Luz Mary canta en la sala donde comienza Serrat

La lucense forma parte de la orquesta Kalú-96 antes de casarse

SU MADRE ERA de Guitiriz y su padre, de A Fonsagrada, pero a sus hijos los tienen a medio camino de ambas poblaciones, en el barrio de San Roque de Lugo. Ella, María de la Luz López Lobeiras (Lugo, 1949), siente desde muy niña el tirón de la música y el cante, como esas criaturas a las que hoy encumbran de la noche a la mañana en programas televisivos de explotación infantil.

Como en aquella época no los hay, la muchacha se traslada a Coruña para educar su voz, aprovechando que allí residen unos familiares dispuestos a acogerla. Con apenas 16 años se siente con fuerzas para conquistar una de las plazas más difíciles de la península, pero también una de las que ofrecen más posibilidades, Barcelona, y da un nuevo salto en su carrera hacia la ciudad condal.

Allí lo intenta en los locales donde acogen actuaciones de cantantes y entra en contacto con músicos y compositores. Como primera medida busca un nombre artístico y lo encuentra en el suyo propio, con leves modificaciones, Luz Mary.

Lo suyo son los boleros y la canción ligera sin más apellidos. Consigue actuar y el compositor Esteban Puch escribe para ella una veintena de composiciones. Son títulos como Dolor y Les brindo ye yé, que después grabará la hispano-cubana Gina Baró.

En su repertorio añade otras que están de rabiosa actualidad, como Tres cosas hay en la vida y La chatunga, que defiende Luis Aguilé allí donde quiere que vaya.

Uno de los locales con más historia en la noche barcelonesa, donde Aguilé chatunguea es el Emporium y a su escenario se subirá también Luz Mary.

El Emporium no es un sitio cualquiera ni mucho menos. Nace como night-club en 1927, fundado por Emilio Serrats Soler que en su nombre homenajea al yacimiento de Ampurias en su L´Escala natal.

Está en la calle Muntaner, que a su vez dará nombre a otros locales que le sucederán en el mismo local.

En su tiempo tuvo servicio de señoritas que se alquilaban para aprender con ellas los bailes modernos y también de alterne, no se crean, pero eso es historia. Lo más importante del Emporium para Luz Mary es la nómina de personajes que han actuado allí. Tomen nota: Josephine Baker, Jacques Brel, Charles Aznavour, Gilbert Becaud, Juliette Greco, Los Tres Sudamericanos, el Dúo Dinámico, Tete Montoliu, el citado Aguilé y Joan Manuel Serrat, al comienzo de su carrera el año 1966, precisamente cuando allí también actúa Luz Mary.

Luego cambia de manos y de destino hasta acabar siendo la Sala Muntaner de teatro cuando cierra. La lucense, que se declara admiradora de Conchita Bautista y de Raphael, será artista de la sala Bolero y durante el verano de 1967 recorre con una orquesta los principales hoteles de la Costa Brava.

El amor aparece en su vida y decide poner fin a su carrera como cantante. No obstante dedicará sus últimos meses de soltería a ser la voz de la orquesta Kalú 96 y recorrer con ella la provincia de Lugo, quizá con el fin de que aquí también se le recuerde, porque en su patria chica nunca había actuado.

Sarria, Monforte, A Fonsagrada, Foz y el Festival de Navidad en Lugo son algunas de las plazas en las que actúa con la Kalú. A ella le hubiese gustado triunfar en el Festival del Mediterráneo, y de ahí… Es lo que acaba de hacer Julio Iglesias en Benidorm, pero ella ya tiene fecha para la boda. Su actuación en la renombrada “Sala de Fiestas Miramar de San Ciprián” en marzo de 1968 le sirve de despedida de los micrófonos.

El domingo siguiente se casa en la Nova con el almeriense José Vergara Martínez, con el que tendrá dos hijos, José Antonio y María Dolores. En un segundo matrimonio con Manuel Gómez Lobeiras tendrá el tercero, Asdrúbal.

Residirá en Gijón, donde fallece el 26 de agosto de 2015.

Comenta