Una ayudita

pcostal2[1]

Jerga de utensilios para arrimar el hombro entre costaleros

El Rey no media, aunque el artículo 56 de la Constitución diga de su papel que “arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones”.

A lo mejor ésa es la clave, que ahora hay un funcionamiento irregular y no le corresponde. Nada recoge la Carta Magna sobre la función morigeradora, ablandadora o aligeradora de la Corona en momentos de especial tensión, por lo tanto no esperen nada en ese sentido. Tampoco hay ni un reglón escrito sobre la adopción de iniciativas reales para amainar, atenuar o templar gaitas; ni en orden a entibiar, suavizar o mesurar. Ni esos verbos ni sus sinónimos figuran entre los cometidos del Rey; sólo arbitra y modera.

Y eso sí, como dice Bono, “es normal que el Rey se interese por lo que pasa en España”. De ahí que llame a los sindicatos, para que se lo cuenten.

_Bueno, ¿y cómo va todo por ahí fuera? ¿El Real Madrid otra vez campeón de Europa?

_Majestad, ¿no estará usted intentado mediar? Ya sabe que la Constitución no se lo permite y aquí todos guardamos un escrupuloso respeto al texto en su literalidad.

_¡Por Dios! ¡Qué dice! Yo simplemente arbitro y modero. En fin, y también me informo para comentar algo con la Reina en las comidas, pero ni un pelo más allá.

Al menos por unas horas la crisis ha dejado espacio en los medios para vigilar si el Rey comete injerencias, o si acomete trabajos que le corresponden al presidente, no vaya a ser que se quede sin competencias.

De todo lo dicho en este sentido, nos ha llegado al alma escuchar del Gobierno lo mucho que valora el hecho de que el Rey arrime el hombro para salir de la crisis.

No está escrito, pero aprovechando la próxima reforma constitucional, habría que añadir entre las funciones del Rey eso de que “arbitra, modera y arrima el hombro”.

18 Comentarios a “Una ayudita”

  1. COMPLEJitos

    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN
    NO VOY A EXPLICARLE A CORA EL TÍTULO II DE LA CONSTITUCIÓN

  2. COMPLEJitos

    • Bar Cendón, Antonio
    La “monarquía parlamentaria” como forma política del Estado español según la Constitución de 1978 / Antonio Bar Cendón., en Estudios sobre la Constitución española de 1978 / J. Lalinde… [et al.] ; edición preparada por Manuel Ramírez. — Zaragoza : Libros Pórtico, 1979. — P. [191]-215.

    • Biglino Campos, Paloma
    La inviolabilidad de la persona del rey y el refrendo de sus actos / Paloma Biglino Campos., en Jornadas de Derecho Parlamentario (7as. 2001. Madrid). La monarquía parlamentaria : (Título II de la Constitución) : VII Jornadas de Derecho Parlamentario, marzo 2001 / [coordinador, Fernando Sáinz Moreno]. — Madrid : Congreso de los Diputados, Departamento de Publicaciones, [2001]. — P. [201]-214.

    • Entrena Cuesta, Ramón
    Artículo 56 / Ramón Entrena Cuesta.., en Comentarios a la Constitución / Fernando Garrido Falla … [et al.]. — 3ª ed. — Madrid : Civitas, 2001. — P. [1034]-1037..

    • Gil-Robles, José María (1898-1980)
    El funcionamiento regular de las instituciones del Estado : las funciones arbitral y moderadora del rey / José María Gil Robles., en Jornadas de Derecho Parlamentario (7as. 2001. Madrid). La monarquía parlamentaria : (Título II de la Constitución) : VII Jornadas de Derecho Parlamentario, marzo 2001 / [coordinador, Fernando Sáinz Moreno]. — Madrid : Congreso de los Diputados, Departamento de Publicaciones, [2001]. — P. [141]-147.

    • Herrero de Miñón, Miguel
    El principio monárquico : (un estudio sobre la soberanía del rey en las Leyes fundamentales) / Miguel Herrero de Miñón.–Madrid : Edicusa, 1972
    159 p. ; 18 cm.

    • Herrero y Rodríguez de Miñón, Miguel
    El Rey : artículo 56º / Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.., en Comentarios a la Constitución española de 1978 / dirigidos por Óscar Alzaga Villaamil. — [Madrid] : Cortes Generales [etc.], 1996-1999. — T. V, (p. [39]-76)..

    • Menéndez Rexach, Ángel
    La Jefatura del Estado en el derecho público español / Ángel Menéndez Rexach.–1ª ed [Madrid] : Instituto Nacional de Administración Pública, 1979
    535 p. ; 22 cm.

    • Otto, Ignacio de
    Sobre la monarquía / Ignacio de Otto., en La izquierda y la Constitución / G. Peces Barba … [et al.]. — 1ª ed. — Barcelona : Taula de Canvi, 1978. — P. 51-61.

    • Pérez-Llorca, José Pedro
    El rey y las relaciones internacionales / José Pedro Perez Llorca., en Jornadas de Derecho Parlamentario (7as. 2001. Madrid). La monarquía parlamentaria : (Título II de la Constitución) : VII Jornadas de Derecho Parlamentario, marzo 2001 / [coordinador, Fernando Sáinz Moreno]. — Madrid : Congreso de los Diputados, Departamento de Publicaciones, [2001]. — P. [239]-249.

    GUÍA BIBLIOGRÁFICA SELECCIONADA POR LETRADOS DE LAS CCGG.

  3. maruxa

    avatar: CCGG quiere de decir Cortes Generales

  4. maruxa

    cuando me sale la vena polaca escribo de ·collons”

  5. Tamarin

    ANTICONSTITUCIONALES, A MOGOLLÓN

    ANTICONSTITUCIONALES, A MOGOLLÓN

    A mandar.

  6. jabato

    Para opinar sobre el asunto, me parece que no hace falta toda la bibliografía que el Sr. COMPLEJitos, muy amablemente, nos suministra. Tal vez leyéndonos esa notable cantidad de libros, pudiéramos opinar con pleno conocimiento de causa, pero yo creo que también los que carecemos de conocimientos jurídicos profundos tenemos derecho a opinar, basándonos únicamente en el mucho más modesto sentido común.

    Desde luego, no me he leído toda la literatura que el Sr. COMPLEJitos nos indica, pero sí me he tomado la molestia de leerme el Título II de la Constitución (lo que nunca viene mal), y veo que, como el resto de nuestra Carta Magna, dicho Título define una serie de atribuciones concretas del Monarca, pero deja otras en un terreno bastante ambiguo. En concreto, la cláusula general que configura a la Corona como poder “arbitral y moderador”.

    Con tal redacción, es normal que haya disparidad de opiniones. ¿Qué es arbitrar? ¿qué es moderar? ¿hasta dónde llega cada uno de esos conceptos, aplicados al caso presente?. Yo no me atrevo a decirlo, y me temo que tampoco los preclaros juristas que nos cita el Sr. COMPLEJitos puedan aportarnos una medida exacta de hasta dónde llega el poder de “arbitraje” y “moderación” del Rey. Por tanto, creo que los que opinan que el Rey, en este caso, ha excedido tales límites, no sólo tienen derecho a decirlo, sino que además no dicen ninguna herejía.

    Para mí, la discusión es, hasta cierto punto, poco interesante, ya que me considero profundamente republicano, y mi simpatía por la institución monárquica es bien escasa. En el caso español en concreto, considero a la Monarquía como un anacronismo necesario (porque ya hemos demostrado, en dos ocasiones, que no sabemos gobernarnos como República), pero ello no me hace cambiar de opinión respecto a la esencia de la institución monárquica, sobre la que considero que, en el Siglo XXI y en una sociedad occidental avanzada, carece totalmente de sentido.

  7. TAnia

    - Tócala otra vez, Feijóo. Por los viejos tiempos.
    - No sé de qué hablas, Rajoy.
    - Tócala, Feijóo. Toca la de “Según pasa el tiempo”.
    - No me puedo acordar, Rajoy, la tengo un poco oxidada.
    - La tararearé para ti. Cántala, Feijóo.

    Y Feijóo volvió con la misma canción, la de siempre. La de que si la fusión de las caixas galegas es buena, que si la galleguidad, que si según pasa el tiempo le parece todavía mejor. Parece como si en su dilatada carrera de compositor de café no hubiera aprendido otra cosa. Pero Rajoy, que de cuentos sabe mucho, no se deja embaucar. Le replica que cambie de canción, que ahora la tonadilla que está de moda es la de la solvencia y la de la competencia en los territorios. Y le advierte: “0 cambias de canción, o le digo a Rick Humphrey Montoro que toque para mí”.

    La fusión entre Caixa Galicia y Caixanova es imposible, porque son dos piezas incompatibles. Además, las piezas no coinciden ni en sus necesidades ni deseos: una quiere una fusión a la desesperada para solucionar sus problemas, sí o sí, al grito de ¡quién se viene conmigo! y, la otra, tiene entre manos crecer liderando una colaboración con otras cajas. Pero a Feijóo le da igual que no sean piezas llamadas a entenderse o que vaya en contra de sus deseos. Su Lei de Caixas creada a medida y sacada de la manga en un tiempo récord, puede con todo. Como, por ejemplo, jubilar a los jefes que le interesan (léase Gayoso y no Méndez) o meter mano en los consejos de una manera casi caciquil. ¡Y luego dicen que no hay manipulación política!

    La carrera política de Feijoo ha terminado y el lo sabe, pero intenta salirse con la suya con reformas desesperadas express y todo tipo de confabulaciones.
    Da igual: un plato roto, aun unido con pegamento de contacto rápido, es ya para siempre un plato roto.
    Quiero un presidente entero, no roto. Integro. Sincero. Que sepa mirarme a los ojos. Que me hable con el corazón y que piense con la cabeza.
    Humilde, que respete la trayectoria y conocimiento de los demás.
    Un presidente que sirva a Galicia (la pretendida fusión es la que destruye mas empleo en nuestra tierra y beneficia a la competencia de las dos cajas; oye Alberto, para esto no hacen falta asesores)
    Quiero un presidente que tenga palabra y que cumpla sus compromisos (no un confabulador como ya ha demostrado con pretextos injustificados).
    En definitiva, como hoy es día de san valentin pediré con todo fervor que Galicia tenga un presidente del que me sienta orgullosa y al que pueda admirar.

  8. COMPLEJitos

    Bueno, bueno, Señor Jabato, cálmese, cálmese. Al fin y al cabo, como dijo el sabio, en España tenemos un Rey muy republicano

  9. fresa ácida

    Feijoo pagó en los últimos cinco meses a La Voz 3,7 millones de euros en ayudas públicas, casi 620 millones de pesetas.

    El Presidente Feijoo, el campeón de la austeridad y predicador de la doctrina de apretar los cinturones del prójimo, se está permitiendo en nuestra cara la chulería de pagar por la campaña electoral que le hizo la Voz y en buena parte lo llevó a la Presidencia de la Xunta, una factura millonaria escandalosa con cargo a los bolsillos de todos los gallegos.

    Galicia sufre la crisis económica mundial y cada día son muchos los gallegos que pierden su empleo; también son muchos los hogares de este país a los que no llega ni un salario mensual; y son demasiadas las empresas radicadas en nuestro territorio que están cerrando sus puertas, asfixiadas por la crisis económica. Con este panorama resulta que al presidente de la Xunta, al que se le ha encomendado velar por nuestro futuro y gestionar los recursos de toda Galicia, no se la ocurrido mejor idea que quitarnos a los ciudadanos unos fondos cada vez más necesarios para cubrir y paliar los destrozos que está provocando la situación económica, para entregárselos en bandeja a uno de los pocos empresarios gallegos al que ni se le ha pasado por la cabeza involucrarse como hacen otros en mejorar los servicios públicos o patrocinar cualquier iniciativa social que, por una vez, redunde en beneficio de los gallegos y no sólo en el suyo propio.Sin ruborizarse, el señor Feijoo ha estado pagando ingentes cantidades de dinero a La Voz de Galicia al mismo tiempo que se dedicaba, entre otras lindezas, a privatizar los escasos servicios sociales que tiene Galicia.

  10. jose

    Estimado Cora, como veo que hay quien se enrolla bastante y bastante sectariamente, sere breve y expondré sólo hechos:
    El elogio personal al Presidente, de quien deberia mantener distancia, y ademàs sobre cualidades, cuando menos, objetivamente dudosas, recordando.
    Cordón sanitario a quien tiene la mitad de los votos, más o menos. Al revés estaría igual de mal, obviamente.
    Memoria histórica de esas maneras. Mi respeto a todos.
    Proceso de pazzzzz.
    Economia: no crisis, saliendo de la crisis, etc.
    Sinceramente no me gustaría estar en el papel de ” los que tienen que pactar”, aunque dada la situación no quede más remedio.

    Un cordial saludo

  11. Gorila

    Determinadas cosas no dependen más que de la opinión de babor

    Si lo que hace, dice, etc… El rey es lo que ellos quieren , el rey que tenemos es muy guay. Si no, hay que recordarle al rey cual es su sitio lo que básicamente coincide, por supuesto, con lo que a los de babor les parezca.

    Y he aquí el motivo del fracaso de ambas repúblicas: Si la izquierda cree que los que deben controlar los actos del rey son ellos, en una república ya se creen que todo lo que no sea de babor es antirepublicano y se creen justificados ante cualquier desmán que protagonizen…

    Con un poco de suerte, para la tercera la izquierda expañola se ha democratizado y va la vencida…

Comenta