La educación, según Lewis

Con Narnia se rescatan valores humanos en desuso y se dota de actualidad a su autor, el irlandés Clive Staples Lewis. Suyo es un artículo sobre la educación (1942), cuyo extracto tomamos prestado para preguntarnos si está vigente en la España de 2005. Dice así:
“El espíritu del “soy tan bueno como tú” (la envidia, despojada de sus connotaciones de pecado) se abre camino en el sistema educativo. Los zopencos no deben sentirse inferiores a los alumnos inteligentes y trabajadores, pues sería antidemocrático. Las diferencias deben ser disimuladas. Esto puede hacerse a varios niveles. En las universidades, los exámenes deben plantearse de forma que casi todos los estudiantes tengan buenas notas. En las escuelas, los niños que sean demasiado estúpidos o perezosos para aprender pueden dedicarse a hacer las cosas que los niños acostumbraban en su tiempo libre. Dejarles, por ejemplo, hacer pasteles de lodo y llamarle a eso modelar. Pero en ningún momento debe producirse la más leve insinuación de que son inferiores. Sea cual fuere la tontería a la que se dediquen, deben tener “paridad de estima”. No es imposible un plan más drástico todavía. Los niños aptos para pasar a una clase superior pueden ser retenidos artificiosamente, porque los demás podrían contraer un trauma (¡Belcebú, qué palabra más útil!) al quedarse rezagados. El alumno inteligente permanece así democráticamente encadenado a su grupo de edad a lo largo de toda su carrera escolar. En una palabra, podemos esperar la virtual abolición de la educación. Todos los incentivos a aprender y todos los castigos por no aprender desaparecerán. A los pocos que podrían querer hacerlo se les impedirá; ¿quiénes son ellos para superar a sus semejantes? Y, en cualquier caso, las maestras (¿o debería decir niñeras?) estarán demasiado ocupadas tranquilizando a los zopencos y dándoles palmaditas en la espalda para perder el tiempo en enseñar de verdad”.

Un comentario a “La educación, según Lewis”

  1. bmcxvnze

    I do not have the anxiety I had with the Adipex. ,

Comenta