Que los detengan

No alzan ni la suela del zapato de George Bernard Shaw

Enanos mentales incapaces de unir correctamente vocales y consonantes han encontrado una aguja de marear con la que pretenden pasar a la historia, pues aunque su obra creativa completa arroje como resultado un cero absoluto, su obra destructiva avanza gracias al papanatismo y la estulticia de una sociedad inerme que los contempla con la duda de saber si tienen razón o no.

Son los abanderados de la corrección política, subvencionados por el buenismo, pagados por el multiculturalismo y educados en el burrismo.

Se han cargado Lo que el viento se llevó, andan detrás de Colón y obligaron a que los descendientes de Agatha Christie consintieran un cambio de título ante el pánico por perder algo de pasta. Si se levanta la escritora les da a todos así, con el envés de la mano, para no contagiarse de ignorancia.

Ahora le toca el turno a George Bernard Shaw, atacado por los aspirantes a actores de la Escuela de Arte Dramático de Londres, gente que antes de aprender viene dando lecciones por obra y gracia de esta corriente repulsiva, corrompida y anormal.

No quieren representarlo, dicen los pipiolos, porque era fascista, como si para leer a Dante hubiera que exigirle su pertenencia al Partido Demócrata, o a cualquier otro nido de cánones de belleza.

También se cargan a todos los autores del XVII al del XIX, y más allá, por imperialistas y negreros, de tal forma que acabarán por representar únicamente el tam-tam de la selva. Y ni eso, porque el Mau Mau era asaz nacionalfascista.

El arte dramático, desde Grecia hasta hoy, ha sido lo que el mundo ha sido, y estos cómicos de medio pelo carecen de la más mínima autoridad para censurar ni a Plauto, ni a Bernard Shaw, ni a las marionetas de Chacolín, manejadas por el padre de José Luis Moreno.

3 Comentarios a “Que los detengan”

  1. Tolodapinza

    Es el “diktat” que ahora mola, como dicen los ‘modernos’. Descubrir el Mediterráneo, aprovechando el huracán de corrección-inclusión, para condenar a autores consagrados… porque lo digo yo. Es el famoso minuto de gloria para gentes de cerebro escaso pero de gran arrogancia. Qué se lle vai facer.

    Pronto veremos prohibir o denigrar a Pío Baroja por asocial, a Pérez Galdós por misógino y a Valle-Inclán por facha. Y Lope de Vega que no se ponga tonto, que también iremos a por él, no en vano era sacerdote y sin embargo le tiraba sobremanera el mujerío.

    Pero lo peor no es eso, sino que los necios que alcen el estandarte de ese tipo de prohibiciones serán tratados de «héroes visionarios que rompen los velos que nos cegaban».

    Pues muy bien.

  2. bernardo arre

    Por lo que yo entiendo los estudiantes no piden dejar de representar a Shaw, sino solamente que su nombre se retire de uno de los cinco teatros del RADA, uno de los pequeños por cierto.

    Piden que se dejen de producir obras con contenido abiertamente racista o imperialista.

    https://www.dailymail.co.uk/news/article-8727849/RADA-students-demand-George-Bernard-Shaws-dropped-drama-schools-theatre.html

  3. bernardo arre

    Por si alguien esta interesado este el documento completo, de mas de 100 paginas. El tema de Shaw es solo mencionado en dos lineas y solo una entre cientos de recomendaciones.

    https://drive.google.com/file/d/1gi7CYsU3Hr7tRdjGES1tvv4a-RoOaZex/view

Comenta