La década cochambrosa

Hay décadas y décadas

El sindicalismo está muerto. La política está muerta. El trabajo se debate entre las olas. Sólo Belén Esteban es capaz de bracear sin ahogarse.

Ni con Carlos II, el Hechizado, ni con Fernando VII, el Felón, estuvo el pueblo español tan castrado. En toda las épocas hubo vaivenes y períodos desafortunados, pero los últimos diez años no serán escritos con palabras menos graves.

Estamos a un trimestre de que finiquite esa primera década del siglo XXI y nadie es capaz de encontrar un adjetivo optimista que la defina.

La década prodigiosa, tal como la concibe Frederic Danay, es un título apetecible, pero no parece el ajustado a esos diez años que se escapan por el sumidero.

Sin ánimo de ofender, pero la década ha dado pruebas de ser un niño meón que lo deja todo perdido.

Quizás se deba al predominio social de la cibernética y a la gran inexperiencia que demostramos cuando la manejamos. Era de esperar. Ni Solón, ni Kant eran duchos en cibernética, y eso se nota en los pañales. Pero ofrezcamos ideas.

Así como en el siglo anterior hubo el crack del 29, los alegres veinte, la postguerra de los cuarenta o los locos ochenta; la primera década del XXI será recordada como la década imberbe.

Llegamos a tamaña tecnología que ni siquiera sabemos qué hacer con ella. O lo que es peor, no sabemos manejarla, lo cual nos puede conducir a accidentes mortales.

Exactamente lo mismo lo ocurre a cientos de padres en España todos los días: compran y ponen a disposición de sus hijos un automóvil de gran cilindrada que un conductor, joven e inexperto como aquél, tardará en dominar. De ese modo, la ocasión de accidente ganará enteros ante la ocasión de aprender.

Así de floja ha sido esta década.

_¿Imberbe, dice usted? ¡Culito de bebé!

13 Comentarios a “La década cochambrosa”

  1. haha

    Parece que una buena parte de los positivos por alcoholemia son de gente suficientemente mayor para saber lo que es correcto (y legal). Les ocurre a cientos de hijos en Espana todos los dias, sus padres son incapaces de evolucionar y adaptarse al HOY (donde conducir despues de beberse media botella de vino es incorrecto e ILEGAL).

    A mi esta decada me parece de puta madre, soy joven y el mundo es mio. Volveremos a hablar en el 2040

  2. sceptika

    No, señor/a haha. El ‘me parece’, ‘creo haber oido’, ‘en algún sitio dicen’, es poco serio. A ciertas apreciaciones hay que ponerle un poquito de fundamento o callarse. Copio y pego de un periódico regional:

    En un informe estadístico de la DGT detalla sobre la edad de los fallecidos que el grupo líder es el de los menores de 30 años y que, justo tras él, aparecen las personas de entre 30 y 40 años. Después aparecen los que tenían más de 60 años. Por último, están los muertos que tenían entre 45 y 60 años… El alcohol puede estar en el fondo de hasta un 60% de los accidentes nocturnos del fin de semana… / … en las clases teóricas, los jóvenes que vienen a ellas parecen inquietarse, pero mi impresión es que ese temor se les pasa enseguida. Piensa que a ellos nos les va a pasar y se olvidan de las precauciones que hay que tomar», insiste P. V. (profesor de autoescuela).
    De esta misma opinión es A. M., de 21 años, que cada fin de semana sale a disfrutar la noche en una pandilla de 10 chicos. «Pienso que, de manera general, si no ves controles de la Policía que te puedan poner multas, no te cortas de beber o ponerte el cinturón»…

    Señor/a haha, voy a darle una pincelada de lo dicho por un doctor en Lingüística, catedrático de Universidad y no mayor de 45 años: “El problema del ‘tuteo’ procede en gran medida de que para hablar de usted a toda persona, bien desconocida o que merece nuestro respeto y/o cortesía, es preciso saber conjugar los verbos, cosa que no ocurre con la inmensa mayoría de universitarios, ni incluso los de ramas de la Filología.

    Los que nos educamos en el pleistoceno inferior -o sea que ya hemos cumplido los 60 y no padecemos de su enfermedad, que el tiempo le ha de curar- la mayoría, incluso los que tuvieron una escolarización precaria, sabemos usar el usted, además de respetar a los demás y ejercer el cada vez más raro oficio de la cortesía.

    ¿Le vale todo ello como ejemplo de por qué la década que va a finalizar es un poquito más cutre que la última del pasado siglo y ésta ya lo fue más que las de los gloriosos (?) ochenta?

  3. COMPLEJitos

    Estoy con haha. “Soy joven y el mundo es mío”, me la quedo.

  4. SEito

    “cientos de padres en España todos los días: compran y ponen a disposición de sus hijos”
    Cuna, skate, mesa y mantel, hotel, Era/Org-asmus ….y después viene las Mody´stillas y nos hacen un traje en el que no caben tamaños dispendios . A todos en el mismo saco, eso es lo malo, tanto quienes respetaron las normas como aquellos a quienes infringirlas resulta un pasatiempo en su aburrida vida de subvencionados de nacimiento y herencia perpetua, por formar parte del calendario con ese adjetivo .
    Adelantarse al tiempo natural provoca jet-lag; vivir una década montada en un tren de vida manejado por manos de joistik mientras las preparadas para llevar las riendas están proscritas, suele traer el vuelco de la carabana y quedarse sin ruedas . Y otra vez vuelta a empezar . De lo osada que es la ignorancia hoy no hablo .

  5. haha

    A ver Srta Sceptika, estadistica y logica para principiantes.

    El articulo dice que el grupo lider de accidentes es el de menores de 30, y que PUEDE (toma fundamento!) que en un 60% de los “accidentes nocturnos de fin de semana” este implicado el alcohol, sin mencionar grupos de edad. Ahora digame usted que prueban estos datos, como conectamos estas dos afirmaciones. Busqueme otra estadistica, por favor, que seguro que la encuentra.

    Yo creo que el problema de los jovenes no es la falta de conocimientos de Gramatica, sino la falta de conocimientos de Latin ellos y de piano (o espineta) ellas, que es de verdad lo que prueba una buena educacion.

  6. Tamarin

    Sr. Cora:
    En el día de hoy, de acuerdo con la resolución A/RES/61/271 de la Asamblea General del 15 de junio de 2007, se celebra el Día Internacional de la No Violencia. Una ocasión para que se difunda por el mundo el mensaje de la no violencia “incluso a través de la educación y la conciencia pública”. La resolución reafirma “la relevancia universal del principio NO VIOLENCIA y el deseo de conseguir una cultura de paz, tolerancia y comprensión”.

    ¡Juás!

    ¿En el mundo en que vivimos?

    Ayer nos hablaba de los anti-sistema…, hoy leo algunas ¿inquietudes? de los que se supone, todavía son jóvenes…

    Vaya década que va a pasar y vaya décadas que nos esperan… (a mis años, con dos más creo que me llegará; ¡Dios, lo que me espera!).

    A mandar.

  7. principiopeter

    Qué vueltas que da el mundo, Facundo.

    Curioseando por el blog de Don Paco Rivera me encuentro con el nick Madialeva.

    Si mi anciana memoria no me engaña, este apelativo era usado en este blog en el que estamos por un grupo de tres personas (según explicaron después, al disolverse), una mujer y dos hombres, que escribían en plan cooperativa, unos días unos, otros días otra; pero todos bajo el mismo nombre. La chica abandonó el blog por asuntos de trabajo o algo así, y los chicos prefirieron dejarlo correr; al parecer ella debía ser el alma del asunto.

    Las preguntas, de sopetón, son tres:

    1.- ¿Han “resucitado” como grupo?
    2.- ¿Es sólo parte del grupo la que vuelve a la actividad?
    3.- ¿Es un caso de suplantación de personalidad?

    Ojo, que en el caso 3 puede no ser maliciosa, sino involuntaria, alguien (ignorando que ese nick existió en el pasado) puede haberlo adoptado ahora, sin más.

  8. jabato

    Francamente, no sé muy bien de qué hablamos. No creo que la década que termina pueda calificarse de ominosa o prodigiosa porque la juventud esté más o menos desorientada, o que la desorientación de la juventud se reduzca a su mayor o menor implicación en los accidentes de tráfico. En ambos casos, me parece que estamos fijándonos únicamente en una pequeña (aunque importante) parte de un conjunto mucho más grande.

    Yo no estoy exactamente de acuerdo con el Sr. Cora en calificar la década que ahora termina como “cochambrosa”. Evidentemente, si la tomamos como un período aislado en la historia, merecería tal calificativo y muchos más. No sólo no se han solucionado los problemas que teníamos a finales del siglo pasado, sino que se han recrudecido, y para más inri, surgen otros nuevos, bastante preocupantes.

    En el caso de España en particular, si comparamos la situación política y económica que había en el año 2.000 con la actual, es para echarse las manos a la cabeza. Hemos recaído en todos nuestros males económicos (déficit, paro, deuda) sin solventar ninguno de nuestros tradicionales problemas políticos (descontrol y despilfarro administrativo, falta de encaje del modelo territorial, descrédito de la clase política). Para rematar la operación, durante estos últimos años, han nacido o nos hemos preocupado de recrear, con minuciosa habilidad, problemas que no existían o estaban extinguidos (inmigración masiva, la llamada “memoria histórica”).

    La expresión del Sr. haha (“soy joven y el mundo es mío”) me parece de una soberbia y una ingenuidad digna, más que de la juventud, de la adolescencia. Sin necesidad de renunciar a ningún principio, la primera providencia para llevarlos a la práctica es poner los pies en la tierra, y todos tenemos que darnos cuenta, en un momento más o menos avanzado de nuestro ciclo vital, de que una parte de los esfuerzos que pensábamos destinar a comernos el mundo, terminaremos empleándolos en evitar que el mundo nos coma a nosotros. El aplicar en toda su extensión tan poética expresión equivale a subirse a la moto y dar gas a fondo, incluso en las curvas. Eso sólo puede terminar de una manera, más tarde o más temprano.

    Sin embargo, estoy de acuerdo con el Sr. haha, cuando dice “hablaremos en el 2.040″. No sé si estaré para mantener la conversación (por edad podría, perfectamente), pero esa es, precisamente, la idea fundamental que quiero transmitir en este post.

    La década, consideramente aislada, como antes dije, ha sido un auténtico desastre. Lo que ocurre es que estamos viviendo un tiempo de cambio, el paso de la sociedad industrial a la sociedad tecnológica. Algunos han dado ese proceso por terminado ya, pero creo que están tremendamente equivocados.

    Los que me leen habitualmente saben que soy cualquier cosa menos optimista, pero puede que, al final de este proceso, dentro de 20, 30 ó 40 años, resulte un mundo más justo, más equilibrado. Será entonces cuando la primera década del Siglo XXI podrá, quizá, admitir otra valoración, si se la considera como un período transitorio hacia tiempos mejores.

  9. casimiro

    principiopeter. Ya hay bastante cachondeo con madielva ahí al lado y encima usted echándole leña al fuego.
    Jua, jua.

  10. casimiro

    Vaya, y el señor COMPLEJitos… Parece que ya no somos de la estatura de su vida y al buscar otros foros se le olvida que hay un pacto entre los dos.
    buaaaaaaa!!!!

  11. diana

    La década de Chikilicuatre, Belén Esteban… El big bang del universo friki. Y no se queje, amigo Cora. Aún nos queda lo mejor. En la próxima década se presentarán a las lecciones. Y como la Ley de Murphy es inexorable, pues eso…

  12. Kyung Mckendrick

    I have learned a few important things via your post. I’d personally also like to express that there can be situation where you will get a loan and don’t need a co-signer such as a Government Student Aid Loan. But when you are getting credit through a traditional financier then you need to be willing to have a co-signer ready to enable you to. The lenders will base their very own decision on the few aspects but the most significant will be your credit rating. There are some financial institutions that will in addition look at your work history and determine based on this but in many cases it will hinge on your rating.

  13. all make trucks

    I really happy to read this post,I was just imagine about it and you provided me the correct information .

Comenta