Talante y tolerancia


Una discoteca murciana que venía llamándose La Meca pasará a denominarse La Isla después de haber recibido ciertas indicaciones muy amables por parte de unos radicales que pretendían volarla.

Conocida la eficacia de las amenazas, nos tememos que su frecuencia aumentará hasta límites insospechados. Lo de Santiago Matamoros y la bandera de Aragón con las cabezas cortadas de cuatro jefes árabes va a ser una fruslería al lado de lo que se avecina.

Para curarnos en salud, como no supo hacer la discoteca, proponemos seis medidas que nos ahorrarán futuros sofocos y zozobras sin cuento. A saber:

1.- Que el municipio orensano de A Mezquita pase a llamarse A Ermita.

2.- Que en vez de preguntar si hay moros en la costa, se pregunte si hay mocos en la costra.

3.- Que Hollywood, la meca del cine, pase a ser el vaticano del celuloide.

4.- Que a los maridos celosos no se les llame moros, sino loros.

5.- Que en vez de decir: Vaya por Dios, se diga: Alá es grande.

Y 6.- Que el nadador David Meca vaya eligiendo apellido entre Hernández o Fernández.

Si estos cambios se realizan de forma paulatina y sosegada, quizás pasemos desapercibidos y no nos atemoricen con desencadenar una guerra porque a una discoteca se le ha ocurrido llamarse como una ciudad. Sabemos que es difícil no herir susceptibilidades tan superficiales, pero que no se diga que no encaramos el problema con ganas de agradar.

Y si piden Melilla, les damos en el mismo paquete Santiago de Compostela, Santander, Pontevedra, Ceuta y Lugo.

Aún no ha parido madre quien pueda ganarnos a nosotros en talante y tolerancia.

43 Comentarios a “Talante y tolerancia”

  1. sceptika

    Hay algún pero, don Pepe. He visto imágenes del cambio de luc de la disco. No solo se llamaba La Meca, sino que su arquitectura exterior era la de una mezquita con todos sus elementos, incluidos el yamûr, el vástago vertical que atraviesa las tres esferas decrecientes, dunia, mulk y yabarut y culminando todo, la media luna y que se sitúa habitualmente como remate final de los minaretes de las mezquitas.

    No tengo simpatía alguna por el islam, como tampoco por ninguna de las otras religiones del Libro. Si me apuran, ni siquiera por las orientales, menos bélicas y con menos muertes en su haber a lo largo de los siglos. Particularmente creo que en el islam hay una deriva totalitaria creciente que es la que nos acollona vivos. A quien se acollone, que para ello se necesita estar dotados de.

    Vivo parte del año muy cerca de Sevilla. ¿Se imagina que unos grasisosos abrieran una disco junto al Guadalquivir con la fachada del templo de la Macarena y coronaran una minigiralda con un crucifijo imitando al Cristo de la Buena Muerte (Cofradía de Estudiantes, muy próxima al Opus?)

    Sin ser un intelectual del tema, no soy agnóstico por comodidad sino por haberme adentrado algo en el conocimiento de las religiones y sobre todo en la que mamé -me hicieron mamar- desde niño.

    Una coda de consuelo. Copio: El Islam prohíbe la usura, el préstamo con interés y la especulación. Al musulmán se le recomienda dar hospitalidad, alimento y dinero compartiendo lo que Allah le ha dado, asistir al necesitado y defender al oprimido, sin distinción de raza, comunidad o credo…El musulmán se abstiene de tomar y dar préstamo con interés, comer carne de cerdo, consumir intoxicantes, de las relaciones sexuales ilícitas y de engañar o defraudar en el precio, la calidad y la medida…

    ¿Casa esto último cuando un morito te intenta vender lo que sea, una alfombra, una baratija, pidiendo de entrada cinco veces más de lo que vale y en lo que está dispuesto a dejar como precio final de su mercancía? No me hablen de la gracia del regateo. Para eso, Amancio.

  2. jabato

    Pues, respondiendo a la pregunta que hace la Sra. esceptika: “¿Se imagina que unos grasisosos abrieran una disco junto al Guadalquivir con la fachada del templo de la Macarena…?.

    Pues me lo imagino, perfectamente. Describo la secuencia:

    - Alguna cofradía o congregación religiosa católica se sentiría ofendida y protestaría.
    - Los dueños de la discoteca dirían que este es un país libre y que cada uno puede poner la discoteca que le dé la gana.
    - Se publicaría alguna nota de protesta por parte del Arzobispado o autoridad eclesiástica competente.
    - Toda la progresía de guardia saltaría como un resorte: PSOE, IU y demás patulea, diciendo que la Iglesia se inmiscuye en los asuntos públicos, que quieren coartar la libertad ciudadana, que quieren retornar al franquismo, cuando tenían vara y mando (lo que era cierto, por otra parte). Se organizarían protestas, múltiples intervenciones en medios de comunicación recordando el papel de la Iglesia durante la dictadura, la prensa afín al Régimen pondría a parir a los católicos mañana, tarde y noche. Todo ello culminaría con una manifestación ante el Arzobispado en la que se incendiarían tres contenedores y se romperían ocho cristales.
    - El Arzobispo, acojonado, no volvería a abrir la boca. Los cofrades protestones se refugiarían en sus iglesias, y a rezar, que es lo suyo.
    - El dueño de la discoteca, con una sonrisa de oreja a oreja por la macropublicidad que ha recibido, inauguraría en la fecha prevista, con reventón de público y éxito de crítica. Todos felices.

    Eso sería lo que hubiera pasado si la discoteca tuviera aspecto externo de templo católico.

    Compárese la situación, y que nuestra sociedad vaya al Psiquiatra, que lo necesita, de verdad.

  3. susi

    Porque fuiste un hombre culto, comprometido, bondadoso, divertido. Gracias LABORDETA por mandar a la mier*** a aquellos holligans, por amar a tu tierra sin exclusiones. Por tu mirada limpia. Por huir de oropeles y pijotadas.Que aprendan de ti todos esos que se creen políticos y sólo son unos amorales. Nunca olvidaré la serie ” un pais en la mochila “, en la que pude observar cual variada y rica a la vez es esta España nuestra de la que todo el mundo quiere apoderarse y que en el fondo nos pertenece a todos .Gracias por enseñarnos que no hacen falta ni gominas ni trajes de Armani ni horteras, mangantes, chulos y paniaguados para mostrar la altura de miras como político. Gracias por todo, estimado y admirado beduino. Te quedas en nuestra memoria. Descansa en paz, te lo mereces.

    “AL LEVANTAR LA VISTA VEREMOS UNA TIERRA QUE PONGA LIBERTAD…”

  4. principiopeter

    Que digo yo que a los gerentes o dueños o lo que fuere de esa macrodiscoteca murciana ya les vale.

    Se necesita ser deficiente cerebral (en los tiempos que corren y en el país en que estamos) para idear una decoración como esa. Ya son ganas. ¿A quién querían impresionar estos atontados?

    Efectivamente, puede que hayan conseguido publicidad adicional gratis para su establecimiento, pero quizás no les arriendo la ganancia una vez contados los costes del derribo del minarete y la redecoración necesaria y exigida.

  5. jabato

    Desde un punto de vista totalmente pragmático, tiene toda la razón el Sr. principiopeter.

    Cualquiera, con dos dedos de frente, sabe que hay asuntos que no se pueden tocar. Se puede (incluso queda bien) vejar o mortificar a la religión católica, pero a la musulmana, ¡ni mirarla!.

    La realidad es esta. Otra cosa es que sea normal. Para bien o para mal, nos hemos liberado del “peso” de nuestra propia religión (desde el punto de vista de los anticatólicos, así es), y ahora nos sometemos a otra, ajena a nuestra cultura, y que, en muchos aspectos políticos y sociales, se encuentra anclada en lo que fue nuestra Edad Media.

    ¡Olé el progresismo! ¡Olé la alianza de civilizaciones!.

    Antes, cuando nuestra sociedad era menos “avanzada”, a esto se le hubiera llamado, sencillamente, hacer el gilipollas.

  6. principiopeter

    De terreno yermo, nada.

    Labordín, Labordón, Labordeta tontorrón.

    La parca se ha llevado, fatalmente, como a tantos de los que nadie habla, a un tipo muy dado a dar lecciones magistrales en la prensa y, sobre todo, en la radio de las tardes. Los que se creen en poder de la verdad revelada sí que lo tienen, eso, lo de dar lecciones al gentío.

    Pero este mediocre recrecido fundó un partido nacionalista. Sí, sí, sí. ¿Cómo iba él a ser menos identitario que los Pujoles y los Arzalluses? Pues eso iba a faltar, no te digo. Y ni corto ni perezoso, fue y fundó la Chunta Aragonesista, para luchar contra el opresor nacionalismo español, uf, esa lacra.

    Como todo lo que suena a español es tildado de facha inmediatamente, pues esta lumbrera (para distanciarse de semejantes contagios) se apresuró a encaminarse por la sagrada senda de las nacionalidades vernáculas y mediopensionistas. ¡Menudo tonto útil!

    Pues, ea, que tanta paz halle como descanso deja.

  7. Clarence Breneman

    It’s never been my technique.

  8. Ignatius Perry

    Excellent point.

Comenta