La cuna vacía

Por si se escapa el grano

El alcalde de Santo Domingo de Silos mantiene sus cuentas con cero euros de deuda. Ingresos corrientes a gastos corrientes, e ingresos extraordinarios a gastos extraordinarios. Punto.

Baja los impuestos y no tiene oposición. Consigue panes y peces todos los días y nos lo cuenta orgulloso en el mismo salón donde celebra los plenos.

Lucha contra la administración central, que no entiende o no quiere entender eso que ahora llaman con nombre pomposo la España Vaciada, como si hubiesen descubierto el Mediterráneo.

Emeterio Martín, alias Eme, que ese es el nombre del alcalde, y el resto de autoridades que conocen el territorio burgalés de la España V. se asombran de cómo Sánchez puede liderar esas marcas blancas que pretenden salvar las provincias, cuando ha demostrado no saber qué hacer con ellas.

Hay que puntualizar. Se asombran porque les parece incomprensible que alguien los apoye. Al de allí, que tiene una de las denominaciones más cursis que imaginarse pueda, Burgos Enraíza, le dan un diputado que saldría de la suma de los votos de Ciudadanos, de los que por lógica debe perder el PSOE y de los que arañen al PP y Vox.

Aunque no les dé para escaño, solo con evitar que los desengañados del PSOE y los desamparados de C,S confluyan en la derecha, los burgosenraizados habrán cumplido su demoledor papel político.

Y si la flauta suena y hay diputado, el éxito es redondo porque doblegará toda la hipotética fuerza de España Vaciada a la santa voluntad de Sánchez, de modo que los votantes habrán hecho un pan como unas tortas, y de vaciados pasarán a ser cornudos y apaleados.

Y si Teruel Existe repite con su diputado querrá decir que el vacío de España no es de territorio, sino de masa cerebral.

Comenta