No es odio

Cada vez es más fácil reinar

Han salido las listas de personajes queridos y odiados. Una ocurrencia periodística como cualquier otra para iniciar la serie de noticias chorras que sólo se dan en agosto. Eso sí, aunque haya crisis. Pronto vendrá el tiburón avistado en las costas de Tarragona, la presentadora pillada en tetas y el Ramón de Carranza. Así, sin notarlo, ya estaremos preparando la huelga general.

Según el medio que fabrica esas listas, el más odiado es Carod Rovira; lo cual no supone ninguna novedad, porque lo viene siendo desde que lo conocemos. Sin embargo Carod no debe ser odiado. Es antipático, pero entrañable. En cada familia hay un Carod que refunfuña, que nunca está contento con nada y que dice unos disparates bárbaros para que todos le tengan miedo y le bailen el agua. En mi familia soy yo.

En cuanto a la más odiada también hay discrepancias. Sostiene Pedrojota que la merecedora del título es Belén Esteban; y por lo que se sabe de esta mujer, hoy ocupa el mayor número de horas de televisión, con cifras que dejan en ridículo los baremos de Rosa María Mateo y Marisa Medina juntas. Estas dos señoras eran muy apreciadas cuando reinaban en la parrilla. ¿Somos ahora tan gilipollas que les damos más horas de pantalla a quienes peor nos caen?

Éstas son cosas que definen el momento histórico, y aunque la sociología se fije en otros baremos para medir las pautas, basta con ver a Belén en las dos listas, de audiencia y de odio, para comprender que la chica se encuentra perfectamente bien, y a quien nos falta un tornillo es a nosotros.

Pajín, Laporta, ZP, Aído… ocupan los siguientes puestos; pero no digamos odio cuando queremos decir compasión. La que se siente por quienes ocupan responsabilidades que les quedan anchas de sisa.

3 Comentarios a “No es odio”

  1. MIRANDA

    Lo de las serpientes de verano, caro Cora, es algo inevitable. Imagínate 24 horas llenando el eter con bla-bla-bla….cielos, y en agosto, con estos calores. Lo mismo la prensa. Y encima, la gente con peso específico que merece titulares, y los contertulios que se repiten en distintos medios, desaparecen en vacaciones.
    No se a quien le puede chocar que una cajera de supermercado se meta a “chica de la tele” cuando una ahijada de, a la par que monitora de flamenco, está de ministra. Supuestamente, tomando decisiones , o sea la decisión de obedecer a lo que le mandan.
    La televisión tiene la rara virtud de introducir en tu hogar, a pie de mesa camilla, a personas que se convierten en próximas y familiares con el paso del tiempo. Bisbal, Rosa, Bustamente, Chenoa , que son cantantes muy corrientes, resultan casi como miembros de la familia para mucha gente, al igual que los protagonistas del Cuéntame, y tantas otras series y programas.
    Esta tal Belén, al igual que le ocure a la Aído, Leire, Pepiño y tantos otros advenedizos de la política por la vía del currelo partidista, es la muestra de que cualquiera, quiero decir CUALQUIERA puede trepar a lo alto de la fama o de la “carrera” política, SIN TENER NINGÚN MERECIMIENTO PARA LOGRARLO.
    Convertirse en espejo viviente de la gente corriente hace a esta gente próxima y familiar . Si ella puede ser presentadora o ministra , con mimbres tan escuetos y carencias tan aparatosas. ¿Por qué no yo, que soy guapa , lista y molona, y tengo idiomas y masters?, se dicen las chicas.
    No creo que sea cuestión de compasión, precisamente. Más bien me parece una forma de empatía, de personificación de las aspiraciones frustradas de personas que se consuelan pensando que todavía hay una posibilidad, una vía posible para un futuro puscuamperfecto , por la via del glamour o del mando político.
    El hecho indiscutible es que los actores, cantantes, bailarines , como también los políticos de los primeros mandatos de la democracia actuaban, cantaban y bailaban después de un aprendizaje o formación.
    La era zapatera ha puesto el listón en el sótano 2, junto a los coches, y el conjunto de la sociedad se ha puesto churri, cheli, bastorro y poligonero…..qué se le va a hacer., Boss.

  2. SEito

    Escondido entre los párrafos hay uno que ocupa poco pero creo que define mucho; sinceridad brutal la suya, Sr.De La BitáCora, que no odio .

  3. buy cheap autodesk map

    Lately, I didn’t give lots of consideration to leaving feedback on blog page posts and have placed comments even much less.

Comenta