Tasa de manifa

…y la manifa, tú

Creo que fue Javier Marías el primer columnista que se atrevió a criticar la convocatoria de manifestaciones en el centro de Madrid. Pasados los primeros años de sarampión democrático, el escritor se trasladó a la zona de la Casa de la Villa, de la anterior,claro. Y allí, día sí y día también, se vio obligado a escuchar los bonitos pareados que suelen rimar con caña, dimisión y basta ya; o también consignas sin poesía, como una que decía: “Tauromaquia al paredón”, y que hoy estaría de plena actualidad.

Comprendo la desesperación del escritor, sometido a constantes ataques sonoros y pedestres, pero también habría que sugerirle a Marías que se hubiese buscado como residencia otro lugar un poco más recoleto que las madrileñas calles Mayor o Arenal.

El caso es que ahora que los políticos andan como locos imaginando los métodos más indoloros con los que extraer el dinero del bolsillo de los contribuyentes, al alcalde de Roma se le ha ocurrido que un impuesto de justicia todavía no existente bien podría ser el que se aplique a los convocantes de las manifas, en concepto de gastos y trastornos.

El alcalde calcula que una donde se reúnan 10.000 personas cuesta al municipio romano 7.000 euros, lo cual nos parece una auténtica ganga; casi como los 7.903 euros que pagó Milos Forman al Ayuntamiento de Madrid por disponer una semana de una parte del Retiro donde rodó Los fantasmas de Goya. Pero en fin, si lo dice el alcalde de Roma, a donde conducen todos los caminos, serán sólo 7.000.

Si a esa cantidad le añadimos la compensatoria por las molestias ocasionadas a Marías y al resto de vecinos inocentes de su conflicto, nos saldrá la tasa a aplicar.

No es que sea un ingreso decisivo para las arcas municipales, pero es casi seguro que Marías oiría menos pareados.

26 Comentarios a “Tasa de manifa”

  1. SEito

    No estaría mal, una vez adelantado por la derecha al principal partido a quien se le dá por supuesto y de forma natural y hereditaria esa característica, que los que se lo montaron a cuanta de ellas ( las manifas) cierren el la llave y cobren por ello, ahora y en la hora de la muerte de la construcción, amén .
    Ayer fué el lanzamiento del jlobo de Betanzos, pero ha quedado claro que el nuevo título a añadir a quien no necesita pasar por los pupitres de facultad conocida para saber mandar en quienes sí lo han hceho, es el de injeniero en proctoloxía con jlobosonda . Lo que yo le decía. SrDLBtCora .

Comenta