Cherchez la femme

La pista francesa

La prensa argelina lleva semanas señalando a Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez, como la piedra angular de la política internacional de España. Es decir, el volantazo del Sáhara, el espionaje telefónico, el cabreo de Argelia… todo pasa por Begoña.

De acuerdo con esa tesis, recogida de soslayo por algunos medios marginales españoles, la explicación de todo lo que está ocurriendo sería un enorme pelotazo de la señora Sánchez con el Majzen, el círculo de dirigentes y poderes fácticos marroquíes. Corrupción en estado puro. Me lo llevo crudo porque tengo poder político y lo utilizo para eso.

Ya me gustaría que la información, en especial del diario digital La Patrie News, hubiese sido desmentida, rechazada o negada con contundencia. No se ha hecho, y aunque ese desprecio hacia lo publicado deja la puerta abierta a un rotundo mentís, son tantos los detalles que se ofrecen en el libelo que la sombra de la duda no hace más que crecer.

De tener el más mínimo viso de certeza, la historia no solo destroza a Sánchez, a su gobierno y a cuantos cómplices le apoyan, sino que también sitúa en muy mal lugar a España y a todos los españoles, pues demostraría que somos incapaces para la democracia y para establecer el más mínimo control sobre los poderes. Que somos, en definitiva, un país de chorizos sin credibilidad ante ninguna organización seria, de cuya existencia también comenzamos a dudar.

Si a esto añadimos el carácter personalista de las decisiones y la falta de explicación sobre los motivos por los que se toman, se permite que el caldo bulla y se desborde hasta donde nadie desea, ni siquiera los que celebrarían la caída de Sánchez con una zambra de guitarras y cuadro de baile.

Los franceses recomiendan Cherchez la femme, aunque en este caso más le encajaría Cherchez l´argent.

Un comentario a “Cherchez la femme”

  1. extremoizquierdo

    https://lapatrienews.dz/impactante-revelacion-la-esposa-de-pedro-sanchez-se-beneficio-de-un-jugoso-trato-a-cambio-de-la-traicion-a-la-causa-saharaui/

    Este es artículo de marras. Una vez leído y comprendido, lo único que “alega” es que el Instituto de Empresa tiene un acuerdo con APD Maroc, una institucion en Marruecos, como tendrá tantos y tantos con otras instituciones a nivel mundial. Es lo único que aportan, fuera de insultos y descalificaciones “ad hominem”.

    Básicamente, no dice nada que no sea público. Qué hay que desmentir entonces?

Comenta