Carmela González, fundadora de Meigas y señora del folclore

Los insultos a la sarriana desencadenan la reacción de Fraga al boicot de AP en el Pabellón

MUY A SU pesar fue la protagonista indirecta del famoso mitin de Lugo en 1977, cuando Fraga se despoja de su chaqueta y se lanza a reventar a los reventadores en el Pabellón de los Deportes. Aunque la voz de Ramón Falcón y Antonio Pedrosa Latas también había sido apagada a gritos de “Fraga, Galicia no te traga”, los insultos dirigidos hacia Carmela González Ruiz (Madrid, 1925), _ las cuatro letras dichas de forma reiterada e injustificable _, son más hirientes y colman el vaso de la paciencia de Fraga, que no era un hombre precisamente dotado de ella.

Las versiones sobre lo ocurrido aquella tarde en el Pabellón siempre han encontrado puntualizaciones desde uno y otro bando, como si nadie estuviese de acuerdo con lo que sucedió. Y es como para no estarlo.

Los protagonistas de los insultos dejan patente que no están preparados para la democracia, que su comportamiento no tiene nada que envidiar a la prohibición de asambleas de donde se venía apenas dos años antes y que malamente se iba a construir una democracia con comportamientos parecidos.

Los seguidores de AP, aunque Fraga irrumpe ante ellos para disolver de un plumazo la provocación, saben que la imagen reflejada en la fotografía de Alfonso Rojo _ en el cromo _, en mangas de camisa y dispuesto a partir la cara a quienes vociferan, refuerza la fama de su carácter autoritario y no es positiva para el partido.

Por eso unos y otros aducen distintas versiones cada vez que se trata de relatar lo ocurrido, aunque básicamente se reduzca a insultos, provocación, arrancada de Fraga y desbandada. El fin es oscurecer los hechos y favorecer interpretaciones que dificulten la censura que merece el boicot y paliar lo que el impulso pueda tener de perjudicial para el político.

Carmela era vecina de Sarria desde su infancia. Casada muy joven con el médico forense Álvaro López Vizcaíno, vive con él en Canarias cuando es destinado allí y regresa a Sarria para realizar una intensa labor social a través de la asociación cultural Meigas e Trasgos, que ella funda en 1969 y desde la que convoca certámenes literarios, musicales, de pintura o de escultura. Por otra parte es autora de composiciones como ‘Galicia ten’ (himno de Sarria, 2002), la danza de la ‘Noite Meiga’ y ‘Virxe dos Remedios’.

El proyecto Meigas va ligado a su deseo de conservar y difundir el folclore, la música, la danza, música y la poesía, a través de grupos y de una coral que será la actual Polifónica municipal. También participa en otras actividades ya existentes como el San Xoán, la cabalgata de Reyes, O Entroido y Os Remedios.

Para su puesta en marcha recauda fondos de amigos y vecinos que devuelve poco a poco por riguroso orden que establece un sorteo anual.

La Noite Meiga que ella organiza en San Xoán también es una iniciativa para financiar el local de la asociación gracias a las aportaciones vecinales y a quienes pagan por participan en la fiesta de La Unión. El edificio se construye en O Chanto.

Gamallo, Cunqueiro, Manuel María, Novoneyra, Fiz Vergara Vilariño o Piñeiro pregonan aquellos saraos. Nadie se niega a Carmela porque la mujer fue tan tenaz como convincente durante los 25 años en los que está al frente de Meigas.

También fue concejal de Sarria con Eugenio Quiroga, pregona las fiestas el año 2005 y recibe un homenaje del ayuntamiento.

Los últimos años permanece en la residencia de A Pobra. Su “Galicia ten” suena durante su entierro interpretado por un grupo de gaiteiros. Cubre el ataúd el estandarte de la orden tercera de La Merced.

2 Comentarios a “Carmela González, fundadora de Meigas y señora del folclore”

  1. extremoizquierdo

    Responder a palabras con palos es como responder a pistolas con plutonio. Aunque ninguna de las cuatro ofensas es perdonable, pertenecen a categorías de infamia diversas.

    Yo estoy convencido de que Fraga salió demasiado bien librado (políticamente) de aquel envite. Y de que cuando arremetió contra los reventadores era plenamente consciente de que su “guardia de corps” (fiel al eterno modelo Mussolini-Hitler-Mosley-Quisling) le cubría las espaldas. Fraga sería muchas cosas, pero tonto no.

    Podría también ser que algunos de los presentes se sintiesen “estafados” por esa nueva democracia que lavaba su cara sin llegar a limpiar ni un gramo de mierda?

    Podría ser. De aquellos barros estos lodos.

  2. extremoizquierdo

    Por cierto Sr Cora, como periodista tiene usted algún comentario sobre la exhibición de “pressing catch” del Sr M.A.R? Se le conocían múltiples talentos, pero su “rudo” ante la “técnica” Andrea Ropero demuestra un conocimiento profundo de la lucha libre mexicana. Este chico llegará lejos, por lo de pronto el físico ya lo tiene.

Comenta