Amor libre

Ahora que ZP ya está en su club, ERC comienza a preocuparse por otros detallitos que de acuerdo con su leal saber y entender sobran en España. De entrada hay que felicitarse por el hecho de que ERC se interese tanto por aspectos de la convivencia nacional, pues con ello demuestra que están equivocados quienes piensan que a Carod y compañía les importa un rábano lo que ocurra fuera de los països cataláns. Es falso. Lo van a ver.
Mañana mismo propondrán a la Comisión Constitucional que el 12 de octubre deje de ser la fiesta del Estado Español y el Día de la Hispanidad, por su origen franquista, porque en América suscita recelos y porque a ellos, que son muy mirados para estas cosas, les produce sarpullidos.
La fiesta del Estado Español pasaría al 6 de diciembre, día de la Constitución, y el día de asueto se compensaría el 9 de mayo, Día de Europa. Con este sencillo corrimiento de festividades queda fuera de calendario cualquier referencia a Colón, América, Reyes Católicos, Hispanidad y descubrimiento, que es una forma muy sutil de eliminar el protagonismo de España en aquellos episodios, sea cual sea la verdadera naturaleza del descubrimiento, la información que tenía Isabel o el auténtico origen de Colón.
Como se puede comprobar, ERC demuestra su gran apego por la Constitución que consagra la Monarquía parlamentaria y la indisoluble unidad de la Nación española, que no es moco de pavo.
Otro detalle más. A los republicanos catalanes les suena fatal que el proyecto de Ley Orgánica de Defensa Nacional exija a los soldados que hagan profesión de “amor a España”, cuando ése no es un requisito para entrar en las Fuerzas Armadas. Ellos consideran que con el respeto por los principios constitucionales, los soldados van que chutan y quedan libres para amar otros topónimos. Para que luego digan por ahí que se quieren separar.

Comenta