Presupuestos CDM

Impresionante aspecto del Parlamento italiano

Se llaman Presupuestos Generales, pero cuando le añaden algún adjetivo a mayores suele ser para echarse a temblar.

A veces anuncian que van a ser unos presupuestos progresistas y entonces ya sabes que no habrá dinero para conservar las piedras viejas, los castillos, los monasterios y los cromlech, porque todo se va a ir a la creación de espacios intermodales para el expresionismo catatónico del espíritu sublevado.

Están muy bien esos espacios, no digo que no. La gente necesita sitios cómodos y con calefacción para expresarse a gusto. Si Miguel Ángel los hubiera tenido, en vez de hacer la Capilla Sixtina, habría hecho la catedral entera.

Lo mismo digo si se anuncian presupuestos conservadores, de recortes, o austeros. Entonces el temblor te llega porque se detendrá la obra pública y el riego asfáltico; no se hará aquella carretera para llegar a los Picos de Europa que tanta falta hace, ni se aumentará la plantilla de los hospitales públicos, que los pobres están muy achuchados.

Lo que nunca se oye, y mira que se lo recordamos, es que vayan a acometer unos presupuestos que contemplen el adelgazamiento de las estructuras administrativas en lo que se refiere a la abundancia de políticos, un terreno donde el bísturí quitagrasas pueden profundizar hasta el tuétano y eliminar gasto a punta pala.

Italia lo acaba de hacer, aunque sea tímidamente, y no pasa nada. Todo lo contrario, es una manera de conseguir que al ciudadano le duelan menos los impuestos que le obligan a pagar.

No hay ni un solo estudio que justifique la inmensa mochila de cargos públicos que arrastramos y que para colmo de males, no valen para nada cuando pintan bastos, como ahora.

Ni progresistas, ni austeros, ni sociales. Necesitamos Presupuestos CDM, o sea, Presupuestos como Dios manda.

Un comentario a “Presupuestos CDM”

  1. bernardoarre

    Hombre señor Cora, cuente toda la historia

    Italia baja de 630 diputados a 400, 315 senadores a 200. En España no estamos tan mal, con 350 y 258, aunque eliminar el Senado podria ser una idea aceptable.

    El House of Commons tiene 650, el Bundestag 709, la Assemblée nationale 577. Ya ve usted.

    Reducir representantes es una posicion populista y un “falso ahorro”. Al final de lo que se trata es de que hagan su trabajo, porque si lo hacen con el sueldo que cobran (no tan alto comparado con la empresa privada, por ejemplo) es el dinero mejor gastado.

Comenta