Las malas notas

¡Ay qué afrenta tan grande, Cirili!

La estrategia está clara. Cuanto más espacio se ocupe hablando del Estatut, del ADN de los toros, de las bailaoras sevillanas y de los iconos identitarios, menos quedará para criticar al gobierno por su manifiesta ineficacia. Es tan elemental que todos los adolescentes la ponen en práctica delante de sus padres cuando llegan las malas notas. De repente hablan de novias, de fútbol, de arte precolombino, de cualquier cosa con tal de ocupar la conversación y evitar que el padre diga:

_Si vuelves a suspender cinco, te cuelgo de la antena colectiva.

A Montilla y sus adláteres les pasa lo mismo. Suspenden cinco de cada seis asignaturas y de alguna forma hay que entretener a los padres de familia catalanes para que no pongan el grito en el cielo y amenacen con atarlos a la picota para público escarmiento.

Ya no es que la industria textil haya perdido quince mil puestos de trabajo en los dos últimos años, como hoy se informa por lo bajinis; o que el escándalo del Palau se trague millones de euros como Tricky se traga galletas. Es que además la deuda pública catalana es la más díficil de colocar entre las entidades bancarias, que antes prefieren jugársela con Monchito el Trilero, que con los identitarios, no vaya a ser que se la tengan que envainar.

A ellos les abunda con decir que se les está haciendo una afrenta al pueblo catalán. Creen que de esa forma tienen medio camino andado y no parece que les vaya mal del todo, porque vienen dando la tabarra desde que se distribuyeron las tribus de Israel.

Por supuesto, a todo ello favorece sobremanera la actitud pánfila de Madrid, si a esa estrategia de lloro, cazo y disimulo, une la suya de acomodo y complacencia.

Ancha es Castilla. Al menos, de momento.

27 Comentarios a “Las malas notas”

  1. SEito

    La anchura SrDLaBtCora, se hizo Autovía+LowCostFly y habitó hasta entre nosotros los del mini/maxi-infundio y merced a ellas pudimos ver que otras lloronas salían de Moncloa y se haciéndose visibles al pasar el revelado líquido corriendo a sus cuentas no tan corrientes .
    Lo duro es haber despertado, con Matrix se vivía mejor ¡dónde va a parar .¡

  2. jabato

    ¿Quién dice que hayamos despertado?. Yo creo que seguimos en Matrix. Todo el mundo adormecido, anestesiado, las mentes absorbidas por el Gran Hermano Z y su profeta Pepiño…

    Aquí no pasa nada, la crisis es un invento del PP, y de ser cierta, pues será culpa de ellos, naturalmente. Y si nos bajan los sueldos y nos suben los impuestos, la culpa será de la derechona. Lo que haga bien el PSOE, mérito suyo; lo que haga mal, culpa del PP. Esta es una norma adaptada al reconocido prestigio de estos juristas: la ley del embudo.

    Y la plebe, aplaudiendo con las orejas.

  3. SEito

    Perdona Tita Sk por no hacer corrección de texto ni contricción en lo que expreso, bien o mal .M, LO se .

Comenta