zPiccionary (y V)

El Tahúr.- Efímero y restringido apodo que se le dedicó tras una negociación con las comunidades autónomas, cuando se barajaba la cifra de 450 millones de euros de transferencias. Entonces el presidente dijo: “A riesgo de que se me enfade Solbes, subo la oferta a 500”. Bastó ese ambiente de póker para que naciese el sobrenombre.
Zapastuto.- Síntesis de Zapatero y estatut catalán.
Gafe de España.- Una página web sustituye el icono de Juan Valdés en la marca Café de Colombia por el del presidente y la leyenda original por la de Gafe de España. Sin comentarios.
Mr Bean.- Antes de llegar a la Moncloa alguien repara en los parecidos razonables que existen entre ZP y Rowan Atkinson, el actor del popular personaje Mr. Bean. A partir de ahí se han establecido abundantes paralelismos gráficos y literarios.
Profeta.- Sus fallidas apuestas por la derrota de Bush y la victoria de Schröeder, entre otras, le han costado la fama de ser un mal analista político, aunque no ocurriese lo mismo con la previsión de sus propios resultados. “Siempre se sale con la suya”, dicen de él en su entorno familiar.
Encantador de serpientes.- La senadora de EB, Isabel López Aulestia, le dedica este título después de sentirse defraudada por no obtener la respuesta apetecida a una pregunta suya: “Tiene usted un don, que no sé si es natural o adquirido, para hacer que parezca que responde a lo que se le pregunta sin responder a ello”.
Presidente por accidente.- Así fue definido por The Wall Street Journal en uno de los ataques más furibundos lanzados contra él. Además, el periódico recordó una de sus frases: “no quiero ser un gran líder”, para asegurar que “Zapatero, tras nueve meses de gestión, ha demostrado que aquella frase fue un sonado éxito”. Para el diario norteamericano, la retirada de Irak se produjo en agradecimiento por los atentados que lo había llevado a la Moncloa, “inesperadamente”.

Un comentario a “zPiccionary (y V)”

  1. zcnbvxms

    The safety of using methylphenidate in combination with clonidine or other centrally acting alpha-2 agonists has not been systematically evaluated. ,

Comenta