Fantasmas de octubre

halloween[1]

¿Susto, muerte o dividendos?

Aprovechando que la horterada de Halloween llama a su puerta _ ¿Susto o muerte? _, se oye de fantasmas o fantasmones que desempolvan las figuras más tétricas de la historia reciente y nos aterrorizan con estrenar una versión modernizada y remasterizada de ellas. Una versión de mucho miedo con la que pretenden cosechar un gran éxito de taquilla.

Así, los artistas de la ceja se han lanzado al ruedo ideológico para tomar de nuevo el Palacio de Invierno, aunque en este octubre haya hecho un calor de bigotes. ¿Pillan el guiño? Cejas… bigotes.

A los de la ceja, decimos, ya no les basta el entreguismo a ZP. No es que lo ataquen, válgame Dios; simplemente lo adelantan por la izquierda para ofrecernos una receta muy particular que tienen para salir de la crisis y que naturalmente se parece bastante a la de octubre de 1917, cuyos resultados se describen en los libros de historia mediante millones de muertos, millones de miserables y millones de frustraciones.

Tanto los sindicatos mayoritarios como los artistas que les dan realce quieren imponer una fórmula que es como para enmarcar en el frontispicio de cualquier facultad de Económicas: Se incrementa el control estatal sobre las empresas y las finanzas con tanta sutileza que parece que siguen actuando en el libre mercado, pero en realidad a fin de mes se recaudan sus beneficios y se reparten ¡entre artistas y sindicatos!

Es fenómeno. Es el capital/comunismo que tanto trabajo le costó encontrar al hombre y que en realidad estaba escondido detrás de una letra de Joaquín Sabina, que a la hora de rimar ya sabemos lo bien que lo hace:

“El otoño duró lo que tarda en llegar el invierno… y luego capitalismo con comunismo, falda con espalda y gata con cubata. Ya está”.

31 Comentarios a “Fantasmas de octubre”

  1. pau

    Como el debate anda hoy anémico, les alegro la pupila con esto que pillado en internet. Tiene su aquél.

    Se titula “La figura señera”:

    De entre toda la morralla acomodaticia que nos ha dado la política y los políticos (ahora se está viendo, y lo que nos falta por saber), hay una figura cumbre que no ha recibido ni de lejos el reconocimiento debido. Más bien todo lo contrario.

    No hablo del rey, ni de Sabino Fernández Campo, ni de ninguno de los arribistas con labia que se han ido sucediendo elección tras elección.

    Hablo de Adolfo Suárez.

    Tampoco él estuvo libre de creerse por encima de las leyes, pues pretendió hacerse una casa aprovechando como muro una parte de la muralla de Ávila, que es monumento protegido y patrimonio cultural común; pero vamos, al lado de otros latrocinios y marrullerías financieras, aquello fue una pequeñez casi leve. Que además se la tumbaron, si no recuerdo mal, y no pudo llevar a cabo su deseo. No como otros que tenemos en estos días bien presentes en la memoria.

    Suárez, franquista de profesión, tuvo el inmenso cuajo de dinamitar el viejo sistema desde dentro y haciendo que todos los encallecidos sátrapas del franquismo se hicieran su propio harakiri sin rechistar. No es pequeño el mérito. Con todos sus errores, que los tuvo, este tipo tiene una estatura política gigantesca, inabarcable, y que sólo el tiempo parece empezar a dimensionar en su justa medida; y bien que ha tardado.

    A un tipo así, que nos sacó de la dictadura y nos llevó a la democracia (imperfecta si queremos, pero democracia) al final le dieron la puñalada todos. Su propio partido, el rey, la izquierda emergente y que ya se intuía que iba a arrasar (¡qué inmerecidos, despectivos y malvados comentarios del bocazas del Guerra y del guaperas del Felipe hacia la figura caída de Suárez!), la derecha dura que en el fondo no le perdonaba que hubiera sido liquidada por él, la iglesia, el ejército… todos. Se le echó, todos a una porfiaron para echarle, a la escupidera de la Historia.

    Salvando lógicamente las distancias, Adolfo Suárez me recuerda a Winston Churchill, que después de hacer lo que hizo por Inglaterra tuvo como premio que Inglaterra le mandara al guano.

    Ni a mi peor enemigo le desearía que tuviera que comerse las toneladas de excrementos que Suárez tuvo que tragarse cuando dejó de estar en el candelero.

    Además, y para desgracia suya, el pobre Suárez era coherente. No hizo como otros que de repente “vieron la luz de la verdad” (Carrillo, Curiel, Verstrynge,… y tantos otros) y se apresuraron a tirarse en marcha del caballo perdedor, el que habían estado montando hasta entonces, para arrimarse velozmente al caballo ganador, que les permitía seguir comiendo mucho, bueno y caliente todos los días del año por muchos años. Las ideas, amiguitos, van y vienen; pero la pitanza, ¡ay amigo la pitanza!, esa mejor no enredar con ella porque es sagrada.

    La Historia acostumbra a ser cruel con quienes de verdad la hacen, pero la muy ramera es benévola con quienes la disfrutan.

  2. SEito

    “La Libertad avariciosa del mercado” le llaman, a los resultados nefastos proporcionados por quienes les tienen como escudo defensivo intelectual y para librarse de toda responsabilidad, les hacen cantar un interminable Hare Krisna subliminalmente convertido en Hara Kiri, cuando la ZZZZZZ del sueño se apodera del personal .
    Ojo que es contagioso; como todos los parásitos tropicales de los que es portador el Oso PreguiZoso .

  3. Manel

    Sr. Cora, me gustaría saber de qué manual de historia ha sacado lo de millones de muertos por la revolución de octubre. A no ser que incluya los muertos por la Gran Guerra, los de la guerra civil contra el ejército blanco y las potencias occidentales y las purgas de Stalin, a mi manual de historia no le salen las cuentas.
    Para su información, mis libros son del Instituto Masculino.

    Salutacions cordials

  4. Manel

    Apreciado Seito, contagio por contagio prefiero el virus del oso preguiZoso que el de RJY. Es que éste último no lava su cueva y huele que apesta.

  5. haha

    Y por cierto, alguien mas aqui considera Halloween una horterada? A mi personalmente lo que me parece una horterada es la Semana Santa, al menos tal como se vive en Lugo…

    haha

    ps: ;-)

  6. jabato

    En un principio, creí que el Sr. Haha se había visto afectado por algún tipo de enajenación mental transitoria, pero no es así, afortunadamente. Simplemente quiso responder a la poco afortunada aseveración del Sr. Cora de que la receta que nos proponen nuestros artistas de la “zeja” para salir de la crisis es comparable a la Revolución de Octubre.

    Desde luego, no es comparable. Para empezar, la mayoría de los artistas de la “zeja” no conocen la Revolución de Octubre, ni su historia, ni sus causas, ni sus resultados. Ni falta que les hace.

    Lo único que éstos conocen es el arte dirigido y subvencionado: nuestros gustos artísticos han de ser los que marque el poder, y nuestros impuestos, lógicamente, han de sufragar las obras artísticas (por llamarles de alguna forma) que más convienen a nuestra sociedad. Por ese camino, hemos llegado a subvencionar películas que no llegaron a estrenarse.

    Por otra parte, comienzo a constatar que tenemos en este blog, desde hace algún tiempo, una especie de cofrades (tremendamente respetables, pero no por ello menos identificables) de los que circulan en gran número por la red, perfectamente organizados. Dedicados a sostener la posición gubernamental contra viento y marea, en toda clase de foros.

    No puede explicarse de otra forma el que el contenido de un post coincida con unas declaraciones que hace el Ministro de Fomento (y Vicesecretario General del PSOE) la misma mañana en que el post se colocó. Evidentemente, ello solo puede responder a una estrategia organizada, basada en la identificación y repetición reiterativa de ideas-fuerza (que no ideas-verdad) en los diversos foros de internet. Hay muchísima gente dedicada a tan noble labor, y ahora nos honran con su presencia.

    Yo, por mi parte, prefiero a nuestros “rojeras” (me permitirán que se lo llame con todo cariño) de siempre, que, aunque en algún caso tienden al bermellón subido, tienen además criterio, y son capaces de pensar, errónea o acertadamente, pero sin que tengan que grabarles una consigna de dos sílabas para que su cerebro funcione.

    Lógicamente, y después de haber dividido nuestra banda de babor en dos categorías, no voy a poner nombres a ninguna de ellas. Que cada uno se acoja a la que mejor le parezca.

  7. Manel

    ni para cuidar a mi perrita.

    Salutacions cordials.

  8. Tamarin

    A estas horas de la tarde/noche, ¡cuánta penita pena que me dan los cínicos y rabiosos!

    Habria que ponerlos en un altar para adorarlos.

    ¡Cuánta envidia y odio rezuman!

    De verdad, os compadezco.

  9. Manel

    La imagen que yo siempre he tenido de usted, independientemente de su ideología, es precisamente ésa, de persona tolerante y con una línea de argumentación generalmente muy sólida. Por eso algunas expresiones de sus pots últimos me han chocado. Tal vez sea fruto de una mala interpretación por mi parte.
    En todo caso y, aun dentro de los desacuerdos, le reitero mi aprecio y mi consideración.
    Salutacions cordials

  10. rois luaces

    He oido a un paisano, quizá el paisano, poderoso, que siempre ha hablado fatal, pero ahora habla muy bien -fonéticamente- pero más pésimo (redundancia totalmente consciente, valga o no valga) -conceptual y democráticamente- que nunca.
    ¿Les pagamos para que vayan a clase de retórica y fonética, de peluquería y estética, o para que hagan sus tareas?

Comenta