Vuelven los tonton-macoutes

Montilla cree sus criterios políticos son excelsos, sublimes, incólumes, paradigmáticos, gloriosos y eminentes. Debido a ello, cree también que quien no los comparta merece la reprobación, el insulto y el altercado. El reduccionismo tiene antecedentes por todos los lados. Diocleciano, Stalin, Hitler, Tomás de Torquemada, Arana, Franco y Sadam Hussein pensaban lo mismo. También ellos estaban convencidos de que quien no coincidiese con su manera de interpretar el mundo podía ser pasado por la piedra con toda razón y justicia. Lo que les diferencia de Montilla es que ninguno de los citados presumía de demócrata. Eran dictadores, salvadores, iluminados, tiranos o padrecitos universales, lo cual ayuda mucho a saber con quién se juega uno los cuartos, porque cuando un tipejo de ésos alcanza el poder sólo te quedan tres opciones; a saber, meterte en la cueva, fichar por su banda o correr delante de los grises. Si por el contrario se presenta como demócrata, te confías; que es lo que les pasó a Arcadi Espada y a Mariano Rajoy, que no sólo les zurraron la badana, sino que además el señor Montilla ha dicho que les está bien empleado, por pensar de forma distinta que la suya.
Y claro, a la vista de que el charnego _ Maragall dixit _, quiere hacer méritos de barretinaje repartiendo camisas pardas entre las masas enardecidas, a los hostiferados no se les ocurre mejor estrategia que ocultar sus hojas de ruta, para que nadie sepa en qué ciudades van a actuar, ni cuándo va a ser el show. Así no les dan tiempo a preparar el boicot.
Ideal de la muerte. Nos van a dar el premio a la mejor democracia clandestina del orbe. Aquí se puede decir de todo, siempre y cuando no lo anuncies antes en la prensa, porque vienen los tonton-macoutes, te revientan el acto y encima se llevan el aplauso del señor ministro.
Pues nada, alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.

Un comentario a “Vuelven los tonton-macoutes

  1. Celexa/10mg x 90 (pill) without prescription

    It is important, therefore, to continue seeing your doctor for regular blood counts and tests. ,

Comenta