tranquilos”, recomienda el gran timonel.

Y lo estamos, aunque hubiésemos jurado que caían chuzos de punta en una travesía de mar gruesa a muy gruesa. Quizás tengamos un camarote orientado a barlovento.

El presidente ha sido siempre un gran amante del lenguaje y de sus posibilidades expresivas. Pocas personas hay en el mundo tan hábiles para hablar de la guerra sin citar la palabra, para negar que negarse la crisis, para defender que nación significa otra cosa, o para convertir parados en trabajadores formándose.

De modo que el símil del trasatlántico no deja de ser otro recurso estilístico dentro de una rica literatura de ciencia ficción que se escribe a golpe de fantásticas descripciones que sólo existen en la fértil imaginación de un autor desbordante.

En uno de sus relatos, el presidente dejó para la posterioridad una frase que ya se estudia como clásica en Económicas, Políticas, Empresariales y Exactas. Es aquélla con la que, pletórico de razón y lógica, declara: “si hay crisis, o no hay crisis, es un tema opinable”. Reconozcan que hay un antes y un después de la frase. Una especie de frontera que separa los tiempos oscuros de la filosofía, y el devenir de la luz, cuando todo se convierte en opinable; los terroristas en hombres de paz y sus actos, en incidentes.

Su escuela se forja en principios de difícil comprensión para el entendimiento del ciudadano medio, como cuando establece, hace tiempo ya, que “nación es un concepto discutido y discutible”, o que el sistema financiero español es el más sólido del mundo.

Convendrán en que lo del trasaltántico se convierte en una coña marinera al recordar estos antecedentes.

4 Comentarios a “La escuela fantástica”

  1. MIRANDA

    Verás BOSS, es que los cuentos chinos hay que interpretarlos con otra simbología.
    En realidad, donde ZP dijo “España es un transatlántico”…quiso decir “España es el BARCO DE CHANQUETE”. Y cuando aseguro que la nave iba bien y seguiría navegando con fortaleza, queria decir !!!!DEL BARCO DE CHANQUETE NO NOS MOVERÁN !!!!, porque a juzgar por la magnitud de la trola que intentaba endosarnos por via rectal, afirmando que que los chinos iban a entrar en el capital de las cajas de ahorros con 9.000 millones de euros…..es que están muuuuu desesperaditos por no dejar la poltrona.
    Solo la urgente necesidad, la apremiante desesperación por DAR UNA BUENA NOTICIA diciendo que llevaba dos años sin darnos una alegría (¿no son siete ya?) puede explicar, por bôbô que sea, que SE PONGA EN LA EVIDENCIA DE SER DESMENTIDO al dia siguiente por los “malvados especuladores asiáticos”, que hablan raro y son maoistas…pero no tienen un pelo de tontos.

    La estúpida kgada ha transmitido justamente lo contrario de lo que pretendía: que el barco de Chanquete hace aguas y nuestro sistema financiero está URGENTEMENTE NECESITADO de ser rescatado desde el exterior.

    Zapatero recuerda al empresario sin recursos, acuciado por las deudas,que se precipita y se ofrece como vulgar meretriz al primer llegado con posibles. ESA IMAGEN DE ESPAÑA ES NEFASTA PARA ATRAER INVERSORES Y GANARSE SU CONFIANZA.

    No repases las “frases zapateras” , BOSS, amore, porque producen grandes dósis de vergüenza ajena.
    Si el necio es callado, puede pasar desapercibido. Pero si, dia tras dia, teje chorradas en un interminable tapiz de Penélope ,todos se percatan de su tontuna, su inoportunidad, su irresponsabilidad.

    Como decía GROUCHO, que tenía debajo del pelo todo lo que le falta a ZP, “La politica es el arte de buscarse problemas, encontrarlos, dianosticarlos erroneamente y luego luego aplicarles las soluciones incorrectas”. Esto lo hace Zapatitos de maravilla.

  2. fe

    Todos los españoles recordaban con dolor inconmensurable lo del titanic, incluido, por supuesto el Sr.Cora, que debe de ser español tambien por aquello de lo bien que retrata a su pais en el amplio sentido de la palabra.
    A la hora exacta de la catastrofe marinera, los carpetobetónicos dirigen la mirada y el oido en dirección al jefe del gobierno que se han elegido para comprobar si tambien….y ¡ oh, milagro! no salen defraudados. Se compara algo económico a un trasatlántico.
    El ” presi ” es un cenizo que viola el dolor de toda la sociedad, la del Sr.CORA.

  3. Gorila

    Recitándome:

    1.- A estas alturas, escuchar a Rodríguez comparar a Expaña con un transatlántico y acordarse de otro que no sea el Titanic es de no querer ver, que ya se sabe que es el peor ciego.

  4. Kandi Condelario

    Great post!

Comenta