Cantábrico

Su mar

Yolanda acude al Registro.

_ ¿Cómo se va a llamar la criatura?

_ Sumar.

_ ¿Mi mar? ¿El Cantábrico? Yo es que soy de Ribadesella, como Adriana Lastra.

_ No, no. Todo junto.

_ ¡Ah, ya! Elcantábrico.

_ Déjelo así. Ya va bien escrito en la documentación, pero desearía hacer unas modificaciones.

_ Usted dirá.

_ Donde pone que una de las madrinas será Ada Colau me gustaría que quedase en blanco.

_ Sin ningún problema. Le pasamos el tippex y a otra cosa, mariposa. ¿Que sucedió? Que se echó para atrás, ¿no? ¡Mucho gasto, claro!

_ No, no. Ella quería, pero le surgieron unos contratiempos burocráticos que la retienen.

_ Pelillos a la mar.

_ ¿Cantábrica?

_ La que usted quiera. ¿Algo más?

_ Pues sí. Donde pone que la segunda madrina de la madre matria iba a ser Mónica Oltra… como que no.

_ ¿Lo dejamos en blanco?

_ Mejor déjelo en negro, que lo suyo va camino de marrón.

_ Entiendo. Como es de Valencia, falla.

_ Sí, oltra vez será.

_ Estas cosas pasan. Hasta Cristo fichó a uno que le salió corrupto y lo pagó bien caro.

_ Calle, calle, que aún no salí del Registro y ya se me está poniendo la carne de gallina.

_ Aproveche, que nos vamos a quedar sin pollo, sin polla y sin polle.

_ Falacias de la derechona. He diseñado un plan chulísimo que nos va a hacer líderes cárnicos.

_ ¿Quién le ayuda a redactarlo?¿El ministro Garzón?

_ Lo redacto yo sola con los 350 asesores del presidente.

_ Así me gusta, autonomía. Bueno, ¿registramos o qué?

_ Ahora que lo pienso, borre también a Mónica García, que con esa nunca se sabe. Más vale hacer las cosas sola que mal acompañada.

_Quedamos que era Elcantábrico. ¿Ok?

_ Sí, Sumar.

Comenta