La mala suerte

¿Por qué se va Corbacho, con lo bien que se comía el marrón?

Le gritan “fuera, fuera” y “ZP dimisión”, pero lo que no saben los asistentes al desfile de la Fiesta Nacional es que él no tiene la culpa de nada. Ni él, ni ninguno de los ministros que pastorea.

Quien está en el ajo y lo sabe todo es un amigo de Celestino Corbacho que charló con él hace unos días, según humilde confesión del titular de Trabajo. Comentaban que en breve Celestino dejaría ese Ministerio que tanto ama para hacer catalanismo, que es algo mucho más sencillo y que se le da mejor.

_Chico _ le dijo al ministro este perspicaz ciudadano _, ¡qué mala suerte has tenido y vaya marrón te ha tocado!

Ésa es la clave. Si a Corbacho y a su jefe les hubiese tocado vivir el siglo de Pericles, o la pax romana de trescientos años, ¡menudas gestiones hubieran hecho! Como para chuparse los dedos. Pero, claro, con esta mierda de crisis no hay quien gobierne con cierta gracia.

¡Qué buen ministro haría si le hubiesen nombrado cuando el país rozaba el pleno empleo, cuando se presumía de nadar en la ambulancia y de tener a la puerta cientos de multinacionales en fila india solicitando establecerse sobre cualquier centímetro cuadrado de suelo industrial que quedase libre.

Pero no, muy al contrario le cayó un marrón de paro, y él, lejos de aclararlo, lo hizo más intenso, tirando a canelo chocolate.

“Fuera, fuera”, le gritan a ZP desconociendo que tampoco tiene culpa de nada. Aún no se han enterado de que a él le ha caído otro marrón como a Corbacho y se lo está comiendo con gran dignidad y con notable sentido de Estado.

Porque vamos a ver, si no estuviese él en la Moncloa, otro tendría que ocupar su puesto, y como aquí todo depende del grado de marrón que te caiga, ese otro estaría tan hundido o más. Así que ya le pueden agradecer que se haga cargo de todo.

12 Comentarios a “La mala suerte”

  1. scéptika

    Ay, la desmemoria… el 13M04 gritaban ¡asesinos! en el cruce de Génova. Y con una espontaneidad… Ni tan siquiera un pez gordo de una capital malagueña, borrachuzo y bravucón, dio orden de convocar a las hordas por sms, pagándose todas las salvas con pólvora del rey. (de nuestros bolsillos, quiero decir) Conozco su nombre y su apellido, que ni pintado, pero herr Alzheimer me hace de nuevo su castañeta y no caigo ahorita mismo.

    Al lado del requiebro de la muerte con premeditación y alevosía, decirle inútil, cabeza de chorlito, soplagallinitas, pendón, inepto o cagapoquito al papá de las goticas es casi un piropo retrechero.

    Por cierto, no solo don Alzheimer me la juega, sino que santa Lucía me niega sus dones: en la foto de la familia Borbón no acierto a descubrir a su Alteza, la Excelentísima y Reverendísima Señora Princesa de Asturias, Princesa de Girona y de Viana, Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer, de divorciada, señora Ortiz Rocasolano. Con lo bien que me cae. Mecachis en la mar salada…

  2. scéptika

    Perdón, donque puse capital malagueña quise decir capital andaluza. Cabeza la mía.

  3. SEito

    Porque prefiere el marron glaçe; hay una diferencia entre tener el acento por arriba a no tenerlo y añadir un sucedáneo por debajo en lo contiguo .
    Entre las tribus gabachas nunca se dan las atrocidades que visten las ibéricas .

  4. COMPLEJitos

    La juerga me la estoy corriendo yo.

  5. MIRANDA

    No lo dudo. La administrativa vasca lo vale.

  6. Caplan

    La impunidad para los idiotas es una vileza, es criminal ser tan idiota , deberían ser juzgados .

    Si no sabes gobernar quítate de en medio ¿ simple no ? .

Comenta