Irrumpe un atontado

alg_jasper_schuringa_facebook[1]

Jasper Schuringa, director de cine, rodó su escena más peligrosa cuando se abalanzó sobre Umar 

Un nuevo personaje ha entrado con escalo en nuestras vidas. Se llama Umar Farouk Abdulmutallab, es nigeriano, tiene 23 años y a punto estuvo de inmolarse llevándose por delante a varios centenares de congéneres que estaban pensando en cualquier otra cosa menos en inmolarse, ni con él, ni con nadie.

Al rapaz le habían dicho, o se lo creyó, que su misión en este mundo era salpicar de sangre los tejados de Detroit. Él solito esparciría en el corazón de los Estados Unidos unas navidades más rojas que nunca. Tendrá que morir en el intento, pero se verá recompensado con la gloria y el paraíso…

Es una lástima, pero la historia no tiene un final feliz. Umar lo hace fatal; y aunque todos los sistemas de seguridad también fallan, o el chico es un chapuzas, o le dan pentrita mojada. El caso es que gracias a unos pasajeros avispados y a su torpeza de movimientos, trescientas familias no guardan hoy luto por culpa de su torpeza de pensamientos.

El padre de Umar fue el primero en coscarse de que el chico se deslizaba por el peor de los caminos. Dio aviso, pero se le hizo caso omiso, valga la cantiga.

A los padres hay que escucharlos siempre. Al menos cuando denuncian a las fuerzas policiales que su hijo se está volviendo un bicho peligroso para él y para los que le rodean.

El problema que afronta Umar es el todos los fanáticos suicidas. Si se inmolasen a título particular, pues bueno, tendría su gracia. ¡Pero que pretenda estallar las vísceras de sus compañeros de vuelo! A estas alturas de la película no sólo resulta deleznable, sino también vergonzante.

A Umar, licenciado en ingeniería pese a todo, hay que proporcionarle una gran cantidad de bibliografía, hasta que el hombre exclame cuando le llegue la hora:

_¿Morirme ahora? ¡Con lo que me queda por leer…!

15 Comentarios a “Irrumpe un atontado”

  1. haha

    Creo que el caso de Umar prueba que leer no es suficiente. Lo que hay que hacer es APRENDER. Leyendo, hablando con tu abuelo, hablando con el vecino en el bar, viendo la tele, viendo cine, jugando a videojuegos, hojeando comics, da igual. Y mas que aprender, aprender a REBATIR lo que te dicen, contrastar la “autoridad”, ya sea del “maestro” o del “iman” o del cura de la parroquia, para que, basicamente, no nos la den con queso.

    Los mejores maestros vienen aplicando este metodo desde hace tiempo, pese a quien pese. Es cierto Manel?

  2. Tamarin

    ¡Y todavía hay quien dice que el atentado de Madrid fue por culpa de Aznar!

    ¡Bien que se aprovechó el PSOE!

    ¡País!

    ¡TERRORISTAS, CADENA PERPETUA

  3. jabato

    Hay que estudiar con cuidado qué circunstancias, qué creencias, qué consignas, qué tipo de deprogramación puede llevar a un individuo, en principio mentalmente sano, de elevado nivel cultural (también en principio, que los títulos universitarios, como bien dice el Sr. Manel, pueden ser un indicio de dicho nivel, pero no una garantía), a cometer un acto suicida y homicida, como puede ser el atentado que planeaba llevar a cabo este tipo.

    Evidentemente, algo muy gordo tiene que haber pasado en el cerebro de este hombre (y de otros muchos) para que, con 23 años, decida morir él mismo y llevarse por delante a un crecido número de sus semejantes.

    En consonancia con su línea políticamente, correcta, el Sr. Haha equipara las consignas que podemos recibir “del imán de la mezquita o del cura de la parroquia”.

    Creo que puedo afirmar que no es frecuente (al menos, no conocido) que los curas en las parroquias instiguen a la autoinmolación y al atentado terrorista; no puede decirse lo mismo de algunos (no todos, naturalmente) imanes de mezquitas musulmanas.

    En una conversación semejante, mantenida con un buen amigo (muy progre el hombre) me decía que también la Iglesia Católica tiene en su historia la comisión o el patrocinio de gran número de atrocidades. Cierto. Desde el Siglo XI hasta el Siglo XIII, por ejemplo, cantidad de jóvenes fueron a morir en las Cruzadas. ¿Era aquello justificable?. Desde nuestro punto de vista actual, desde luego que no.

    El pequeño, pero no irrelevante detalle, es que tales cosas sucedieron hace 700 años, y el problema al que nos enfrentamos ahora no son las luchas cruzadas, sino el terrorismo islámico (sí, señores, islámico). Lo de dar un palo al cristianismo, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, es algo que queda perfecto como guinda de un mensaje progre, pero carece totalmente de sentido.

    Como carece totalmente de sentido el intento de “alianzarnos civilizadamente” con quienes quieren, por cualquier medio y a cualquier precio, destruirnos.

    No creo que el Islam sea una religión violenta en sí misma. Lo que ocurre es que, en esta época, determinados seguidores de tal religión están amparando, justificando y ejerciendo la violencia.

    El problema es peliagudo, porque no reside, en realidad, en las calles de los barrios paupérrimos de muchos países de Oriente Medio. La desesperación que se vive en Pakistán, Afganistán, Irak o Gaza no son más que el caldo de cultivo del mal, pero los hilos que provocan su detonación en forma de terrorismo no están en esos lugares.

    El problema nace y es alimentado desde los palacios (no desde las barriadas pobres) de países como Arabia Saudí. Lo que ocurre es que esto no puede decirse en voz alta; ¿cómo vamos a acusar de semejante cosa a nuestro principal suministrador de petróleo?.

  4. SEito

    Gracias Jabato por expresarlo tan bien y tendido;lo malo es que esta explicación debería no ser necesaria, pero lo es, para contestar a las burradas expuestas en esta mezcla sin otra explicación, por quien se autoproclama universitario_en Universidad de las Vascongadas_ y ciudadano viviendo en el exterior, en lo que más de una ocasión presenta como sociedad/país superior al nuestro en valores de la modernidad .
    Las propiedades magnéticas, no debieron ser materia de ninguna de las asignaturas y las propiedades curativas que a los demás nos tocó recibir del catecismo parroquial o de las clases de religión católica, debieron encontrar barreras desconocidas para tal tergiversación .¡Ya está bien¡ los vcelos están donde están y a la luz del día .

  5. jabato

    Admitidas, como siempre, sus matizaciones, Sr. Manel. Y tratamos, modestamente, de responder:

    1) Si no he dejado clara la distinción entre islamismo y terrorismo islámico, que quede clara ahora. Mis conocimientos del Islam son superficiales (como de casi todo, lamentablemente), pero está bastante claro que el Islam (basándose en los mismos textos religiosos) ha tenido épocas de convivencia pacífica con otras religiones o culturas. El problema, por tanto, no está en la religión islámica, sino en la interpretación que algunos descerebrados (o quizá no tanto) quieren darle. Por tanto, quede claro, no equiparo en absoluto al Islam con el terrorismo que del mismo (de algunas interpetaciones del mismo, más bien) deriva.

    2) Para el entendimiento entre civilizaciones, o culturas, o cómo queramos llamarlas, no es preciso constituir un foro vacío (y tanto, fíjese lo poco que se habla del mismo en los últimos tiempos), una institución sin contenido más. No se necesita otra cosa que claridad de ideas y disposición a defenderlas. El propio concepto de “alianza” lleva consigo la idea del pacto entre iguales. Y no somos iguales. Es más, algunos somos superiores a los demás. Por soberbia que pueda parecer tal actitud, en determinados casos no podemos movernos de ella ni un milímetro. Por ejemplo, no toleramos en nuestro suelo políticas que santifiquen la discriminación de la mujer. Y en ello, debemos ser inflexibles. En nombre del sagrado pragmatismo en las relaciones internacionales (y para hacer posible la convivencia, que no la alianza, entre civilizaciones) podemos admitir que en los Emiratos Árabes Unidos las mujeres no puedan reunirse con un varón que no sea de su familia. Pero, que quede bien claro, podemos admitirlo allí. Cualquier pretensión de trasladar actitudes semejantes (vía inmigración) a nuestro suelo, debe ser cortada de raíz. Claro, esto choca de frente con la política zapateril; para ésta, el verbo “cortar” implica una dosis de violencia intolerable, y raíces no conoce más que las de la lechuga.

    En una cosa sí tiene razón: cierto es que miro cualquier cosa que venga de ZP con sumo recelo.

    No me irá Vd. a decir que no le pasa lo mismo con lo que pueda decir, por ejemplo, José María Aznar.

  6. Manel

    Las actitudes de violencia de género no son exclusivas del islam, aunque éste presente un cierto retraso con respecto a la civilización occidental, que no cristiana, en algunos aspectos como los derechos de la mujer. Y sino pregúnteselo a las familias de las aproximadamente 100 mujeres que mueren cada año víctimas de la violencia de género.

    Yo, que he tenido ocasión de relacionarme con familias musulmanas, le puedo afirmar que no hay un patrón común. Las hay muy abiertas y tolerantes y también tremendamente cerradas e intransigentes. Pero esto pasa aquí tambien: en ciertas zonas, especiamente rurales, los niveles de intransigencia son muy altos. Y, cuando la Iglesia se mete por medio, no se comporta igual que los imanes porque no tiene su poder.

    Lo de cortar de raíz, no es tan fácil como usted lo pinta. A la vista está lo que ocurre en Francia, Inglaterra, Alemania, etc. etc. Tal vez don Marianito, raíces de sauce llorón, resuelva el problema en un plis-plas.

    Tiene usted razón. Ánsar me supera. No soporto el esperpento y, cada vez que abre la boca, siento vergüenza ajena.

  7. María Melk

    Jabato, cuando escribes: “no toleramos en nuestro suelo políticas que santifiquen la discriminación de la mujer …” estoy de acuerdo, no toleramos políticas, pero sí curiosamente toleramos actitudes, costumbres, frases, chistes, etc donde sí las toleramos. Seguimos educando diferente a los niños de las niñas, incluso muchos profes progres y lo peor es que ni se enteran. Es la fuerza de la costumbre. Y podríamos poner miles de ejemplo que cada vía vemos a nuestro alrededor. Ya sé, que hay países donde es más sangrante, pero aquí también tenemos nuestra cara discriminatoria.

  8. jabato

    La búsqueda de la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer es un objetivo perseguido, en términos históricos, desde tiempos no muy lejanos. Hay que reconocer que en los últimos tiempos se ha avanzado muchísimo (cuando digo “últimos tiempos” me refiero al siglo pasado, no vayamos a creer que la liberación de la mujer ha venido por el “feminista radical” -autodefinición- ZP), pero todavía queda camino por andar.

    Habría, de todas formas, que hacer una importante matización: yo soy partidario de que se alcance la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer; la plena igualdad ante la ley.

    Lo que es la igualdad en sí, en términos gramaticales, va a ser imposible, ya que hombres y mujeres somos distintos. Cosa que no parecen tener muy clara determinados especímenes de nuestra progresía, que parecen buscar la igualdad absoluta. Tal igualdad “absoluta”, además de ser tan injusta como la desigualdad de derechos vivida en tiempos pasados, en un absurdo en sí misma.

  9. Tamarin

    ¡Ahí, ahí, ahí, leña al mono, que es de piedra!

    Las neuronas no distinguen sexo.

  10. SEito

    –aparte de hacérselo mirar, que se suiciden también ellos solitos, pero que no nos suiciden y nos dejen en la misma paz en la que les dejamos cuando no nos están agrediendo, de pensamiento, palabra, obra u omisión .

  11. jabato

    Sólo unas líneas para responder a las consideraciones finales del Sr. Gorila:

    - No, no es posible que los progres (palabro que abarca más variedades que la de los puros militantes del PSOE, aunque todos los votos terminan luego en el mismo saco) dejen en paz a la Iglesia española, ni un solo día. Si lo hicieran, dejarían de ser ellos mismos.
    - Si me lo permite, me apropiaré de su frase “¡que gran favor hizo Aznar a la izquierda española; antes de él, todo era culpa de Franco!”. Nunca lo había pensado así y me parece sumamente interesante. Pero creo que hubiera pasado igual con cualquier otro Presidente del Gobierno que fuera del PP. Daba igual que fuera Aznar que otro. El problema de la izquierda en este país es que cree que el poder le pertenece, que lo tiene escriturado a su nombre; ninguna fuerza política que no se encuadre en el credo progresista tiene derecho a gobernar.

  12. haha

    A ver Jabato, mi disyuntiva “maestro, iman, cura de la parroquia”, tiene tres miembros, no dos. Citar selectivamente dos es una, me temo, manipulacion.

    Lo que une a las tres personas es peligro del DOGMATISMO, academico o religioso, y mi argumento es: educaciones dogmaticas generan fanatismo e intolerancia, porque no ensenhan a la gente a pensar por si misma si no a obedecer.

    Y por supuesto, existen maestros, imanes y curas dialogantes.

  13. Gorila

    Señor Jabato:

    1.- Teniendo en cuenta que la izquierda en España es mesiánica y se considera poseedora de la verdad revelada, (motivo que también justifica su fervorosa creencia de que sólo la izquierda tiene derecho a gobernar como bien señala), encuentro lógico que la simple mención de la Iglesia Católica les trastoque porque no en vano los consideran un rival a batir dado que esta institución bimilenaria también se dedica a decir que son poseedores de la Verdad…

    2.- Supongo que sí, que en el momento en que otro político del PP gobierne de nuevo todo aquello que se diga a un retrogresista podrá ser contestado con “Franco, Aznar y Mr. Y”.

  14. Auditidioge

    Hi boys and girls,
    I would like to confirm my appreciation for this website even if he doesn’t write about cannabis seeds, but i love it equally this cannabis seed path.thanks

  15. Russ Trease

    Hi, I adore your blog. Is there something I can do to obtain updates like a subscription or something? I am sorry I am not familiar with RSS?

Comenta