Indulto y ausencia

El ministro anuncia la tramitación del indulto

El indulto es un trámite que se inicia a partir de la solicitud que realiza el condenado y que rara vez concede el Gobierno. En los últimos tiempos ronda el uno por ciento de los tramitados.

Si en el caso de los golpistas catalanes estamos en ese momento, quiere decir que la ley contempla la posibilidad de llevarlo a cabo y que lo ha solicitado. Otra no cabe.

Como es fácil suponer, para que el Gobierno acceda a conceder esa escasísima proporción de medidas de gracia se tienen en cuenta diferentes exigencias como por ejemplo, según en cada caso, la asunción de la condena, la conciencia del delito, la reinserción, el propósito de la enmienda, la promesa de no reincidir y otras.

Como verán, hemos utilizado terminología jurídica y religiosa, porque el indulto, en sí mismo, está emparentado con el perdón de los pecados, las indulgencias y la clemencia.

Si no estuviésemos acostumbrados a que nos las den con queso, todo lo anterior serían excelentes noticias. Se cumplen los requisitos, se concede; no se cumplen, no se concede, que es lo habitual. Pero algo nos dice que no se van a cumplir y que se va a dar.

No hace falta ser mal pensados, nos lo está diciendo la ausencia del Rey en Barcelona para la entrega de despachos a los nuevos jueces, el mayor agravio de los varios que ya ha cometido este Gobierno en contra de la autoridad del Estado y en contra de la monarquía.

Este es un punto de inflexión que si se deja pasar a título de inventario nos lleva directamente a la ruptura democrática y entonces los golpistas no serán los juzgados, sino quienes los juzgaron.

El precio de Sánchez es demasiado caro, demasiado indigno y demasiado peligroso. Como dice el famoso poema de Niemöller, después de guardar tantos silencios, cuando vengan a por nosotros, no habrá nadie que pueda protestar.

3 Comentarios a “Indulto y ausencia”

  1. bernardoarre

    Hemos sufrido cosas peores

    https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Galaxia

    “Finalmente las condenas fueron solo de siete meses para Tejero9​ y de seis meses y un día para Ynestrillas,1​ las penas mínimas.13​ Ninguno de ellos perdió su rango militar, incluso Ynestrillas fue posteriormente ascendido a comandante.1​ La agencia EFE y Diario 16 publicaron que los dos condenados celebraron el fallo en una cafetería cercana a la sede del Gobierno Militar de Madrid —donde había tenido lugar el consejo de guerra— entre amigos y bebiendo champán.1​13​ ”

    Ya sabemos como termino la fiesta..

  2. bernardoarre

    A pesar de que estos ultimos no trabajaban “las urnas” sino “los tanques”.. No es lo mismo.

  3. Caplan

    Podriamos decir que todo da igual y es lo mismo arre que soooo, podríamos decir beeee y seria lo mismo podríamos decir cualquier cosa y sonaría igual, lo cierto es que llueve sobre mojado y las palabras ya no definen las cosas ni tienen importancia, o casi.
    Nos las han metido, palabras y acciones, con manteca y o nos ha gustado o no nos enteramos porque estamos lobotizados o somo imbéciles del todo , lo cierto es que unos hacen lo que les da el gusto del momento y otros ajo y jo.derse.
    Yo creo en una catarsis ¿ cuando ? ni p idea , si que la habrá porque motivos haberlos haylos.

Comenta