Quiroga y Uriarte

arantxa1

La ortodoxia vaticana va a estar mejor representada por la presidenta del Parlamento vasco, doña Arancha Quiroga, que por el obispo de San Sebastián, monseñor Juan María Uriarte. Si esto no es una revolución en toda regla, que baje san Ignacio de Loyola y lo vea.
Viene a ser como si Albert Boadella se convirtiese mañana en el conseller de Cultura i Mitjans de Comunicació, y Melendi, en el abad de Montserrat.
O no. Mejor como cuando Rouco era arzobispo de Santiago y Toñi Vicente vendía las vieiras más gordas de Galicia a precio de berberecho.
Quiroga, o sea, la presidenta del Parlamento vasco, no Quiroga Palacios, es un mujer hecha y muy derecha, a la que un día llamaron la niña de los ojos de Aznar; lo cual nos recuerda tremendamente a la Chacón para con los de ZP. Las dos caperucitas van bien encaminadas. Una en el legislativo y otra en el ejecutivo, pero bien.
De Quiroga es admirable su férrea voluntad de ir contra corriente en un terreno inhóspito, no tanto por el terreno en si, como por algunos de sus paisanos que decidieron hacer de aquella tierra un saloon con un sheriff amañado.
Casos así, como los que arrostran Arancha Quiroga, Juana de Arco, o Madame Curie, son equiparables a los de Misiones, pero sin salir de casa. Durante años doña Arancha tuvo que sentirse como esa Caperucita atravesando el bosque del lobo. Parece ser que encontró la salida. Loado sea el Señor.
Sin embargo, el papel de Uriarte diciendo lo mucho que sufre porque los familiares de los presos vascos tienen que desplazarse un porrón de kilómetros a través del bosque para visitar a sus seres queridos, qué quieren que les diga, no parece una causa que levante demasiados entusiasmos.
Especialmente a Caperucita.

39 Comentarios a “Quiroga y Uriarte”

  1. madialeva

    Es que lo de Monseñor Uriarte, con todos los respetos, ya huele. Qué digo huele, ¡ya hiede!
    A este paso vamos a llegar, y perdónenme el sarcasmo a costa de un asesinado, al disparate de que si un etarra (pobrecito, es tan hijo del Señor como todos) al matar a un concejal sufre un esguince en la muñeca por el retroceso de la pistola al dispararla, aún llegará Monseñor Uriarte a rogar cristianamente a la familia del muerto que le pague al etarra los gastos de curación y la posterior rehabilitación en el fisioterapeuta.
    Este deplorable miembro de la Iglesia podría muy bien hacer suyo este discurso: La criatura, hombre, angelito, al cabo él sólo es un luchador por la libertad de su nación y, total, ¿qué es lo que hizo, a ver, qué? Pues pegarle un higiénico tirito en la nuca a un ciudadano, pues vaya, menuda cosa, si casi ni se enteraron los transeúntes que llenaban aquella acera, huy, cómo silbaban mirando para el otro lado, hay que ver…

  2. celestino

    Se le ve pletórico Sr. de Cora; será la primavera…

    Hombre, comparar a esta señora con Juana de Arco y Madame Curie? no se habrá pasado usted un poco?.

    Que vaya defendiendo las palabras del Papa sobre el uso del preservativo; me parece una auténtica barbaridad y una irresponsabilidad.

    Que se declare ultraconservadora y nacionalista (española); simplemente puede entenderse como un cambio de collares; tampoco es relevante.

    Que no sepa euskera? bueno, muy “vamos a gobernar para todos” no parece, pero ellos sabrán.

    Quiénes creen que perderán más votos en España por este pacto PP/ PSOE?

    Mi opinión? dentro de 4 años mayoría nacionalista (vasca) de nuevo.

  3. celestino

    Me ha resultado mucho más divertido que la Sra. Quiroga gallega (Pilar Rojo) ha instado a los presentes a cantar el “himno nacional” gallego. Buen estreno.

  4. SEito

    La verdad que a mi de Quiroga lo que me parece interesante es si tiene ascendencia gallega, del Lugo Sur, olvidado por la Capital ensimismada en La Alameda;siempre me parece más Orense que otra cosa . Quiroga, Peares, buenos vinos y embajadores entrañables . Será la luz, de la que tan necesitados están por allá arriba .

  5. rois luaces

    ‘Vai pacer as queirogas’ es una forma muy nuestra de mandar, como dirían nuestros amiguitos que ’se di’ ‘a fritir espárragas’. ‘queiroga’ es una variedad de brezo; es palabra que hay quien cree derivada de ‘queira’, forma antigua de ‘caleira’ o sea, de ‘cal’, ‘caliza’. Así que Quiroga, como Saavedra, ahora, antes o más antes, son apellidos gallegos. (Como probablemente Blanco y Garrido, las otras alternativas a la presidencia).
    Y din os rumorosos que qué ben!

  6. SEito

    Gracias Rois, hice mal la pregunta, pues iba referida a la de la foto . Y por suspuesto lo de Saavedra_de donde le iba a venir su inventiva a Don Miguel que adermás llevaba un Cervantes_ al igual que creo los casos de Blanco y Garrido .

  7. jabato

    Muy de acuerdo con el Sr. Celestino, en los primeros párrafos de su post: me parece exagerado comparar a la Sra. Quiroga con Juana de Arco. Esta señora tiene un amplísimo campo por delante para demostrar su valía, pero de momento es un campo virgen; a ver cómo lo cultiva.

    Todo ello, sin menospreciar en absoluto el mérito que supone nada más que estar ahí, en las condiciones en que han de hacer política (y vivir el día a día) los que no son nacionalistas en el País Vasco.

    No tengo referencias de que esta señora se haya declarado “ultraconservadora y nacionalista española”. Supongo que esto será una interpretación del Sr. Celestino, marcada (como las mías) por la tendencia ideológica.

    Desde luego, si ha apoyado la postura del Vaticano con respecto al preservativo, se trata de una auténtica estupidez (lo que no quiere decir que la señora sea estúpida, hasta los más preclaros dicen alguna tontería).

    Por tanto, más que juzgar a esta señora, esperar y ver.

    Se pregunta a continuación el Sr. Celestino qué quiénes perderán más votos en España a causa de este pacto. Ahí sí que no estoy de acuerdo. Pienso que no tendrá ningún coste a nivel nacional para ninguno de los partidos, antes al contrario.

    En lo que volvemos a coincidir es en el pronóstico pesimista sobre el futuro: muy bien tendría que hacer las cosas el nuevo Gobierno Vasco para impedir que, dentro de 4 años, se reedite la mayoría nacionalista.

    Sobre Monseñor Uriarte, poco que decir ya. La Iglesia está obligada, por su propia esencia, a ser compasiva con todos los que sufren, y a no juzgar en este mundo, ya que su reino y su justicia son del otro. Hasta ahí, todo muy bonito y todos de acuerdo (al menos yo).

    El problema surge cuando la posición de la Iglesia evoluciona hacia la equidistancia entre el asesino y la víctima, posición en la que lleva décadas la Iglesia vasca. Ello contradice claramente las enseñanzas evangélicas. Y eso, cuando no se acercan más al terrorista que a la víctima, que también se han dado casos.

    Con todo el respeto hacia la jerarquía eclesiástica (soy creyente sin reservas y católico con opinión propia), las posiciones mantenidas por el Obispo Setién (de infausto recuerdo) y ahora por Monseñor Uriarte, son absolutamente repugnantes.

    Claro que no es más que reflejo de otras situaciones que se producen en ámbitos similares: en el asesinato (terrorista, en este caso) hay dos actores, el asesino y (muy a su pesar) la víctima. Cuando se detiene al autor del delito, se le ingresa en una cómoda cárcel, desde donde va a estar durante años protestando por su situación, pidiendo clemencia, reclamando sus derechos, etc. Y tras él, como es lógico, su familia. Y tras la familia, los peneuves de turno para subvencionar a los “hermanos descarriados”.

    El muerto, en cambio, no protesta. No pide nada, no reclama nada, no pide indulto ni negociación. Así de duro es. El muerto no tiene quien le defienda, ya cumplió su papel en este drama sirviendo de blanco al disparo del asesino. ¿A quién le importa el muerto? ¿A quién le importan las víctimas?.

    A Monseñor Uriarte, desde luego que no. Si fuera de otra manera, se estaría callado. No digo tampoco que tuviera que salir a la calle a perseguir a los terroristas, pero sí mantener un prudente silencio.

    Que caiga en la trampa la progresía filonacionalista, no me extraña. Alguna izquierda de este país sigue viendo a ETA precisamente como eso, un “hermano descarriado”. Ahora bien, que en el mismo endemoniado cepo ideológico caiga un padre de la Iglesia, me parece, como dije, absolutamente repugnante.

    De todas formas, no olvidemos que (parafraseando el título de cierto libro de bastante éxito hace años) “ETA nació en un Seminario”.

  8. cuniqueeee????

    Llevan cinco años en los que fundieron hasta las muelas de oro de montezuma y ahora buscan los trillones en el cinturon de los peperos.

  9. orensano

    Quiroga, apellido gallego de Orense

Comenta