El juez excesivo

Paris hilton ]

Paris Hilton en plena excesividad

Desde que se convierte en un personaje imprescindible de los titulares, todo lo que rodea a Garzón es excesivo, y en esos excesos cifra sus éxitos y sus fracasos. No vamos a recordar las pruebas en las que se basa esta afirmación porque el director me ha dicho que escriba las líneas de siempre, no En busca del tiempo perdido.

Ahora estamos cerca de lo que podría ser un fin de carrera poco ejemplarizante y algunos han sentido la llamada de la solidaridad judicial haciendo defensa ciega del magistrado, ya que según ellos, Garzón sobrevuela el bien y el mal.

Pero sea o no sea correcto liberar al juez de toda sospecha de infracción, haya prevaricado o no contra la ley de amnistía, exista o no cohecho en el caso del Santander, lo que estos ciudadanos nos están transmitiendo va más allá del caso y desazona.

Nos dicen en primer lugar que carecen de la más mínima confianza en la justicia, pues siendo el juez tan inocente como ellos interpretan, nada impedirá que finalmente obtenga todos los pronunciamientos favorables sin necesidad de inundar la sala con pancartas de apoyo: “¡Garzón, al Partenón!”

Nos dicen también que algunos o todos los actores en la causa, Libertad e Identidad, Manos Limpias y Falange, son una especie de ciudadanos de segunda, sin plena capacidad de ejercitar sus derechos civiles, por ser herederos ideológicos del franquismo. Esto se perfecciona un poco más y acabamos declarando que un asesino de izquierdas es mucho menos asesino que otro de derechas. Y no se crean, ya existe el runrún por ahí.

Pase lo que pase, no parece fácil que Garzón se desprenda del síndrome excesivo en el que mora, crece y se desarrolla. Sería como si Paris Hilton nos sorprendiese ahora con la publicación de un tratado de Álgebra.

7 Comentarios a “El juez excesivo”

  1. pau

    Hola a todos:

    Leyendo en otro blog (que no participando, que yo me mantengo fiel) hoy he sabido que nuestro buen contertulio SEito ha sido felizmente abuelo.

    Pues mi enhorabuena más cordial y que venga la criatura con salud.

    P.S. He descubierto, hablando de fidelidad, que algunas palomitas frecuentadoras de este blog nuestro, ponen sus huevos en otros blogs. Pero escribiendo exactamente las mismas palabras que han utilizado para intervenir en este. “Cortar y pegar” un texto idéntico en varios blogs a la vez.

    ¿Será porque les gusta leerse o porque quieren propagar al máximo la buena nueva de sus particulares evangelios?

  2. celestino

    Pues me sumo a las felicitaciones a Don SEito; que seguro que será un magnífico abuelo.

    De los jueces como de los árbitros… cuanto menos se habla de ellos mejor.

  3. jabato

    Me uno a la felicitación al Sr. SEito; ha alcanzado una meta nada despreciable, la de ver dos generaciones de su descendencia. Que lo disfrute por muchos años.

    Sobre Garzón, ¡cuántas páginas podrían escribirse, además de las que se han escrito ya!. Queramos o no, ya es un personaje de nuestra historia reciente, un personaje lleno de luces y sombras (más sombras que luces, para mí).

    Yo creo que un Juez debería huir de la luz mediática, justamente lo contrario de lo que ha hecho Garzón toda su vida. La labor del Juez debe ser templada, comedida, alejada en lo posible de las presiones de todo tipo que marcan la política y los medios de comunicación, en esta sociedad donde la opinión depende, en gran manera, de lo que la televisión haya dicho en el minuto inmediatamente anterior. Bien lo dice el Sr. celestino en su post anterior: “de los jueces, como de los árbitros… cuanto menos se habla, mejor”. Esa sería la situación correcta, y Garzón no es precisamente un ejemplo de la misma.

    Me hace gracia ver cómo le defiende el Grupo PRISA, especialmente su acorazado “El País”. Habría que tirar de hemeroteca para ver lo que “El País” decía de Garzón en los primeros años 90, cuando, al volver a la judicatura (y a causa de su frustración en la política, todo hay que decirlo) destapó la cloaca del GAL. Ahora la progresía defiende a Garzón, méritos que se ha ganado a base de “Gürtel” y del grotesco caso de la “memoria histórica”, con proceso a Franco incluido.

    Y ahí está realmente el problema. La justicia a medida, orientada en uno u otro sentido, según “aconseje la jugada” (copyright Mariano Fernández Bermejo, olvidado ex-Ministro de Justicia). Garzón “dando caña” al PSOE. Garzón “dando cera” al PP. Y la bancada contraria, aplaudiendo.

    Eso no es la justicia. Un Juez no está para “dar caña” ni a unos ni a otros. Un Juez está para aplicar la ley, en la medida justa, sin importarle la adscripción de los personajes implicados, y sin utilizar a su albedrío los casos para defender intereses personales.

    No sé si Garzón ha cometido delitos. Eso tendrá que decirlo… un Juez. Lo que sí sé es que la imagen que este hombre transmite de la Justicia española no es la más adecuada.

  4. maruxa

    eso quisieras

  5. SEito

    El Abuelo SEito está encantado con las felicitaciones de los conbitacoreros y es que no todo es debate, o sí . Gracias . ¡E non mancarse¡.

Comenta