Un teléfono, por lo menos

El sindicato independiente ANPE ha puesto en marcha el teléfono Defensor del Profesor y están recibiendo más llamadas que la Renfe cuando cambia horarios. Es decir, que era una necesidad sentida.
La realidad es que cada día son más numerosos los centros de Secundaria con profesores incapaces de impartir sus clases con el sosiego y la autoridad exigibles a su cometido docente y lo peor es que en ANPE no confían que la reforma educativa en marcha sea la adecuada para atajar la violencia escolar, “hasta que no se aborde un estudio profundo de los reglamentos de derechos y deberes, y se devuelva al claustro la competencia en los temas de disciplina”.
La lista de irregularidades es impresionante: agresiones físicas, amenazas, desobediencias y falta de respeto, muchas veces amparadas por los propios padres; ingente pérdida de tiempo sólo para conseguir el mínimo de silencio y atención, imposibilidad para evitar o sancionar los insultos, perjuicios a los alumnos que sí desean avanzar en la asignatura, desprecio y desprestigio hacia todo lo que signifique adquisición de conocimientos, rechazo de la exigencia, la seriedad, o el fomento del estudio, imposibilidad burocrática de que el profesor tome acuerdos para reconducir la clase por verse supeditado al criterio de Consejo Escolar, impotencia para la resolución inmediata de conflictos y en consecuencia, estados de ánimos proclives a las bajas laborales y al desinterés por la docencia.
Todo esto se ha conseguido pasito a pasito, dinamitando la enseñanza a conciencia por parte de quienes se creían y creen capacitados para enmendar la plana a la historia con recetas de pacotilla, aprender deleitando y el niño es el rey. Esto no es que se rompa, esto es que se disuelve como una aspirina efervescente, mientras lo observamos repanchingados como si le estuviera ocurriendo al hijo de Aída.

Un comentario a “Un teléfono, por lo menos”

  1. Colin Wydryck

    Many thanks for taking the time to write this article. It’s been quite useful. It could not have arrive at a much better time for me!

Comenta