El rey desnudo

e_081211_114069391Tres charlatanes de largo oficio le hacen creer al rey que si se presenta ante sus súbditos llevando un traje elaborado con hilo invisible, diferenciará a los ignorantes de los inteligentes, pues sólo éstos últimos percibirán el terno.
El rey no ve nada, pero calla para no ser tildado de burro. Así es que se dispone a pasear por la ciudad y conocer el nivel cultural de su pueblo. Sabedores de las propiedades mágicas del hilo, los ciudadanos se deshacen en elogios sobre la elegancia de traje, hasta que un niño grita: ¡El rey va desnudo! Y todos admiten de repente que en efecto, el monarca va en pelota picada.
Ésta es la versión más divulgada de un legendario cuento, contado de nuevo por Andersen e integrante también de la colección del Conde Lucanor que recopila don Juan Manuel.
Las versiones posteriores a la de este último aplican al relato dos correcciones que hoy llamaríamos políticamente correctas, pues en la historia de don Juan Manuel quienes no pueden ver la tela no son los ignorantes, sino los hijos de padre desconocido. El cambio mejora el cuento, aunque haya que achacárselo a las indiscretas preguntas sobre la paternidad que realizaban los jóvenes lectores del Conde Lucanor y Patronio.
Otro detalle corregido fue el primer personaje que alerta del engaño. Don Juan Manuel no habla de ningún niño, sino de un negro, a la sazón palafrenero del rey, a quien no se le supone ninguna honra que perder, lo cual le permite manifestarse con total sinceridad: “Señor, a mí me da lo mismo que me tengáis por hijo de mi padre o de otro cualquiera, y por eso os digo que o yo soy ciego, o vais desnudo”.
Al precio que se han puesto los hilos invisibles, hoy suplimos su falta dejando abiertos algunos micrófonos que deberían estar cerrados, y así sabemos lo que por ejemplo piensa el presidente de la CEOE.

15 Comentarios a “El rey desnudo”

  1. scéptika

    Jabato, no me queda más remedio que unirme al coro de quienes te consideran un tipo con ideas muy claras y de una expresión transparente como el agua de alta montaña. Me quito el cerebro respetuosamente.

    Entiendo de pocas cosas, pero de economía, cero patatero. No me queda otro remedio, si no quiero permanecer en el pozo negro de mi gnorancia sino acudir a fuentes dignas de credibilidad. No sé cómo ni cuándo tuve noticia de un tipo que se dedica al estudio serio del tema. Y me voy a permitir, lo que creo que no he hecho nunca a fusilar unas cuantas ideas que le he leído al sabio.

    El hombre se llama Santiago Niño Becerra (1951), lo cual quiere decir, que a pesar del apellido, está en la edad de la madurez y el conocimiento. Es catedrático de Estructura Económica de la Facultad de Economía IQS [Universidad Ramon Llull] y publicó hace ya algún tiempo “El crash del 2010” en la editorial Los libros del Lince. Para comenzar este hombre considera que en realidad la crisis todavía no ha llegado, que lo que estamos viviendo en la actualidad no es la crisis, que llegará, sino la pre-crisis.

    Para el autor, la crisis, la verdadera-crisis la viviremos a partir de mediados del próximo año 2010, pues, como afirma: 1) lo-que-ahora-estamos-viviendo no es ‘la crisis’, sino la situación previa a la crisis que se manifestará cuando ya se hayan agotado los efectos que están produciendo los planes de ayuda-estímulo, y 2) lo que viene no es una recesión convencional, sino una crisis sistémica, por lo que ninguna comparación es válida excepto la comparación con la Gran Depresión: otra crisis sistémica”. Le da una duración aproximada de entre ocho y diez años, así que vayamos tocándonos la ropa. No olvidemos que el crash del 29 dio origen a la convulsa década de los 30 que terminó allá en el 45.

    Crisis sistémica es una crisis profunda que pondrá en cuestión la manera de hacer las cosas, y que es inevitable a pesar de los esfuerzos por sortearla mediante megainyecciones de liquidez, multimillonarias operaciones de rescate o hiperendeudamiento de los estados para escapar de ella: “se diferencia de la del 29 en que ahora la caída está produciéndose a más cámara lenta”.

    La obra comienza perturbadoramente con una cita de Jeremy Rifkin [ex secretario de trabajo con Bill Clinton]: “… no necesitamos una fuerza laboral masiva a modo de columna vertebral” y es la confluencia de tres “tendencias sistémicas profundas”: una mayor productividad sobrevenida [menor uso del factor trabajo para producir lo mismo o más] por un lado; un mayor endeudamiento [para compensar el subconsumo del factor trabajador en paro] y una sobreexplotación/despilfarro de las materias primas básicas hasta cerca del umbral de su irreversible agotamiento.

    En el análisis de la crisis sistémica que se avecina, puede sorprender a algunos la valentía, originalidad e independencia de pensamiento del autor, pues no solicita el “aval” de sus observaciones o conclusiones mediante el fácil recurso de citar a tal o cual reputado economista o premio Nobel de Economía, al contrario, como buen profesor nos pide que reflexionemos sobre los datos que aporta para llegar por nuestros medios a nuestras propias conclusiones. En este sentido el autor hace gala de la misma libertad de espíritu que muestra desde sus primeras llamadas de atención desde el 2005.

  2. jabato

    Agradecido por su comentario, Sra. Escéptika, y trataré de profundizar un poco más en la obra del profesor que Vd. menciona.

    De todas formas, sólo el extracto que Vd. recoge en su comentario basta para q

  3. jabato

    Agradecido por su comentario, Sra. Escéptika, y trataré de profundizar un poco más en la obra del profesor que Vd. menciona.

    De todas formas, sólo el extracto que Vd. recoge en su comentario basta para que me eche a temblar. Ojalá las predicciones de este caballero no se conviertan en realidad. El problema es que esto es un mero deseo; todos los indicios apuntan a que la Ley de Murphy se cumplirá: lo que va mal, siempre puede ir a peor.

  4. scéptika

    Jabato, mi querido y admirado amigo, o me tutea como hago yo, o empezaré a ustearle. No soy tan tan tan vieja, o al menos eso quiero pensar.

    Muy cordial saludo.

  5. MIA

    jabato y esce pese a que no teneis ni idea de “conamia”,como decia la gallega,estoy de acuerdo con vosotros de la a a la z en que cincodepieytreintachupando no hay conamia que lo resista

  6. SEito

    Si lo sé no entro a ver;ya me deprimo solo viendo como va la circulación en las autovías . Esa es otra, magníficas alfombras para excasas llantas, convertidas en llantos sin que Aído&Co haya hecho nada por frenar su desaparición, aún sin ser solo esa compañía, la única despilfarradora nacional .
    Hacer cientos de Kms sin notar en algún momento la necesidad imperiosa del adelantamiento, es como caminar calles vacías, no siendo domingo por la tarde o medidía . Acabará por dar miedo hacer lo que hice ayer, cuando en condiciones normales daría vértigo y cansancio .
    La radio hablaba de no sé qué árbol sagrado y un hombre que juraba el cargo . Cargueros de secano circulando invisibles mientras los ciudadanos desaparecen de la circulación .
    Sólo algún Gol mítico para ir tirando . Gracias Iniesta, producto de la cantera que nos recuerda el pico y la pala como redentores frente a tanta mierda de Marketing desestructurador .
    En la estepa castellana, el Cid cabalga las autovías .

  7. SEito

    escasa,excasas, todo se está convirtiendo en ex .

  8. COMPLEJitos

    No,si eso está claro.Aquí se sabe poco de Economía… y menos de Historia.
    Gran Depresión,años treinta,J.M. Keynes,intervencionismo,estimular la demanda con mayores gastos económicos ¿os suena?.

    Lo del Catedrático de Estructura Económica,me lleva a rememorar el descojone del Estatut,por cada Catedrático de Derecho Constitucional de reconocido prestigio que defendía la inconstitucionalidad del Estatuto de Cataluña nos podíamos encontrar a otro Catedrático de Derecho Constitucional de reconocido prestigio que sostenía exactamente lo contrario.

    Ya sé que la única posibilidad que tiene el PP de recuperar el Gobierno es que la economía se vaya a tomar por culo,pero es que a algunos se les nota demasiado ese anhelo.

  9. scéptika

    COMPLej, miamol, reprime un poquito la milk agria, cariño, que siempre muerdes el rábano por donde pica.

    Te aseguro que esa década prodigiosa que parece que está al llegar es posiblemente la última de mi vida y me acojono viva al pensar que viene rabiosa y torcida, gobierne quien gobierne. Desde luego puedes estar segurín de que esos que van a gobernar, sean quienes sean, no lo harán con mi voto.

    Ya te dije, y si no, lo digo ahora, que no emito un voto válido dsde hace casi dos décadas. A ver si así te quedas más tranquilo, tesoro. Smuakiss.

  10. COMPLEJitos

    Bueno,la verdad es que el párrafo final de mi comentario iba más bien dirigido a los Marianos,Sorayas,Ánsares,etc.

    Los dos primeros,respectivamente, para Jabato(“Y el sentido común me dice que es imposible salir de una crisis gastando más”) y para tí(“El hombre se llama Santiago Niño Becerra (1951). Es catedrático de Estructura Económica de la Facultad de Economía IQS [Universidad Ramon Llull]“).

    Lamento la confusión.
    Besos

  11. undefetrex

    cayman porsche s wallpaper

  12. undefetrex

    brooksstore

  13. undefetrex

    hanging tree cowdogs

  14. osolemioz

    sussex hang gliding

  15. going cold turkey off of tramadol

    crestor 10 mg decrease ldl by ,

Comenta