A media luz

A media oscuridad

Los récords en el precio de la luz se anuncian y reciben con la frialdad propia del horario de las mareas. Hoy la pleamar será a la 12.15 y el récord de la luz a las 17.45.

Se pretende que lo recibamos con el mismo talante de aceptación resignada. El mar lo mueve la Luna por encima de nuestros deseos y la tarifa eléctrica la suben las nueve musas cuando Apolo no las atiende y se enrabietan.

Sánchez, un pobrecito mortal, es ajeno a los manejos de Melpómene, que es una de las más influyentes, no en vano la tragedia cae dentro de sus competencias y de tragedias está plagado el campo al paso de las facturas.

Es alucinante la inanición del Gobierno en este asunto, espeluznante lo que callan los ministros de ambas bandadas e irritante lo que antaño opinaron sobre el mismo tema.

El galope hacia la miseria tiene en el precio de la luz uno de los caballos más veloces, pues como el covid 19, afecta por igual a empresas, clase media y familias vulnerables. Nadie se libra, aunque por supuesto las fuerzas de aguante son distintas y las estratagemas para amortiguar el impacto nos devuelven a los tiempos de los Grandes Inventos del TBO, años de posguerra, ingenio y cinturones apretados.

Leemos: “Ballesteros de Calatrava (Ciudad Real), el primer pueblo en independizarse de las eléctricas”. Olé tus bemoles, alcalde de Ballesteros. Lástima que solo tengas 400 vecinos a los que salvar, pero entre tú _ alcalde necesario _, y Sánchez _ personaje contingente _, hay un abismo de cualidad que te debería servir para aterrizar mañana en la Moncloa y para que se fuese el otro de alcalde a tu pueblo, pobre Ballesteros de Calatrava.

Por cierto, otro titular de ayer. La Moncloa cuesta siete millones de euros más con este rapaz. Ya está dicho todo.

Un comentario a “A media luz”

  1. Ramón

    Mientras esa prensa que representa a “la superioridad moral de la izq” siga teniendo la inmerecida audiencia e influencia que demasiados le conceden, habrá Sánchez pars rato.

Comenta