Izquierda Pompilio

El Numa Pompilio

El Numa Pompilio, ese restaurante de lujo al que acude Monedero para reponer fuerzas después de arengar a las masas en contra de Ayuso, no tiene huevos de esturión en su carta y es una lástima porque la estampa de Juan Carlos en un local bautizado con el nombre del segundo rey de Roma sería la portada idónea para un libro sobre la izquierda caviar.

En los Estados Unidos la llamaron Socialismo Gucci, y en Barcelona, cuando la penúltima de la noche se tomaba en Bocaccio, tuvieron la feliz ocurrencia de crear la gauche divine, que es la síntesis de todos los placeres, corazón de izquierdas y estómago de derechas. Monedero y los Iglesias discurren por la misma senda.

“Contra Franco vivíamos mejor”, pensará el intelectual de izquierdas y comesal de derechas; pero como ya no está, nada mejor que inventarse un Franco al día. Que si la memoria, que si el Valle, que si Meirás. Franco es un fantasma que revive con ímpetu en manos de estos diletantes que aman el lujo y odian a quien lo disfruta.

En Australia tuvieron la humorada de llamarles Chardonnay socialism porque uno de los vinos más caros del mundo, el Montrachet de Domaine de la Romanée Conti, se hace con esa uva. No digo que sea el que le están sirviendo a Monedero, pero para el caso es lo mismo. Nadie, salvo cínicos redomados, alaba la miseria, el hambre y el chavismo. Lo suyo es tomarse un Romanée Conti para regar un risotto de sémola con colmenillas, que es una de las especialidades del Numa Pompilio. Eso sí que mola.

Pero tampoco tiene ningún mérito. Es tan viejo como el mundo. El caviar, el Chardonnay y el risotto ya los había descubierto la red set desde que las cigalas se comen en banastas. La aportación de Monedero es que ahora se puede ser republicano y solazarse en un local con nombre de rey. Ha nacido la Izquierda Pompilio.

Un comentario a “Izquierda Pompilio”

  1. Caplan

    En realidad lo de Monedero está orquestado, está acordado con sus filas, con sus votantes pues les dice ¡ si yo lo hago , vosotros podréis hacerlo también ! solo os muestro el camino, os amo y quiero que todos vosotros me acompañéis en esta mesa algún día y por lo tanto da esperanzas a los afligidos del mundo.
    Otros de los suyos dirán¡ mira ese hijo de p..ta ! y alguien responderá , si lo es , pero es nuestro hijo de pu..a. Esta frase anterior no es ocurrencia mia.

Comenta