Sube y baja

Cantinflas, haciendo el gallego

Dijo Montilla en un arrebato que CiU anda por Madrid haciendo el gallego, pues no se sabe si sube o si baja, como hacía Cantinflas trabajando de ascensorista.

Después se da cuenta de la pifia, piensa en los miles de votantes catalanes con vínculos en Galicia y cae postrado de hinojos ante la estatua de Colón _ por si fuese gallego _, pidiendo clemencia para su torpeza.

_¡Por los percebes del Roncudo! ¡Con lo que yo amo Galicia, sus tierras y sus gentes! Se me disparó la boca y ya ven… ERC quiere que también me postre ante el Apóstol, ahora que van a aprobar el Siglo Santo.

Por mí no se moleste, señor Montilla, que no ofende quien no puede; y además, si usted lo ha dicho, apechugue y no nos salga ahora con que habla la lengua de Alfonso X el Sabio en la intimidad.

Por otra parte, eso de no saber si uno sube o baja nos concede a los gallegos el beneficio de la duda. A otros se les distingue que son malajes de principio a fin, y no le encuentro la ventaja.

Por ejemplo, los actuales sindicatos españoles, ¿suben o bajan? Los pobrecillos tienen un cacao que ya no saben si convocan la huelga contra Esperanza Aguirre, alias la Beltraneja, o contra Yipi Morgan, alias el Mono Jojoy. Sólo saben que será un éxito porque van a dejar Madrid más parado que la cocina del Titanic, “por las buenas o por las malas”. Toxo sabe mucho de cruceros y Méndez, de restaurantes. Como apenas hay paro, vayamos a la huelga y habrá más. Genial. Éramos pocos y parió la abuela.

El propio Montilla, ¿sube, baja o se hace la permanente? Toros sí, toros no. ¿Qué pasa con los becerros? Las encuestas no tienen dudas, señor mío. Dicen que baja hasta más allá de la Generalitat, y como siga metiéndose con los gallegos, puede bajar lo que no está en los escritos.

4 Comentarios a “Sube y baja”

  1. principiopeter

    La persona del post anterior parece no saber que TODOS los políticos usan los dineros de nuestros impuestos para medrar ellos y sus amigachos. Porque se puede.

    Podría ampliar su lista de agravios con las ayudas dadas y recibidas por CiU en Cataluña, por las condonaciones de la Caixa a la deuda inmensa del PSC, por el coste y la financiación del enormemente cosmopolita aeropuerto de Ciudad Real (¡casi dos mil vuelos diarios, la mitad transatlánticos!), por la quiebra fraudulenta de Caja Castilla La Mancha gestionada por Don Míreme A Los Ojos, etcétera…

    En el caso de CCM ya no hablamos de 42 millones de leuros, ni de 20 ni de 3,7 sino de algunos miles de millones de leuros. Calderilla, ‘peanuts’, que dicen en Amerika.

  2. Tamarin

    ¿Pero todavía queda alguien que crea que los políticos sirven al pueblo?

    ¡Juás!

    Ojos que no ven, ojos que no lloran.
    Ojos que no ven, corazón que no palpita.
    Ojos que no ven, corazón que no siente.

    Etecé, etecé, etecé….

    Y así va el mundo.

    LA RAZA POLÍTICA DEBERÍA DESAPARECER.

    A mandar.

  3. jabato

    Yo, francamente, no veo tan claro el apoyo de “La Voz de Galicia” a Feijóo. Será que soy muy corto de vista, pero lo máximo que alcanzo a ver es que ese periódico y los demás medios de su grupo han dejado de ser el brazo armado del PSdG. Eso es cierto.

    Ahora, de ahí a convertirse en apoyo del PP y de Feijóo en la misma medida en que lo fueron del PSOE en tiempos de Paco Vázquez, media un abismo. ¿O hay alguien que sostenga seriamente que el sostén del Grupo Voz con respecto al PPdG es el que ofrecen “El País” o “Público” al PSOE?. Ni es, ni debe ser.

    Valoraciones subjetivas (la mía lo es, por supuesto) aparte, el cambio de actitud del Grupo Voz es innegable. Se demuestra fácilmente por las inmensas ronchas que levantó, y que todavía se notan. Siguen siendo la razón de muchos comentarios que por la red se encuentran. Van rellenos de supuestas denuncias al supuesto desgobierno de Feijóo, pero eso es lo de menos: lo que duele es que el “periódico amigo” dejó de serlo.

    En fin, son temas menores.

    Sobre la bitácora de hoy, un breve apunte, y para mostrar mi desacuerdo con una apreciación del Sr. Cora: la de que los sindicatos están desorientados; en absoluto es así. Tanto ellos como el Gobierno de Z están representando una comedia cuidadosamente diseñada, con los papeles perfectamente repartidos.

    Los sindicatos tratan de contentar a su clientela (teóricamente, los trabajadores), convocando una protesta. No se sabe contra quién, pero el caso es protestar. Mantener a la peña apalominada, vamos. Véanse los vídeos de UGT, como muestra de la catadura intelectual de la operación.

    El Gobierno, haciendo malabarismos entre Wall Street y el electorado de izquierda. ZP, intentando el triple salto mortal.

    Objetivo de unos y otros: Lampedusa en estado puro. Que todo cambie para que todo siga igual. Los sindicatos agitan para forzar al Gobierno a cambiar su posición. En realidad, quieren a toda costa mantener al mismo Gobierno, único que garantiza el mismo caudal de subvención.

    El Gobierno, por descontado, aspira a llegar a 2012, ¡desgastando a la oposición!.

    Mi natural pesimismo me hace temer que Zapatero es capaz de ganar las elecciones con unas cifras económicas similares a las de 1.996, a las que pronto llegaremos. No lo consiguió ni Felipe.

  4. Cell Phone Accessories

    Normally I do not read post on blogs, but I would like to say that this write-up very forced me to try and do so! Your writing style has been amazed me. Thanks, quite nice article.

Comenta