Pérez Guerra en Burela, el primer plan de Ordenación Urbana de Lugo

El arquitecto de Chantada proyecta el nuevo templo parroquial de Celeiro

EL PADRE DE los cinco hermanos era de Loureiro, en la vertiente pontevedresa del Monte Faro, municipio de Rodeiro, pero la casa familiar está en Santiago de Requeixo, la del trovador Xoán de Requeixo, donde nacen Manuel, Emilio, Ánxeles, Daniel y Alfonso Pérez Guerra (Chantada, 1934). Los hijos que tiene con Purificación Guerra, después de haber sido guardia de asalto en Tui, Vigo, Madrid, Murcia y Barcelona, donde reside desde 1956 hasta 1971, cuando fallece.

Todos estudian en los Padres de la Sagrada Familia y todos hacen carreras superiores. Juntos llevan a cabo el estudio Seguridad en el Trabajo de Construcción de Edificios, que obtiene la primera mención mundial en el Congreso Internacional de la O.I.T. /Ginebra, 1969).

Manuel y Alfonso se encargaron de la parte correspondiente a la arquitectura; Emilio abordó lo relativo a la Medicina de Empresa, Ánxeles, los aspectos legales desde el Derecho Comparado y Daniel, la legislación española. No se puede encontrar mayor coordinación.

Alfonso acaba la carrera el año 1962 en la Universidad de Barcelona, y se doctora en 1966.

El año 1977 se diploma en gestión de empresa y tecnología por el Institute of Technology de Massachusetts y abre su estudio. También es catedrático en la Universidad Politécnica de Cataluña y en 1976 es nombrado presidente nacional de la Asociación Española de Prevención y Seguridad (AEPS), así como vicepresidente de la Federación internacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

En lo que a Lugo respecta, el trabajo de Pérez Guerra se ha desarrollado a través de Planur, una oficina técnica de planeamiento y urbanismo, para promover y realizar proyectos de urbanismo, tanto generales como parciales, en colaboración con el también arquitecto Manuel Cortón.

Es autor del Plan General de Ordenación Urbana de Burela, la primera localidad lucense que cuenta con uno, antes de constituirse como municipio y donde coincide con su alumno en Barcelona, el lucense Miguel Ángel Ceniceros López, establecido en aquella localidad.

También impulsa el estudio y redacción de un Plan de Ordenación urbanístico – económicosocial de la provincia de Lugo, en el ámbito del Centro Gallego y, a imitación de los planes de Barcelona y Segovia en los que ya había participado, trabaja.

Suyo es el proyecto para la nueva iglesia parroquial de Santiago de Celeiro, que se comienza a construir durante cuatro años, el año 1965. En ese tiempo se reúnen las aportaciones de vecinos para abordar el presupuesto que Pérez Guerra fija en 3.767.087,24 pesetas. Vicente Gradaílle Trobo, párroco de Celeiro en esos años, ha publicado la historia de esta construcción.

Otros proyectos suyos son la Clínica Teknon (1972), el Hotel Sant Jordi, de Calella, las oficinas de Central Roca Sanitarios y Seguros Santa Lucía.

También fue diputado en el Parlamento catalán (1980-84) por Centristes de Catalunya-UCD, y miembro de distintas comisiones. Pertenece a varias directivas del Centro Gallego de Barcelona con Manuel Casado Nieto como presidente y dirige el Seminario de Estudios técnicos Industriales.

Otros de sus libros son Aplicaciones constructivas (1966), El proceso de creación arquitectónica (1980), La esclavitud de los técnicos (1977) y otros sobre seguridad e higiene en en el trabajo.

Asimismo promueve la edición de la revista quincenal de arquitectura Nueva Planta.

Comenta