El vídeo de Pérez

ERC ha secuestrado los Presupuestos Generales de Estado y los mantiene ocultos en un zulo donde grabó un vídeo para ser distribuido por las televisiones. En él se ve a los pobres presupuestos con un cuchillo al cuello empuñado por Josep Lluis Pérez, conocido en círculos de la extorsión por el alias Carod-Rovira, debido a que su padre no sólo era guardia civil, sino también Pérez, y eso sí que no lo podía consentir un abanderado de la catalaneidad como él.

La grabación se realiza contra una pared de la que cuelga el mapa de los Països Cataláns, donde Valencia figura como Catalunya Sur y las Baleares, como Islas Catalanas. Aragón se libra. Un segundo individuo, con la barretina calada hasta el cogote para no ser reconocido, lee un comunicado en el que se informa que si antes del 22 de noviembre, ZP o algún miembro de su Gobierno no manifiesta públicamente que el valenciano no existe, el cuchillo rebanará el cogote de los Presupuestos sin compasión.

La Unesco, el Vaticano y la Academia de la Llingua Asturiana han intercedido a favor de los Presupuestos recalcando que ellos nada tienen que ver en la disputa lingüística y apelan al seny catalán para que puedan regresar al Congreso de los Diputados sanos y salvos, aunque sea para perder allí la votación.

Por su parte, la opinión pública ha expresado su inquietud por temor a que se generalice esta oleada de secuestros y se ofrezca a los niños un pésimo ejemplo de comportamiento.

En el Gobierno se barajan distintas reacciones al secuestro, desde el grupo que apoya una declaración en la que se diga: “Acabamos de enterarnos de que el valenciano no existe”; hasta quienes prefieren tirar de la lengua e imponer el latín macarrónico en todo el Estado.

El caso es que vivimos días de dolor y sufrimiento. Piensen por un momento en los angustiados padres de los Presupuestos.

Comenta