El gran dictador

El bigote es de derechas, la barba, de izquierdas

Cada año se convoca el concurso de redacción infantil ¿Qué es un Rey para ti? Propongo que se amplíe con una subsección para adultos bajo el título ¿Qué es el régimen cubano para usted?

En estos últimos días ha quedado de manifiesto que tanto el presidente del Gobierno como otros altos dirigentes de la nación, incluida Calviño, presentan ciertas lagunas en su educación, como si ese día no hubiesen ido a clase, o hubiesen estudiado el bachillerato bajo los efectos de un narcótico, o bajo las directrices de la ley Celáa, que ya sabemos que no, porque todos ellos pasan de los 50 años y entonces no había.

Por si se les ha escapado, conviene recordarles que el artículo 5 de la Constitución cubana de 1976, establece como el Partido Comunista actuará como partido único, al que define como fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado; todo lo cual se parece mucho a los principios inmutables del Movimiento Nacional español, escritos unos cuantos años antes.

A nuestros amados líderes se les llena de boca de esponjosa contundencia para afirmar que el régimen franquista, que ni por asomo produjo las calamitosas consecuencias del cubano, fue una dictadura de tomo y lomo, que lo fue, y sin embargo el castrismo es… yo qué sé, una especie de desahogo intelectual que el pueblo de la isla ni sufre ni padece porque se alimenta de discursos y contra el que es lícito disparar si protesta porque ha demostrado ser un comemierda contrarrevolucionario.

¿Cómo lo van a llamar dictadura si muchos de ellos aspiran a entronizarse en el poder español como ellos lo hicieron con la vaina de la revolución?

De modo que ya lo saben. Para ser dictador tienes que haber nacido en Ferrol. Los descendientes de Láncara gozan de bula.

Un comentario a “El gran dictador”

  1. Ramón

    Acuerdo total.
    Había que preguntarles que opinan de las incautaciones, no indemnizadas, de los bienes de muchos gallegos.

Comenta