Pocos liberados

 

No hay derecho a que nos hagan trabajar a los liberados cuando hay huelga

Cuando el CIS realice la nueva encuesta sobre las vocaciones de los jóvenes españoles se constatará cómo es que muchos de ellos se decantan por un nuevo y fantástico objetivo, el de llegar a ser liberado sindical.

Tanto y tan bien se está hablando de esa figura que ya abundan quienes plantean su método de subsistencia mediante sucesivos pasos como parados, liberados y jubilados, sin que ello impida alguna chapuza intermedia en economía sumergida.

Actitudes tan productivas para el país como éstas sólo son comparables a los efectos que producen las fugas de agua en las viejas conducciones, la evasión de capitales, o la delincuencia organizada. Cuanto más haya de todo eso, más pobres seremos. Y por el camino que vamos, cabe la posibilidad de ser pobres hasta la extenuación. Entonces seremos pobres, pero honrados.

A la generación nini, que ni estudia, ni trabaja, se le añadirá una nueva partícula negativa: ni le importa.

El patio de Monipodio en el chapotean los más pillos de la clase no es capaz de ilusionar con las vocaciones tradicionales, y después de comprobar cómo se puso el coso de Vista Alegre en día laborable, comprendan ustedes el interés que suscita una plaza de liberado.

En realidad, el ideal del género humano es ser liberado, y no necesariamente sindical, sino de todo. De hacer la mili, de contribuir con impuestos, e incluso, de pagar las camisas en la tienda.

_Son 75 euros.

_Lo siento, señorita; pero un menda es liberado.

Sería fantástico. Y ya no te digo nada si conseguimos liberarnos de las enfermedades, porque estando todos tan libres, te va a atender como médico el Chiquilicuatre, que bien se ve que se mete en lo que sea.

¿Por qué sólo cinco mil liberados? Que nos liberen en masa y que todos los días nos echen por la tele un Madrid-Barça.

49 Comentarios a “Pocos liberados”

  1. haha

    A mi tambien me gustaria ser liberado: que me liberasen de los politicos de ultraderecha, de los empates sin goles, de la jerarquia catolica, del catenaccio, del baloncesto control, y de las orquestas de verbenas. Entre otras cosas.

    Tu no eres el unico anarquista, Cora.

  2. principiopeter

    Porfa, porfa, porfa, Sr. Cora, hínquele usted el diente en cuanto pueda a eso de que la Huntandalusía le va a conceder una indemnización a toda mujer que afirme bajo juramento haber sufrido represión franquista en la posguerra.

    Dar dineros en vísperas electorales de toda la vida se ha conocido como “caciquismo”. ¿No que sí?

  3. COMPLEJitos

    Hmmmm, veo que Tomás Gómez también es el candidato de Miranda. Hasta hace campaña por él en los foros de internet.
    Tal para cual.

  4. COMPLEJitos

    Mire Señor Jabato, si Tomás Gómez gana las primarias me afilio al PP, así de claro se lo digo. O aún peor, a UPyD.
    A mí la Trini me gusta, me gusta porque tiene sentido común, conoce sus limitaciones y siempre hace caso a los técnicos. Ya lo demostró en el Ministerio.

    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/08/09/noticias/1281352939.html

  5. jabato

    Sr. COMPLEJitos, no tiente al demonio, que las primarias están muy igualadas, y no le veo yo del brazo de Rosa Díez.

  6. moscac.

    Quiero romper una lanza a favor de los delegados sindicales. Los puede haber aprovechados y haraganes, pero la mayor parte son gente honesta, luchadora por la mejora de las clases trabajadoras y con unos ideales dignos de todo respeto. Al menos los que conozco. Si se consideran improductivos, en el mismo saco habría que meter a otros colectivos, como a periodistas, a iglesias….

  7. jabato

    Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a estar de acuerdo con el Sr. muscidae.

    En el mundo sindical, como en todos los ámbitos sociales, existe sin duda una mayoría, o por lo menos un gran número de personas que creen en lo que hacen, y que lo hacen con la mejor intención. Luego, las estructuras, la burocratización y la politización terminan por desvirtuar, y hasta por desnaturalizar completamente esas buenas intenciones originales.

    Lo que está claro es que las estructuras sindicales, tal y como las conocemos hoy, en lo que han llegado a convertirse, más que un elemento de defensa de los trabajadores, son un lastre para sus intereses.

    El problema es que, siendo realistas, los trabajadores necesitan instrumentos para hacer valer dichos intereses, para hacerse valer a sí mismos en el nuevo mercado, so pena de quedar indefensos en un mundo cada vez más despersonalizado.

    Pero está claro que esos instrumentos han de ser de nueva factura. La UGT de Cándido y las Comisiones de Toxo, evidentemente, no sirven para los nuevos tiempos.

  8. SEito

    …sí, va a resultar que son necesarios y en el fondo lo expresado en su contra, procede de la eterna envidia nacional…juas, juas,juas .

  9. COMPLEJitos

    Besos para los dos.

  10. Manel

    QUE ME LO EXPLIQUEN:
    Dile a tu padre que quedamos en tomarnos unas cañas en Barcelona y que esa deuda no se la perdono, así que ya puede ir reponiéndose sin pausa y con prisas. Realmente se echan de menos sus posts. Mis saludos y mi deseo de una pronta recuperación.

    Y de tal palo tal astilla. Superas con creces a la pedantería y demuestras que en esa cabecita hay algo más que verborrea barata, frases hechas y piñón fijo

    Pero no te molestes mucho en desenmascarar lo desenmascarado. Haces aportaciones mejores.

    Salutacions cordials

Comenta